Quin­ta­na lo­gra ma­du­rez y ma­yor vi­sión de ca­rre­ra

Pe­se a que en el Gi­ro no se mues­tra ex­plo­si­vo co­mo an­tes, es de nue­vo lí­der por 38 se­gun­dos. ¿Sus cam­bios y es­tra­te­gia le per­mi­ti­rán sa­lir a flo­te?

El Colombiano - - DEPORTES - Por JHEYNER A. DURANGO HURTADO AFP

Nai­ro Quin­ta­na des­ban­có ayer del li­de­ra­to del Gi­ro de Ita­lia al sor­pren­den­te Tom Du­mou­lin. Pri­mer ob­je­ti­vo a fal­ta de dos eta­pas.

Sin em­bar­go, ¿los 38 se­gun­dos que tie­ne so­bre el ho­lan­dés en la ge­ne­ral son su­fi­cien­tes pa­ra as­pi­rar al tí­tu­lo de la ca­rre­ra?

Ex­per­tos, co­mo los ex­co­rre­do­res San­tia­go Bo­te­ro y Víc­tor Hu­go Pe­ña ma­ni­fies­tan que no. Coin­ci­den en que pa­ra lle­gar a la con­tra­rre­loj fi­nal de es­te do­min­go en Mi­lán (29.3 km), el es­ca­ra­ba­jo re­quie­re to­mar­le a Du­mou­lin, sub­cam­peón olím­pi­co de es­ta mo­da­li­dad, en­tre 3 y 4 mi­nu­tos.

Aún es­tá la­ten­te la ima­gen del Nai­ro ata­can­te del Tour de Fran­cia-2013, en el que, de ma­ne­ra agre­si­va y arries­ga­da, de­ja­ba ri­va­les a su pa­so y, al fi­nal, fue sub­cam­peón.

En es­te Gi­ro no se le ha vis­to tan im­po­nen­te co­mo en otras oca­sio­nes. Sus fuer­zas pa­re­cen equi­li­bra­das con las de otros ri­va­les y ha de­mos­tra­do, pa­ra los es­pe­cia­lis­tas, una ma­du­rez que lo ha lle­va­do a ser más me­su­ra­do e in­te­li­gen­te a la ho­ra de lan­zar un ata­que, pe­se a que nos ha­bía acos­tum­bra­do a ata­car de for­ma des­bo­ca­da, co­mo lo ana­li­za el es­tra­te­ga Luis Fer­nan­do Saldarriaga.

“En­ten­dió que las ca­rre­ras se ga­nan to­man­do bue­nas de­ci­sio­nes y no des­gas­tán­do­se de ma­ne­ra ex­plo­si­va, cuan­do que­ría sa­car a to­do el mun­do y más a quien le hi­cie­ra pa­sar un mo­men­to di­fí­cil”, di­ce Saldarriaga, uno de los for­ma­do­res de Quin­ta­na.

“Su ego no es el mis­mo, ya ve que ne­ce­si­ta de otra re­so­lu­ción de tác­ti­ca es­pe­cí­fi­ca. Lo­gró una gran ma­du­rez cog­ni­ti­va pa­ra to­mar de­ci­sio­nes apro­pia­das. Ya no ti­ra pa­ra ade­lan­te co­mo un lo­co, pues sa­be que atrás pue­den ha­ber alian­zas de coope­ra­ción. Po­see ex­pe­rien­cia y vi­sión de lo que pa­sa a su al­re­de­dor pa­ra po­der re­sol­ver”.

Así mis­mo, la va­ria­ción en su pre­pa­ra­ción, te­nien­do en cuenta que afron­ta­rá pró­xi­ma­men­te el Tour de Fran­cia, pue­de ser otra de las cau­sas de su ac­tual ren­di­mien­to.

“A es­ta al­tu­ra de la ca­rre­ra to­dos van al lí­mi­te. Las co­sas in­ter­nas de un equi­po no las sa­be na­die, pe­ro una po­si­ble hi­pó­te­sis es que a Nai­ro le fal­tó un po­qui­to de ni­vel pa­ra afron­tar el Gi­ro, ya que una de sus prio­ri­da­des ha si­do el Tour. Si se le da el tí­tu­lo en Ita­lia, por­que es ‘cla­su­do’ y es­ca­la bien, se­rá bien­ve- ni­do, pe­ro creo que cen­tró su pre­pa­ra­ción más pen­san­do en la prue­ba fran­ce­sa”, di­ce el téc­ni­co Ga­briel Jai­me Vé­lez.

Por otra par­te, los cam­bios que ha he­cho el bo­ya­cen­se en su pla­nea­ción, co­rrien­do en te­rre­nos ári­dos, co­mo Ca­tar, don­de hi­zo par­te de la pre­tem­po­ra­da, e in­ten­tan­do ga­nar ex­pe­rien­cia en es­pe­cia­li­da­des que no han si­do su fuer­te, co­mo la con­tra­rre­loj, des­cen­sos y con­tra el vien­to, le pu­die­ron ser­vir pa­ra in­ter­pre­tar y afron­tar me­jor una ca­rre­ra. Co­mo lo pre­ten­de su di­rec­tor de­por­ti­vo, Eu­se­bio En­zué, de Nai­ro quie­re ha­cer un co­rre­dor com­ple­to.

“La fuer­za men­tal ha­rá la di­fe­ren­cia, la es­tra­te­gia tam­bién, ma­ña­na - hoy- se­rá otro día du­ro”, ex­pre­sa, con la tran­qui­li­dad que lo ca­rac­te­ri­za, Quin­ta­na, quien en la pe­núl­ti­ma eta­pa de la ca­rre­ra, de 190 ki­ló­me­tros en­tre Por­de­no­ne y Asia­go, con tres pre­mios de mon­ta­ña, dos de pri­me­ra ca­te­go­ría, ten­drá la úl­ti­ma opor­tu­ni­dad de sa­car­le tiem­po a sus con­trin­can­tes pa­ra so­ñar con su se­gun­da con­quis­ta en es­ta ca­rre­ra. ¿Le al­can­za­rá con su nue­va tác­ti­ca?

“Hay que sa­ber me­dir las fuer­zas, al­gu­nas ve­ces dar una pe­da­la­da de más le cues­ta a uno tiem­po im­por­tan­te. Tra­ta­ré de hon­rar es­ta ma­glia ro­sa”. NAI­RO QUIN­TA­NA

FO­TO

Nai­ro ha es­ta­do aten­to en el Gi­ro. Hoy po­dría am­pliar su ven­ta­ja en la ge­ne­ral. En 2014, en el as­cen­so en con­tra­rre­loj (26.8 km) ha­cia Ci­ma Grap­pa, ga­nó la frac­ción. Esa subida le fa­vo­re­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.