JUAN DA­VID GAR­CÍA, DO­CEN­TE DE CIEN­CIA PO­LÍ­TI­CA U. P. BO­LI­VA­RIA­NA

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA -

En con­so­nan­cia con las for­ta­le­zas que se evi­den­cian en Ra­mí­rez, tie­ne una cohe­ren­cia ideo­ló­gi­ca de prin­ci­pios so­bre la vi­sión que él tie­ne del Es­ta­do, de la de­mo­cra­cia, de la eco­no­mía, de la si­tua­ción ac­tual del país. Es ca­paz de ar­ti­cu­lar esa vi­sión con una se­rie de pro­pues­tas reales so­bre la ne­ce­si­dad de re­com­po­ner la au­to­ri­dad y el or­den en el país y de man­te­ner la in­te­gri­dad del sis­te­ma de­mo­crá­ti­co. Es re­co­no­ci­do co­mo uno de los gran­des crí­ti­cos del Acuer­do y eso le abre aco­gi­da en una par­te del elec­to­ra­do. Una de­bi­li­dad es que no es­tá co­nec­ta­do con las ma­yo­rías. Es di­fí­cil ven­der­lo co­mo un can­di­da­to atrac­ti­vo en­tre los jó­ve­nes. La pro­pa­gan­da de co­lec­ti­vos que de­fien­den el abor­to y el ma­tri­mo­nio en­tre pa­re­jas ho­mo­se­xua­les lo ha afec­ta­do. Tie­ne una am­plia tra­yec­to­ria, por su ejer­ci­cio en go­bier­nos an­te­rio­res, prin­ci­pal­men­te co­mo mi­nis­tra de De­fen­sa y de Co­mer­cio Ex­te­rior. Ade­más, ha par­ti­ci­pa­do o se ha me­di­do ya co­mo can­di­da­ta pre­si­den­cial, con vo­ta­cio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas. Tie­ne un po­der real de con­vo­car a la ciu­da­da­nía. Co­mo de­bi­li­dad, no­to el he­cho de que no tie­ne el res­pal­do ma­yo­ri­ta­rio de su par­ti­do, y que a ve­ces le fal­ta ma­yor fuer­za pa­ra de­fen­der sus po­si­cio­nes. Otra for­ta­le­za pue­de ser que ha man­te­ni­do su fir­me­za y cohe­ren­cia co­mo lí­der, y que no se le per­ci­be co­mo al­guien que con­tem­po­ri­ce o con­di­cio­ne sus con­vic­cio­nes fren­te a las cir­cuns­tan­cias o in­tere­ses de los par­ti­dos, y prue­ba de ello es que se arries­gó a lan­zar una can­di­da­tu­ra sin el apo­yo ma­yo­ri­ta­rio del Par­ti­do Con­ser­va­dor.

MAR­TA LU­CÍA RA­MÍ­REZ

ALE­JAN­DRO OR­DÓ­ÑEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.