DE­FEN­DER LAS INS­TI­TU­CIO­NES DE­MO­CRÁ­TI­CAS

El Colombiano - - OPINIÓN - Por MAR­TA LU­CÍA RA­MÍ­REZ mar­ta­lu­cia@mar­ta­lu­cia­ra­mi­rez.com

La se­ma­na pa­sa­da la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal dic­tó la Sen­ten­cia C– 322 de 2017, en la que de­cla­ró in­cons­ti­tu­cio­na­les dos nor­mas del Ac­to Le­gis­la­ti­vo 01 de 2016, co­no­ci­do co­mo

Fast Track. En aten­ción a la de­man­da del senador Iván

Du­que y nues­tra coad­yu­dan­cia, la Cor­te con­si­de­ró que se vio­la­ba el prin­ci­pio de se­pa­ra­ción de po­de­res por­que en el trá­mi­te de pro­yec­tos de ac­to le­gis­la­ti­vo y de ley pa­ra la im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos con las Farc el Con­gre­so so­lo i) pu­die­ra vo­tar esas ini­cia­ti­vas en blo­que; y ii) ha­cer­les mo­di­fi­ca­cio­nes con la au­to­ri­za­ción del Go­bierno. Pa­ra la Cor­te esas nor­mas des­na­tu­ra­li­zan las com­pe­ten­cias del Con­gre­so, lo su­bor­di­nan de for­ma des­pro­por­cio­na­da al po­der pre­si­den­te y “re­du­ce a ni­ve­les inad­mi­si­bles las po­si­bi­li­da­des de de­li­be­ra­ción (…)”.

Co­mo lo in­di­ca­mos des­de que se ex­pi­dió el Ac­to Le­gis­la­ti­vo, sus dis­po­si­cio­nes re­du­cían al Con­gre­so a ser un no­ta­rio en el pro­ce­so de im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos e im­pli­ca­ban la re­nun­cia a sus fun­cio­nes esen­cia­les y al man­da­to po­pu­lar de la elec­ción.

La de­ci­sión de la Cor­te de­vuel­ve sus com­pe­ten­cias y su dig­ni­dad al Con­gre­so co­mo má­xi­mo ór­gano de de­li­be­ra­ción de­mo­crá­ti­ca, en el que se de­ben dis­cu­tir y de­fi­nir, con ga­ran­tías pa­ra to­dos, los te­mas más tras­cen­den­ta­les pa­ra la so­cie­dad, a lo cual no pue­de es­ca­par la im­ple­men­ta­ción de los acuer­dos. Se­gún la mis­ma Cor­te, en la sen­ten­cia del ple­bis­ci­to, el acuer­do con las Farc es una política pú­bli­ca del go­bierno que so­lo lo vin­cu­la a él y no a las de­más ra­mas del po­der pú­bli­co, las cua­les ne­ce­sa­ria­men­te man­tie­nen el pleno ejer­ci­cio de sus com­pe­ten­cias.

El “compromiso éti­co” de cum­plir­le a las Farc, se­gún el Dr. De La Ca­lle, ne­go­cia­dor– can­di­da­to (quien tam­bién fue cons­ti­tu­yen­te del 91), no pue­de pa­sar por en­ci­ma de la Cons­ti­tu­ción ni de la de­mo­cra­cia co­lom­bia­na. Es una bue­na no­ti­cia pa­ra el país que la Cor­te cum­pla con su deber de de­fen­der la Cons­ti­tu­ción y las ins­ti­tu­cio­nes, y ha­ya res­ti­tui­do el prin­ci­pio de se­pa­ra­ción y equi­li­brio de po­de­res, al de­vol­ver­le al Con­gre­so las com­pe­ten­cias a las que ha­bía re­nun­cia­do y al qui­tar­le al pre­si­den­te par­te de los po­de­res que se atri­bu­yó.

Al país no se le pue­de se­guir ma­ni­pu­lan­do a pun­ta de mie­do. Los acuer­dos con las Farc no se in­cum­plen por el pro­nun­cia­mien­to de la Cor­te. Las Farc de­ben en­ten­der con esta de­ci­sión, y se le de­be re­cor­dar al Go­bierno que en una de­mo­cra­cia las au­to­ri­da­des tie­nen com­pe­ten­cias que se ejer­cen de con­for­mi­dad con la Cons­ti­tu­ción y con la Ley, que de­ben res­pe­tar­se sus de­ci­sio­nes y que to­dos de­be­mos so­me­ter­nos a las re­glas que acep­ta­mos al ha­cer par­te de un Es­ta­do uni­ta­rio y so­be­rano.

No es buen pre­ce­den­te el anuncio uná­ni­me de ayer de los con­gre­sis­tas san­tis­tas que van a des­co­no­cer el fa­llo de la Cor­te. ¿ Por qué el te­mor a que el Con­gre­so y la Cor­te cum­plan con las fun­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les que se les con­fia­ron?

Dr. De la Ca­lle, lo que es éti­co es cum­plir­les a los colombianos en la de­fen­sa de las ins­ti­tu­cio­nes y en la ga­ran­tía de que las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras ten­gan más y me­jor de­mo­cra­cia y no un re­me­do de­mo­crá­ti­co ba­jo el do­mi­nio de las Farc y sus alia­dos del po­pu­lis­mo.

La im­ple­men­ta­ción del acuer­do no se pue­de con­ti­nuar a pun­ta de pu­pi­tra­zos en el Con­gre­so y la Cor­te dis­tan­cián­do­nos ca­da día más de una de­mo­cra­cia desa­rro­lla­da y mo­der­na y acer­cán­do­nos más al ma­ne­jo tro­pi­cal del Es­ta­do pro­pio del mo­de­lo de los años 50 que tan­to ad­mi­ran los del So­cia­lis­mo del Si­glo XXI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.