Lenín asu­me un Ecua­dor que pre­vé pu­lir el le­ga­do de Co­rrea

El nue­vo pre­si­den­te de los ecua­to­ria­nos pro­me­tió un es­ti­lo ne­go­cia­dor y prag­má­ti­co, que man­ten­ga los lo­gros de su an­te­ce­sor, pe­ro que bus­que con­sen­sos an­te los prin­ci­pa­les re­tos.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por DA­NIEL ARMIROLA R.

Co­rrea se des­pi­dió de los ecua­to­ria­nos no so­lo en su acos­tum­bra­do En­la­ce Ciu­da­dano, te­le­vi­sa­do a to­do el país y emi­ti­do en su úl­ti­ma edición (523) el mar­tes en el Par­que Sa­ma­nes de Gua­ya­quil, sino tam­bién ayer en Qui­to, du­ran­te el ac­to de tras­pa­so de po­de­res en la se­de de la Asam­blea Na­cio­nal.

“Y así aca­ba­re­mos diez años, diez años ga­na­dos, de cons­truir pa­tria, de dig­ni­dad, de so­be­ra­nía, de jus­ti­cia so­cial y de pros­pe­ri­dad. No sé si lo vie­ron, man­dé un tuit: des­de 1996, un pre­si­den­te que ha­bía ini­cia­do pe­rio­do no en­tre­ga­ba el po­der al nue­vo man­da­ta­rio elec­to. Siem­pre se ha­bía in­te­rrum­pi­do el man­da­to de ese pre­si­den­te. Eso de­mues­tra có­mo ha cam­bia­do la pa­tria, eso de­mues­tra que en­tre­ga­re­mos un país com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te”, re­cal­có an­te mi­les de sim­pa­ti­zan­tes.

¿Cuál es ese le­ga­do que de­ja Co­rrea y qué ha­rá Lenín fren­te a él? ¿Ahon­da­rá en sus po­lí­ti­cas o más bien las per­fec­cio­na­rá? EL CO­LOM­BIANO con­sul­tó a ex­per­tos so­bre el fu­tu­ro del país ve­cino.

Re­no­var el li­de­raz­go

En su dis­cur­so de ayer an­te la Asam­blea Na­cio­nal, jun­to a man­da­ta­rios de Ar­gen­ti­na, Bo-

li­via Chi­le, Co­lom­bia, Cos­ta Ri­ca, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Hai­tí, Hon­du­ras, Pa­ra­guay y Pe­rú, y en su­ma an­te los ecua­to­ria­nos en te­le­vi­sión, Lenín Moreno de­jó cla­ro el res­pe­to por el le­ga­do de su an­te­ce­sor.

“Hoy con­clu­ye una épo­ca que de­ja al país con reali­da­des y ob­je­ti­vos más cla­ros. Diez años de edu­ca­ción y salud, de en­tre­gar una nue­va ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va ca­da 12 días y una nue­va in­fraes­truc­tu­ra mé­di­ca ca­da diez días. Es una dé­ca­da de ha­ber si­do tes­ti­gos de la cons­truc­ción de ca­mi­nos, puen­tes, puer­tos y ae­ro­puer­tos. Diez años de la re­cu­pe­ra­ción de la au­to­es­ti­ma, el or­gu­llo y el sen­ti­do de per­te­nen­cia de los ecua­to­ria­nos. Los pueblos ha­cen la his­to­ria, pe­ro los lí­de­res ace­le­ran los pro­ce­sos. Es­tá re­vo­lu­ción tie­ne un lí­der: Ra­fael Co­rrea Del­ga­do. Has­ta siem­pre her­mano que­ri­do”, di­jo.

Pa­ra los ex­per­tos es cla­ro que Lenín con­ti­nua­rá ese le­ga­do que re­cal­ca en sus dis­cur-

sos, pe­ro to­dos coin­ci­den en que im­pri­mi­rá su pro­pio es­ti­lo pa­ra re­sol­ver asun­tos pro­ble­má­ti­cos que de­ja la an­te­rior ad­mi­nis­tra­ción.

“En cuan­to a una se­rie de me­di­das eco­nó­mi­cas y nom­bra­mien­tos que fue­ron un tan­to apre­su­ra­dos en el úl­ti­mo tra­mo del man­da­to Co­rrea, es po­si­ble ver que Lenín re­pre­sen­ta mu­chas ten­sio­nes in­ter­nas. El pri­mer mes de go­bierno, por ese mo­ti­vo, no va a ser de me­di­das eco­nó­mi­cas sino de me­di­das po­lí­ti­cas. Se tra­ta de un pro­ce­so en el que se va re­ne­go­ciar y re­no­var el po­der al in­te­rior de la alian­za go­ber­nan­te. No to­das las me­di­das del gru­po de Moreno le van a gus­tar al equi­po de Co­rrea, por eso las reformas eco­nó­mi­cas ven­drán des­pués”, ex­pli­có Teo­do­ro Bus­ta­man­te, do­cen­te de la Fa­cul­tad La­ti­noa­me­ri­ca­na de Cien­cias So­cia­les (Flac­so).

