Co­lom­bia quie­re am­pliar su ayu­da mi­li­tar a otros paí­ses.

El Go­bierno quie­re ex­ten­der su par­ti­ci­pa­ción mi­li­tar y de po­li­cía en las di­fe­ren­tes mi­sio­nes que tie­ne Na­cio­nes Uni­das en el mun­do. Ana­lis­tas y con­gre­sis­tas cues­tio­nan la ini­cia­ti­va.

El Colombiano - - PORTADA - Por RI­CAR­DO MON­SAL­VE GA­VI­RIA

En sep­tiem­bre Na­cio­nes Uni­das re­ci­bi­rá, por par­te del Go­bierno de Co­lom­bia, una pro­pues­ta de es­tra­te­gia que ofre­ce­rá di­fe­ren­tes ser­vi­cios de se­gu­ri­dad con los que ya cuen­ta el país, es­pe­cí­fi­ca­men­te, de los in­te­gran­tes del Ejér­ci­to Na­cio­nal.

Así se lo re­ve­ló a EL CO­LOM­BIANO el ge­ne­ral Al­ber­to Jo­sé Me­jía, co­man­dan­te de esa ins­ti­tu­ción, quien con­fir­mó que se­rá el pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos el que pre­sen­te a la ONU es­ta in­ten­ción.

“El Pre­si­den­te va a dar anun­cios muy im­por­tan­tes en sep­tiem­bre en su vi­si­ta anual a las Na­cio­nes Uni­das. Allí va a pre­sen­tar su vi­sión de la par­ti­ci­pa­ción de Co­lom­bia en su in­ten­ción de ex­por­tar se­gu­ri­dad. La prin­ci­pal idea es po­der lo­grar que otros paí­ses no su­fran lo que ha su­fri­do Co­lom­bia”, ase­gu­ra el al­to ofi­cial, quien agre­ga que los años 2018 y 2019 se­rán claves en es­te pro­ce­so de po­ten­ciar la ex­por­ta­ción de se­gu­ri­dad del país ha­cia el mun­do.

Pre­ci­sa­men­te ha­ce tres me­ses, el ge­ne­ral Me­jía le re­ve­ló a es­te me­dio que ade­más de la po­si­bi­li­dad de ex­ten­der la coope­ra­ción del Ejér­ci­to en otras ta­reas de paz de la ONU, la Or­ga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN), tie­ne in­te­rés en que sol­da­dos co­lom­bia­nos par­ti­ci­pen en al­gu­nas de sus mi­sio­nes, co­mo por ejem­plo la Fuer­za In­ter­na­cio­nal de Asis­ten­cia a la Se­gu­ri­dad (Isaf, se­gún sus si­glas en in­glés), que se ade­lan­ta en Af­ga­nis­tán.

“Nos es­tán ofre­cien­do la par­ti­ci­pa­ción pa­ra ha­cer un des­plie­gue en es­te país de Asia. Es un te­ma com­pli­ca­do, pe­ro hay ofre­ci­mien­to de mi­sio­nes tan­to de pri­me­ra lí­nea de com­ba­te co­mo de ins­truc­ción, en­tre­na­mien­to y pre­pa­ra­ción de ca­pa­ci­da­des de los af­ga­nos”, di­jo el al­to ofi­cial.

Aun­que so­lo has­ta sep­tiem­bre se sa­brá si la ONU acep­ta o no la pro­pues­ta del Go­bierno Na­cio­nal, el Ejér­ci­to ya pu­so en mar­cha un plan pa­ra for­ta­le­cer sus cen­tros de for­ma­ción aca­dé­mi­cos y mi­li­ta­res pa­ra te­ner per­so­nal lis­to y dis­po­ni­ble en ca­so de que la res­pues­ta sea po­si­ti­va.

La idea es que ha­ya ca­pa­ci­dad de te­ner has­ta 5.000 in­te­gran­tes de la Fuer­za Pú­bli­ca en di­fe­ren­tes mi­sio­nes in­ter­na­cio­na­les. “Se es­tá tra­ba­jan­do de ma­ne­ra ace­le­ra­da to­do lo que tie­ne que ver con el for­ta­le­ci­mien­to de la Es­cue­la de Mi­sio­nes In­ter­na­cio­na­les y la crea­ción de una Fuer­za de Des­plie­gue In­ter­na­cio­nal”, agre­gó Me­jía.

