EL CHO­CÓ QUE QUE­RE­MOS…

El Colombiano - - OPINIÓN - Por LUIS ANTONIO AS­PRI­LLA M. Fund. Uni­ver­si­ta­ria Ca­tó­li­ca del Nor­te Fa­cul­tad de Com. So­cial, 9° se­mes­tre an­ton­yas­pri­lla@gmail.com

Pue­de ser que el país dis­tin­to del Cho­có, ese mis­mo que no su­fre el ais­la­mien­to por ca­rre­te­ras que sí pa­de­ce­mos los co­lom­bia­nos asen­ta­dos en es­te te­rri­to­rio, el país que dis­po­ne de bue­nos hos­pi­ta­les pú­bli­cos y pri­va­dos por­que la ca­pa­ci­dad ad­qui­si­ti­va de la gen­te se los per­mi­te, ob­ser­ve con un po­co de des­dén los re­cla­mos nues­tros, los mis­mos que ma­ni­fes­ta­mos en el se­gun­do se­mes­tre de 2016 y que aho­ra mis­mo nos con­vo­có al pa­ro cí­vi­co que se ade­lan­tó has­ta el fin de se­ma­na.

La re­gión sí es pri­vi­le­gia­da en re­cur­sos na­tu­ra­les. Aquí hay una bue­na, muy bue­na fuen­te ma­de­re­ra, y tam­bién la mi­ne­ría pro­por­cio­na ri­que­za a los na­ti­vos. Re­gio­nes co­mo la ri­be­ra del Atra­to, y mu­ni­ci­pios co­mo San Juan y Bau­dó, pro­du­cen plá­tano y arroz en can­ti­da­des tan­tas, que el mer­ca­do lo­cal no al­can­za a con­su­mir­las, así que bus­car­le sa­li­da a esos pro­duc­tos en nues­tra ca­pi­tal Quib­dó, o en los de­par­ta­men­tos con los que más co­mer­cio ha­ce­mos, nos re­sul­ta una op­ción muy bue­na, y jus­to pa­ra eso es que re­cla­ma­mos me­jo­res ca­rre­te­ras.

Cla­ro que que­re­mos un hos­pi­tal de ter­cer ni­vel, pues no pue­de ser que la aten­ción que pro­por­cio­ne ese ti­po de es­ta­ble­ci­mien­tos, ha­ya que bus­car­los en Pe­rei­ra o Me­de­llín, con las di­fi­cul­ta­des lo­gís­ti­cas y de­más que su­po­ne el tras­la­do de los usua­rios del sis­te­ma de sa­lud.

En edu­ca­ción nos so­ña­mos con me­jo­res ins­ta­la­cio­nes lo­ca­ti­vas, y más cer­ca­nas a las co­mu­ni­da­des. ¿Es­ta­rá muy le­jano el día en que la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal u otras de ca­rác­ter pú­bli­co nos ofer­ten pro­gra­mas aca- dé­mi­cos? Qué bueno que la Es­cue­la Su­pe­rior de Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca, ESAP, se des­cen­tra­li­za­ra más a lo lar­go y an­cho de la geo­gra­fía cho­coa­na, pa­ra que el ser­vi­dor pú­bli­co se en­to­na­ra más con su oficio. Y a pro­pó­si­to del ren­glón de la edu­ca­ción: la fal­ta de co­nec­ti­vi­dad tam­po­co ha per­mi­ti­do que la edu­ca­ción vir­tual pros­pe­re. Pue­de ser que sub­sa­nan­do ese te­ma, las op­cio­nes de for­ma­ción en pre­gra­do, posgrado y es­pe­cia­li­za­cio­nes, nos pon­gan a la par con el res­to del país.

Es que nos mi­ren co­mo co­lom­bia­nos, es que los or­ga­nis­mos de con­trol no se de­di­quen a es­tig­ma­ti­zar a nues­tra cla­se di­ri­gen­te, es que nos acom­pa­ñen des­de la es­truc­tu­ra­ción, has­ta la eje­cu­ción de pro­yec­tos, y es que nos ca­pa­ci­ten pa­ra con­for­mar vee­du­ría ciu­da­da­na lis­ta pa­ra le­gi­ti­mar pro­ce­sos. Lo an­te­rior, y no otra co­sa es lo que que­re­mos. ¿Es­ta­re­mos pi­dien­do de­ma­sia­do?

Gra­cias Co­lom­bia por en­ten­der­nos un po­co

¿Es­ta­rá muy le­jano el día en que la U. Na­cio­nal u otras de ca­rác­ter pú­bli­co nos ofer­ten pro­gra­mas aca­dé­mi­cos?

* Ta­ller de Opi­nión es un pro­yec­to de El Co­lom­biano, EAFIT, U. de A. y UPB que bus­ca abrir un es­pa­cio pa­ra la opi­nión jo­ven. Las ideas ex­pre­sa­das por los co­lum­nis­tas del Ta­ller de Opi­nión son li­bres y de ellas son res­pon­sa­bles sus au­to­res. No com­pro­me­ten el pen­sa­mien­to edi­to­rial de El Co­lom­biano, ni las uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­cio­nes vin­cu­la­das con el pro­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.