“Lo­gré to­do en el fút­bol”: Ochoa

Ga­briel Ochoa Uri­be, exar­que­ro y ex­téc­ni­co del Amé­ri­ca, re­ci­bió un ho­me­na­je de va­rios ami­gos en el Ata­na­sio Gi­rar­dot, en el clá­si­co de ro­jos.

El Colombiano - - DEPORTES - Por LUZ ÉLIDA MO­LI­NA MA­RÍN MA­NUEL SALDARRIAGA

El mé­di­co Ga­briel Ochoa Uri­be no de­ja de ser un con­ver­sa­dor pu­ro, con una me­mo­ria en­vi­dia­ble y una men­te lle­na de re­cuer­dos, glo­ria y fe­li­ci­dad.

A sus 87 años, ya con un ca­mi­nar más len­to y pau­sa­do, vol­vió a pi­sar la gra­ma del Ata­na­sio Gi­rar­dot, y lo hi­zo pa­ra re­ci­bir un ho­me­na­je que lo emo­cio­nó has­ta lo más pro­fun­do, pues en la can­cha es­ta­ba uno de sus gran­des amo­res en el fút­bol: Amé­ri­ca.

Sus ami­gos Raúl Gi­ral­do (ma­yor ac­cio­nis­ta del DIM), Hum­ber­to “Tu­cho” Ortiz y El­kin Con­go­te, a quien con­si­de­ra co­mo un hi­jo, pre­pa­ra­ron to­do pa­ra dar­le un re­co­no­ci­mien­to al téc­ni­co más ga­na­dor del fút­bol co­lom­biano (7 tí­tu­los con Amé­ri­ca, 5 con Mi­llo­na­rios y uno con Santa Fe).

Así, con los ro­jos del Va­lle a un la­do y los de An­tio­quia al otro, el mé­di­co hi­zo el sa­que de ho­nor y dis­fru­tó de una no­che de fút­bol, en su tie­rra, a la cual no ve­nía des­de ha­ce más de dos dé­ca­das.

“Fue un mo­men­to muy es­pe­cial, un ho­me­na­je pre­cio­so, sen­ci­llo, pe­ro de un com­po­nen­te afec­ti­vo y emo­cio­nal gi­gan­te, al­go in­su­pe­ra­ble. Lue­go de 22 años mi pa­pá vol­vió al Ata­na­sio, en un mar­co es­pec­ta­cu­lar, es­ta­mos muy agra­de­ci­dos por ese ges­to del Me­de­llín”, di­jo su hi­jo, el mé­di­co Ger­mán Alberto Ochoa Pe­rea.

Pa­la­bras que con­fir­ma el lon­ge­vo en­tre­na­dor. “Muy agra­de­ci­do con los ami­gos por el ges­to que tu­vie­ron con­mi­go, fue lin­do re­gre­sar al es­ta­dio, y re­cor­dar esos mo­men­tos de glo­ria en es­ta ciu- dad, sa­bien­do que al fren­te es­ta­ban los chi­cos del Amé­ri­ca, club al que le di glo­ria y tí­tu­los que me lle­na­ron de fe­li­ci­dad”, di­jo el ex­por­te­ro, quien mar­có his­to­ria co­mo ju­ga­dor y en­tre­na­dor pro­fe­sio­nal.

Su es­po­sa Cecilia Pe­rea y sus hi­jos es­tán sor­pren­di­dos por la fuer­za que sa­có el mé­di­co, no so­lo pa­ra via­jar a la ca­pi­tal de la mon­ta­ña, sino pa­ra ir al es­ta­dio y ca­mi­nar por la gra­ma, el sá­ba­do. “Es­ta­ba real­men­te muy emo­cio­na­do, muy fe­liz”, ex­cla­mó su hi­jo Ga­briel.

Aho­ra, ale­ja­do de las can­chas des­pués de de­jar hue­lla, de­di­ca­do a la fa­mi­lia, a los nie­tos y a los re­cuer­dos, Ochoa Uri­be no de­ja de ver fút­bol y ha­cer­les fuer­za a los ro­jos del Va­lle del Cauca.

¿Có­mo fue ese re­gre­so al Ata­na­sio?

“Ma­ra­vi­llo­so, es el me­jor re­ga­lo que me han po­di­do dar, vol­ver a mi be­lla An­tio­quia, com­par­tir con ami­gos, de cuan­do era un ni­ño y ju­gué con mu­chos ami­gos que des­pués fue­ron del Po­de­ro­so”.

¿Le gus­ta­ría vol­ver a vi­vir en Me­de­llín?

“Vol­ver a Me­de­llín a lu­char co­mo lu­ché en otra épo­ca es di­fí­cil, Ca­li nos abrió las puer­tas y nos per­mi­tió vi­vir mu­chas ale­grías, le di a esa ciu­dad mu­cho, lo me­jor de mí, so­lo ten­go ca­ri­ño y res­pe­to por esa ciu­dad que me adop­tó co­mo un hi­jo y en la que lo­gré tan­tas co­sas”.

¿Ve al Me­de­llín y al Amé­ri­ca en fi­na­les?

“Sí, am­bos tie­nen bue­nos equi­pos y una his­to­ria lle­na de re­cuer­dos glo­rio­sos, hin­cha­das fie­les que los res­pal­dan y eso es lo que con­vier­te a los ju­ga­do­res en ga­na­do­res y re­fe­ren­tes”.

Un men­sa­je pa­ra los hin­chas...

“Que si­gan apo­yan­do sus equi­pos que crean en el fút­bol co­lom­biano, que si­gan yen­do a los es­ta­dios a vi­vir la ale­gría que dan los tí­tu­los y la glo­ria”.

¿Qué le fal­tó por lo­grar en el fút­bol?

“Na­da, to­do lo lo­gré, lo vi­ví to­do con pa­sión y fe­li­ci­dad, de­jé hue­lla y con eso me sien­to sa­tis­fe­cho”

FO­TO

El mé­di­co Ga­briel Ochoa Uri­be, acom­pa­ña­do de Hum­ber­to Tu­cho Ortiz, Raúl Gi­ral­do, el téc­ni­co Luis Zu­bel­día y El­kin Con­go­te, an­tes del sa­que de ho­nor en el Ata­na­sio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.