Pre­ci­sa­men­te, EL CO­LOM­BIANO con­sul­tó so­bre el tra­ba­jo que se es­tá ade­lan­tan­do en la Es­cue­la de Mi­sio­nes In­ter­na­cio­na­les pa­ra cum­plir con la in­ten­ción del Go­bierno Na­cio­nal y lo­gró con­fir­mar que ya se tie­nen “plan­tea­dos los cur­sos” pa­ra los uni­for­ma­dos que se­rían en­via­dos a otros paí­ses”.

Sin em­bar­go, es­to aún se en­cuen­tra en el papel, pues “mien­tras no se se­pa a qué paí­ses se via­ja­rá, pues no se tie­ne el plan es­pe­cí­fi­co, ya que ca­da na­ción tie­ne di­fe­ren­tes con­di­cio­nes y tam­bién de­pen­de del acuer­do que se ha­rá con las Na­cio­nes Uni­das”, afir­mó un ofi­cial del Ejér­ci­to que tra­ba­ja en el pro­yec­to, pe­ro que pre­fi­rió no dar su iden­ti­dad.

Ex­pli­có que el per­so­nal asig­na­do pa­ra una mi­sión in­ter­na­cio­nal se pre­pa­ra de ma­ne­ra es­pe­cial pa­ra po­der cum­plir con su papel.

“La ONU tie­ne 16 mi­sio­nes ac­ti­vas, pe­ro ca­da una es di­fe­ren­te, en­ton­ces lo que se ha­ce en la es­cue­la es dar ins­truc­ción con el con­cep­to ge­ne­ral de có­mo fun­cio­nan esas mi­sio­nes, las ase­so­rías, có­mo se in­ter­ac­túa, pe­ro cuan­do ya se de­ci­de a qué país se va, en­tra­mos es­pe­cí­fi­ca­men­te a ca­pa­ci­tar so­bre ese país”.

Ac­tual­men­te la Es­cue­la de Mi­sio­nes In­ter­na­cio­na­les del Ejér­ci­to tie­ne su se­de en el Cantón Nor­te, Bo­go­tá, don­de los sol­da­dos re­ci­ben to­da la teo­ría y tam­bién cur­sos in­ten­si­vos de in­glés, fran­cés y por­tu­gués, mien­tras que su en­tre­na­mien­to se rea­li­za en las di­fe­ren­tes ba­ses del país, una de ellas es la de To­le­mai­da.

Po­li­cía tam­bién se pre­pa­ra

Apar­te del Ejér­ci­to, la Po­li­cía man­tie­ne ac­ti­va su par­ti­ci­pa­ción con la ONU en mi­sio­nes de paz (ver grá­fi­co) y ac­tual­men­te, se­gún co­no­ció es­te dia­rio, esa ins­ti­tu­ción tie­ne dis­po­ni­bi­li­dad pa­ra en­viar per­so­nal a mi­sio­nes en Ma­lí, Li­be­ria, Re­pú­bli­ca Cen­tro Afri­ca­na, Con­go y Cos­ta de Mar­fil. Sin em­bar­go, es­ta de­ci­sión no de­pen­de de la ins­ti­tu­ción sino di­rec­ta­men­te de las Na­cio­nes Uni­das.

La Di­rec­ción de la Po­li­cía ex­pli­có que si bien esa ins­ti­tu­ción par­ti­ci­pa en mi­sio­nes de la ONU des­de 1992, la fi­na­li­dad es muy di­fe­ren­te a la de las Fuer­zas Mi­li­ta­res, in­clu­so ca­da po­li­cía de­be es­tar cer­ti­fi­ca­do con es­tu­dios es­pe­cí­fi­cos pa­ra es­tar en esas ac­ti­vi­da­des.

“Par­ti­ci­pa­mos en mi­sio­nes de es­ta­bi­li­za­ción y man­te­ni­mien­to de paz en paí­ses que re­quie­ren asis­ten­cia en el for­ta­le­ci­mien­to, es­ta­ble­ci­mien­to y le­gi­ti­mi­dad de su es­ta­do de de­re- cho, por eso, cuan­do las fuer­zas ar­ma­das ter­mi­nan la pri­me­ra fa­se de la mi­sión, en­tra la Po­li­cía pa­ra to­mar con­trol de la si­tua­ción y evi­tar fe­nó­me­nos co­mo nar­co­trá­fi­co, de­li­tos se­xua­les, hur­to, lo que afec­ta al ciu­da­dano. Esa es una de las di­fe­ren­cias que te­ne­mos en ese ti­po de par­ti­ci­pa­cio­nes”.

