Rugby en­cen­de­rá La Gua­ji­ra

Co­lom­bia asu­me, es­te fin de se­ma­na, el Su­r­ame­ri­cano ju­ve­nil. Jair Ro­jas, ju­ga­dor gua­ji­ro de los Tu­ca­nes cuenta las ex­pec­ta­ti­vas.

El Colombiano - - DEPORTES - Por JOHN ERIC GÓ­MEZ MARÍN

Rugby en La Gua­ji­ra? Esa pre­gun­ta lu­ci­ría ex­tra­ña años atrás, pe­ro des­de un tiem­po pa­ra acá esa re­gión se es­tá vol­vien­do re­fe­ren­te y por eso se ga­nó el de­re­cho de rea­li­zar, es­te fin de se­ma­na, el Su­r­ame­ri­cano B ju­ve­nil de la dis­ci­pli­na. Los Tu­ca­nes, con 25 ju­ga­do­res, es­tán lis­tos pa­ra el re­to y tras pre­pa­rar­se en Me­de­llín via­ja­ron pa­ra ini­ciar el tor­neo.

El gua­ji­ro Jair Da­niel Ro­jas, uno de los es­co­gi­dos, cuenta va­rios as­pec­tos de su re­gión. “El cli­ma es ca­lien­te y, a ve­ces las no­ches frías, pe­ro hay mu­cho que vi­si­tar co­mo el Ca­bo de la Ve­la, Ca­ma­ro­nes, Ma­nau­re, mu­cho por co­no­cer”. Di­ce que el es­ta­dio es­tá en ex­ce­len­tes con­di­cio­nes. “La gra­ma muy bue­na y to­do sú­per ba­cano”.

Rioha­cha en­te­ra, tie­ne mu­cha ex­pec­ta­ti­va por la par­ti­ci­pa­ción de uno de sus rug­bis­tas en la Se­lec­ción. “Los más con­ten­tos son mi ma­má Isil­ma Mos­co­te y mi pa­dre Gé­ne­sis Ro­jas”.

Jair cur­sa su ba­chi­lle­ra­to en la ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va Cio­tex. “Es­toy en on­ce y quie­ro es­tu­diar Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les pa­ra ha­cer mu­chos ami­gos y vi­si­tar paí­ses”. Pa­ra él, es­te es su pri­mer Su­r­ame­ri­cano, y es­tá di­cho­so de que sea en su tie­rra na­tal. “Se­rá el se­gun­do Su­r­ame­ri­cano aquí. En el pri­me­ro (2015) es­tu­ve en la lo­gís­ti­ca y me so­ña­ba ju­gán­do­lo y vea que los sue­ños sí se ha­cen reali­dad”.

Tie­ne 18 años y, cuenta, ha vi­vi­do mo­men­tos di­fí­ci­les, en los que con­si­de­ra dio ma­los pa­sos. “De los 13 a los 15 años me de­jé lle­var de mis amis­ta­des. Afor­tu­na­da­men­te co­no­cí el rugby y me ale­jé de to­do eso”.

Su men­sa­je pa­ra la ju­ven­tud es que ten­ga en cuenta que con­su­mir dro­gas no lle­va a na­da bueno. “Des­tru­yen el cuer­po y tam­bién las re­la­cio­nes”.

Cuan­do es­ta dis­ci­pli­na apa­re­ció en su vi­da, al prin­ci­pio no le lla­ma­ba la aten­ción: “una vez me re­ti­ré pe­ro mi en­tre­na­dor siem­pre me bus­ca­ba has­ta que me des­per­tó una pa­sión sor­pren­den­te que ya no pu­de de­jar y se con­vir­tió en la me­jor dro­ga pa­ra mí”.

Jair con­si­de­ra que es­te de­por­te brin­da va­lo­res co­mo ho­nes­ti­dad y hu­mil­dad y sen­ti­mien­tos co­mo el amor. “Sue­ño ser un gran rug­bis­ta y lo que apren­da trans­mi­tir­lo a otros jó­ve­nes”.

Na­ci­do en el ba­rrio La Paz, lu­gar que des­cri­be co­mo “ché­ve­re, tran­qui­lo y de gen­te hu­mil­de”, es­te jo­ven gua­ji­ro ad­mi­ra a su pro­fe­sor Si­meón Gon­zá­lez, al que des­cri­be co­mo una per­so­na lle­na de ca­ri­ño pa­ra to­dos sus alum­nos”.

Pa­ra él vie­ne uno de los re­tos gran­des en su cor­ta ca­rre­ra y lo asu­me con op­ti­mis­mo. “Va­mos con to­da a ga­nar”. En ca­sa es­pe­ra de­jar en al­to el rugby gua­ji­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.