CRISTIAN RO­JAS, DO­CEN­TE DE CIEN­CIA PO­LÍ­TI­CA DE LA UNI­VER­SI­DAD DE LA SA­BA­NA

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA -

Es el me­jor ora­dor que tie­ne la de­re­cha, por eso im­pac­tó a los asis­ten­tes a la úl­ti­ma Con­ven­ción del Cen­tro De­mo­crá­ti­co. Esa ha­bi­li­dad es más evi­den­te al mo­men­to de de­ba­tir los asun­tos ál­gi­dos de la agen­da pú­bli­ca, de ahí que ha­ya si­do uno de los mejores vo­ce­ros del No. Tam­bién tie­ne am­plia vi­si­bi­li­dad en me­dios con sus co­lum­nas de opi­nión. Re­pre­sen­ta al uri­bis­mo en to­dos los te­mas que des­ve­lan a sus lí­de­res y a sus ba­ses: pro­ce­so de paz, eco­no­mía, Ve­ne­zue­la, vi­da y fa­mi­lia, en­tre otros. Sus de­bi­li­da­des es­tán en ha­ber tra­ba­ja­do pa­ra la Agen­cia Ju­rí­di­ca del Es­ta­do, du­ran­te el go­bierno de San­tos, y ha­ber si­do men­cio­na­do por la Fis­ca­lía en el es­cán­da­lo de Ode­brecht. Se ha da­do co­no­cer por sus dis­cur­sos “vein­te­ju­lie­ros” y sus cons­tan­tes re­fe­ren­cias a la fi­gu­ra del ex­pre­si­den­te

Ál­va­ro Uri­be Vé­lez. Eso pue­de fun­cio­nar en las ba­ses uri­bis­tas pe­ro no tan­to en el gran pú­bli­co na­cio­nal. Mu­chas de sus de­cla­ra­cio­nes han si­do con­si­de­ra­das des­tem­pla­das y hay epi­so­dios en los que se ha ri­di­cu­li­za­do su de­vo­ción al ex­pre­si­den­te Uri­be. Cuan­do no exa­ge­ra en el tono, es muy há­bil con el dis­cur­so y en el de­ba­te. Sa­be to­car fi­bras sen­si­bles no so­lo en­tre los uri­bis­tas sino en la po­bla­ción en ge­ne­ral. Ten­drá que ha­cer un es­fuer­zo por atraer a los ciu­da­da­nos re­li­gio­sos, pues tie­ne una pers­pec­ti­va más pro­gre­sis­ta so­bre te­mas mo­ra­les sen­si­bles.

Es el más exi­to­so de los po­si­bles pre­can­di­da­tos uri­bis­tas en tér­mi­nos elec­to­ra­les. Si lo­gra ca­pi­ta­li­zar una po­si­ble ab­so­lu­ción de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, po­dría pa­sar a la pri­me­ra lí­nea en la ca­rre­ra por la pre­si­den­cia. Tie­ne la ven­ta­ja de atraer a uri­bis­tas y con­ser­va­do­res pe­ro su fa­vo­ra­bi­li­dad se li­mi­ta a An­tio­quia por lo que su ma­yor desafío se­rá pro­yec­tar­se en el país. La no­ti­cia de su inocen­cia y el res­pal­do de Ál­va­ro

Uri­be, po­drían ser los fac­to­res que le den re­co­no­ci­mien­to en to­do el país. El ma­yor desafío de Ra­mos se­rá sor­tear las acu­sa­cio­nes en su con­tra, no so­lo las re­la­cio­na­das con el pa­ra­mi­li­ta­ris­mo que po­drían re­sol­ver­se en la Cor­te Su­pre­ma, sino otras co­mo el “libro blan­co” que pu­bli­có Ser­gio Fa­jar­do cues­tio­nan­do su la­bor co­mo go­ber­na­dor.

PA­LO­MA SU­SA­NA VA­LEN­CIA

RA­FAEL NIE­TO LOAIZA

LUIS AL­FRE­DO RA­MOS BO­TE­RO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.