Ac­tual­men­te la Po­li­cía Na­cio­nal tie­ne per­so­nal en Hai­tí y Gui­nea-Bis­sau y des­de 1992, 810 in­te­gran­tes de esa ins­ti­tu­ción, en­tre ellos 13 mujeres, han par­ti­ci­pa­do en mi­sio­nes de la ONU en Guatemala, Es­ta­dos Uni­dos, Cam­bo­ya, El Sal­va­dor, an­ti­gua Yu­gos­la­via, Mo­zam­bi­que y Sie­rra Leo­na.

La mi­sión en Hai­tí, en la que la Po­li­cía par­ti­ci­pa des­de 2007, y por don­de han pa­sa­do 132 uni­for­ma­dos, ter­mi­na­rá en oc­tu­bre, pa­ra ini­ciar una nue­va fa­se y re­co­brar el sis­te­ma ju­di­cial de ese país. Es­tá por de­fi­nir si el con­tin­gen­te co­lom­biano se­gui­rá pres­tan­do sus ser­vi­cios.

¿Ayu­da ne­ce­sa­ria?

El com­pro­mi­so de Co­lom­bia con las mi­sio­nes de la ONU no es nue­vo, in­clu­so se re­mon­ta a la par­ti­ci­pa­ción del país en la Gue­rra de Co­rea (1951-1953) y a la del Ba­ta­llón Co­lom­bia N°3 en la Fuer­za Mul­ti­na­cio­nal y de Ob­ser­va­do­res en el Si­naí pa­ra vi­gi­lar los acuer­dos de paz en­tre Egip­to e Is­rael.

El pro­fe­sor de Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, Mau­ri­cio Ja­ra

mi­llo, agre­gó que “ca­da mi­sión ha te­ni­do im­pli­ca­cio­nes, una ca­ra y un con­tex­to di­fe­ren­te. Es muy di­fí­cil po­ner­las en un co­mún de­no­mi­na­dor, pe­ro sí se ten­dría que ha­cer, ese se­ría el com­pro­mi­so de Co­lom­bia en el cam­po mul­ti­la­te­ral del la­do de la paz de es­ta­bi­li­za­ción, apo­yan­do el sis­te­ma de Na­cio­nes Uni­das”.

Por su par­te, el co­ro­nel re­ti­ra­do del Ejér­ci­to y ac­tual do­cen­te de la Uni­ver­si­dad de La Sa­ba­na, Car­los Al­fon­so Ve

lás­quez, aun­que sin co­no­cer el número de mi­li­ta­res que pue­dan sa­lir al ex­te­rior, no ve pru­den­te que el Ejér­ci­to au­men­te su ca­pa­ci­dad pa­ra ex­por­tar más tro­pas, pre­ci­sa­men­te, cuan­do aún hay mu­chas zo­nas en el país que re­quie­ren to­da la aten­ción de las au­to­ri­da­des.

“Si es un tra­ta­do muy vin­cu­lan­te, ha­bría que tra­tar­lo con cier­ta dis­tan­cia, por­que Co­lom­bia en su in­te­rior y su ex­te­rior in­me­dia­to aún no tie­ne to­do solucionado. En su in­te­rior de­be re­ajus­tar a la Fuer­za Pú­bli­ca pa­ra que pue­da brin­dar la se­gu­ri­dad, es­pe­cial­men­te en aque­llas po­bla­cio­nes, unos 300 mu­ni­ci­pios, don­de hu­bo más pre­sen­cia de gue­rri­llas, pa­ra­mi­li­ta­res y de­más y que aho­ra tie­nen afec­ta- cio­nes por otros gru­pos ile­ga­les. Pa­ra ese ti­po de ame­na­zas se re­quie­re una guar­dia ru­ral del Ejér­ci­to, que des­do­ble par­te de su ca­pa­ci­dad y tam­bién de la Po­li­cía. Apar­te de es­to, te­ne­mos dos pro­ble­mas fron­te­ri­zos que no se han solucionado con paí­ses cu­yos go­bier­nos no tie­nen mu­cho afec­to ha­cia Co­lom­bia, co­mo lo son Ni­ca­ra­gua y Venezuela”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.