Al­cal­día de El Car­men bus­ca jus­ti­cia pa­ra mu­jer ata­ca­da

El Colombiano - - METRO - Por RO­DRI­GO MAR­TÍ­NEZ ARAN­GO

An­te la fal­ta de de­nun­cia por la agre­sión a una mu­jer por par­te de un hom­bre en el ba­rrio Bue­nos Ai­res de El Car­men de Vi­bo­ral, la Al­cal­día de esa lo­ca­li­dad del orien­te an­tio­que­ño pre­sen­tó un es­cri­to a la co­mi­sa­ría de fa­mi­lia y a la Fis­ca­lía pa­ra que in­ves­ti­guen el ca­so.

El al­cal­de de la po­bla­ción, Nés­tor Fer­nan­do Zuluaga, di­jo que en el do­cu­men­to sos­tie­ne que los he­chos pue­den con­fi­gu­rar­se co­mo un de­li­to, por lo que la Fis­ca­lía de­be ini­ciar la in­ves­ti­ga­ción de ofi­cio, así no exis­ta una de­nun­cia.

“En­ton­ces, si la jus­ti­cia

apli­ca la nor­ma co­mo se de­be ha­cer, al ata­can­te hay que ini­ciar­le un pro­ce­so en el cual de­be res­pon­der por es­ta agre­sión”, de­cla­ró el man­da­ta­rio.

Luz Imel­da Ochoa, se­cre­ta­ria de las Mu­je­res de An­tio­quia, ase­gu­ró el do­min­go que “si na­die de­nun­cia el he­cho, lo ha­ré yo” y ma­ni- fes­tó que el de­li­to no es le­sio­nes per­so­na­les sino vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar.

Un vi­deo que fue vi­ral el fin de se­ma­na pa­sa­do, mues­tra los he­chos ocu­rri­dos al­re­de­dor de las 2.00 a.m. del sá­ba­do pa­sa­do.

La pro­fe­sio­nal de la Se­cre­ta­ría de las Mu­je­res de Me­de­llín Li­yi­veth Andrade Hi­nes­tro­za di­jo que es­te no es un de­li­to que­re­lla­ble y quien ten­ga co­no­ci­mien­to de los he­chos los pue­de de­nun­ciar.

Ex­pli­có que la nor­ma es­tá en­mar­ca­da en al Ley 1542 de 2012 que eli­mi­na el re­qui­si­to de que­re­lla­bi­li­dad pa­ra la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar y la

in­asis­ten­cia ali­men­ta­ria.

Es­to sig­ni­fi­ca que no se re­quie­re que la víc­ti­ma di­rec­ta del de­li­to sea la que for­mu­le la de­nun­cia, sino que lo pue­de ha­cer cual­quier per­so­na que co­noz­ca la agre­sión y, por es­ta ra­zón, es via­ble el pro­ce­di­mien­to que rea­li­za la Al­cal­día de El Car­men de Vi­bo­ral.

La so­ció­lo­ga e in­ves­ti­ga­do­ra de vio­len­cia con­tra la mu­jer Ar­ge­lia Lon­do­ño in­di­có que el es­cri­to pre­sen­ta­do por la al­cal­día es im­por­tan­te, por­que es­to le da un tin­te de ofi­cial a la de­nun­cia an­te la Fis­ca­lía pa­ra que asu­ma la in­ves­ti­ga­ción, por­que la nor­ma lo que bus­ca es que se to­men ac­cio­nes pre­ven­ti­vas.

“Así la mu­jer con­ti­nué con­vi­vien­do con el agre­sor y no lo de­nun­cie, el de­li­to ya fue co­me­ti­do y se de­be in­ves­ti­gar”, con­clu­yó la so­ció­lo­ga.

El agre­sor y la víc­ti­ma del ata­que es­tán iden­ti­fi­ca­dos, se­gún de­cla­ró el do­min­go el al­cal­de Zuluaga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.