Fe­li­pe Za­ra­ma, coor­di­na­dor ope­ra­ti­vo del Ob­ser­va­to­rio de Política y Es­tra­te­gia en

Amé­ri­ca La­ti­na (Opeal), coin­ci­dió: “Lenín no se­rá Co­rrea en mu­chos sen­ti­dos. Ecua­dor tam­po­co es el mis­mo que le to­có a su an­te­ce­sor. El des­cen­so en los pre­cios del pe­tró­leo es un ru­bro que gol­pea fuer­te­men­te al país. Además, el co­rreís­mo tie­ne aho­ra una ma­yo­ría sim­ple con la cual po­drá apro­bar pro­yec­tos de ley, mas no la ma­yo­ría ca­li­fi­ca­da pa­ra reformas cons­ti­tu­cio­na­les”.

No so­lo en lo eco­nó­mi­co, en asun­tos pen­dien­tes de Co­rrea co­mo las pen­sio­nes y el des­em­pleo, se ve­rían esos cam­bios. Te­mas co­mo la tur­bia re­la­ción del go­bierno an­te­rior con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción ya fue­ron se­ña­la­dos por Lenín co­mo un pun­to pa­ra tra­ba­jar en su pe­rio­do: “no pue­de ha­ber diá­lo­go sin li­ber­tad de ex­pre­sión. Ofrez­co re­la­ción fres­ca y dia­lo­gan­te con los me­dios”.

De igual for­ma, pa­ra los ex­per­tos, Moreno ten­drá ese es­ti­lo dia­lo­gan­te de go­ber­nar en to­dos los otros asun­tos bue- nos y ma­los que de­ja su an­te­ce­sor en el Ecua­dor. En su­ma, tra­ta­rá de pu­lir o per­fec­cio­nar el le­ga­do de Co­rrea.

Pro­ce­so con el Eln

Du­ran­te su pri­mer dis­cur­so pre­si­den­cial, Lenín tu­vo pa­la­bras so­bre Co­lom­bia, so­bre el pro­ce­so de paz con el Eln: “Con­ti­nua­re­mos apo­yan­do los diá­lo­gos en­tre el Go­bierno del her­mano país y el Ejér­ci­to de Li­be­ra­ción Na­cio­nal”.

Pa­ra ex­per­tos era pre­vi­si­ble di­cho apo­yo, pe­ro lo que de­be sus­ci­tar la aten­ción son otros te­mas re­la­cio­na­dos al con­flic­to, co­mo lo que ocu­rre en los 600 km de fron­te­ra en­tre los dos paí­ses. “Po­dría ha­ber ten­sio­nes en asun­tos re­fe­ren­tes al nar­co­trá­fi­co y mi­gra­ción en la fron­te­ra, y cam­bios con­si­de­ra­bles en cuan­to a aran­ce­les a los pro­duc­tos colombianos en di­cho país”, con­si­de­ró Za­ra­ma.

Pa­ra el ex­per­to, Co­lom­bia de­be es­tar pen­dien­te del pre­cio del cru­do en una na­ción co­mo Ecua­dor, do­la­ri­za­da, que po­dría in­fluir en la ne­ce­si­dad que el ve­cino ten­ga de po­ner aran­ce­les a pro­duc­tos colombianos.

Por úl­ti­mo, te­mas co­mo Ve­ne­zue­la “po­drían se­guir sien­do fo­co de ten­sión, a pe­sar de que es evi­den­te que, co­mo va­rios otros go­bier­nos prag­má­ti­cos de iz­quier­da en la re­gión, Ecua­dor se ha dis­tan­cia­do de la re­vo­lu­ción bo­li­va­ria­na an­te su fra­ca­so en to­dos los ám­bi­tos”, ex­pli­có.

Opo­si­ción ini­cia mal

Mien­tras que aca­dé­mi­cos re­cal­can la di­fi­cul­tad que ten­drá de inicio el nue­vo man­da­to en tér­mi­nos de go­ber­na­bi­li­dad, un fac­tor le fa­ci­li­ta su es­ta­bi­li­dad, y es la es­tra­te­gia erra­da que tu­vo has­ta aho­ra la opo­si­ción li­de­ra­da por el ban­que­ro Gui­ller­mo Las­so tras los co­mi­cios. “Los opo­si­to­res ten­drán que re­vi­sar sus op­cio­nes an­te el go­bierno de Lenín Moreno, ya que in­sis­tir en el frau­de elec­to­ral no fue una es­tra­te­gia que le die­ra ré­di­tos. Moreno queda en ese ca­so me­jor pa­ra­do pa­ra bus­car con­sen­sos en el país y en la re­gión”, con­clu­yó Za­ra­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.