Nai­ro Quin­ta­na y Fer­nan­do Ga­vi­ria, du­pla pa­ra ad­mi­rar

El Colombiano - - DEPORTES - Por JHEYNER A. DU­RAN­GO HUR­TA­DO MAU­RI­CIO SO­LER, SANTIAGO BO­TE­RO, AFP LUIS FE­LI­PE LAVERDE,

Con sus ha­za­ñas en el Gi­ro de Ita­lia, los co­rre­do­res ilu­sio­nan con más años de triun­fos pa­ra el ci­clis­mo co­lom­biano.

Han pa­sa­do dos días desde que ter­mi­nó el Gi­ro y aún se ha­bla de la gra­ta ac­tua­ción de Nai­ro Quin­ta­na, sub­cam­peón ge­ne­ral, y de Fer­nan­do Ga­vi­ria, cam­peón por pun­tos, en la edi­ción de la ca­rre­ra ita­lia­na.

Pa­ra los expertos, los re­sul­ta­dos de am­bos per­mi­ten que Co­lom­bia ga­ne respeto mun­dial y que las pro­me­sas del deporte na­cio­nal, no so­lo en ci­clis­mo, sue­ñen en gran­de pa­ra ha­cer his­to­ria co­mo es­tos em­ba­ja­do­res. “Son fuen­tes de mo­ti­va­ción, ejem­plos a se­guir. De­mues­tran que, pe­se a las ad­ver­si­da­des, si se trabaja con es­me­ro y de­di­ca­ción, los triun­fos, por di­fí­ci­les que parezcan, se pue­den con­se­guir”, ex­pre­sa el co­rre­dor an­tio­que­ño Álex Cano.

So­lo 31 se­gun­dos se­pa­ra­ron a Nai­ro del triun­fo. Mu­chos se pre­gun­tan dón­de es­tu­vo la fa­lla pa­ra no to­mar­le más ven­ta­ja a Tom Du­mou­lin quien, a pe­sar de no es­tar en la lis­ta de can­di­da­tos, le­van­tó el tí­tu­lo fi­nal.

Co­mo lo afir­man al­gu­nos es­pe­cia­lis­tas, en el ci­clis­mo hay se­cre­tos de es­ta­do, y sus ver­da­des se co­no­cen después. “Pa­sé días con ma­la salud (fie­bre), lu­chan­do con los fa­vo­ri­tos co­mo se po­día”. Un pequeño gran de­ta­lle que con­fe­só Nai­ro y, sin em­bar­go, así sus pier­nas “fla­quea­ran”, lo­gró su sex­to po­dio en una gran­de. Co­mo él, Fer­nan­do Ga­vi­ria tam­bién pu­so a vi­brar al país. Las cua­tro eta­pas ga­na­das ha­blan de su ca­te­go­ría y fu­tu­ro. Los co­no­ce­do­res se re­fie­ren a es­tos ta­len­tos “La ca­li­dad de Nai­ro sor­pren­de ca­da día. Siem­pre jue­ga a ga­nar y eso se re­fle­jó has­ta la úl­ti­ma eta­pa del Gi­ro, en el que con­fir­mó que es uno de los me­jo­res co­rre­do­res del mun­do. Es de ad­mi­rar su va­len­tía en mo­men­tos di­fí­ci­les. Se mos­tró com­ba­ti­vo, pe­ro se en­con­tró con un Du­mou­lin en un es­ta­do de for­ma in­creí­ble. Hay que aplau­dir al ho­lan­dés, pues en te­rre­nos que no son su fuer­te se de­fen­dió, ca­si que ha­cien­do una con­tra­rre­loj dia­ria, pa­ra per­se­guir a quie­nes arre­me­tían con­tra él. No creo que Nai­ro se con­fió, so­lo que Du­mou­lin lle­gó en me­jor for­ma. Co­mo va­lo­ro el ta­len­to de Nai­ro, tam­bién lo ha­go con Fer­nan­do Ga­vi­ria, ga­nar cua­tro eta­pas no es­ta­ban en las cuen­tas de na­die. Gra­cias a es­tos dos fe­nó­me­nos, Co­lom­bia es más res­pe­ta­da”. “De es­te Gi­ro de Ita­lia me que­do con la ca­pa­ci­dad de im­pro­vi­sa­ción de Fer­nan­do Ga­vi­ria en los es­print fi­na­les. Con ba­se en una bue­na ace­le­ra­ción en los úl­ti­mos me­tros, a pe­sar de no es­tar en po­si­ción ideal, lo­gra­ba sol­ven­tar la au­sen­cia de com­pa­ñe­ros pa­ra al­can­zar triun­fos. Ade­más, que ha­ya ter­mi­na­do una prue­ba de tres se­ma­nas, y en su de­but, es ad­mi­ra­ble. No to­dos los em­ba­la­do­res tie­nen esa ca­pa­ci­dad. Hay unos muy bue­nos pe­ro a otros les es im­po­si­ble lle­gar a la me­ta fi­nal. Al su­pe­rar es­ta prue­ba, se le abri­rán puer­tas pa­ra es­tar en otras gran­des. No se­ría ra­ro ver­lo es­te año en la Vuel­ta a Es­pa­ña. De Nai­ro des­ta­có su per­se­ve­ran­cia y re­gu­la­ri­dad. Vol­ver a ter­mi­nar en el po­dio de­mues­tra que tie­ne san­gre de cam­peón”. “En el Gi­ro, Nai­ro es­tu­vo den­tro de lo que es, un gran co­rre­dor, buen es­ca­la­dor y de­ci­di­do. No creo mu­cho cuan­do él dice que es­tu­vo en­fer­mo. Cuan­do se es­tá en ese es­ta­do, o se re­ti­ra o se ce­de te­rreno y, por muy bueno que sea un co­rre­dor, no que­da se­gun­do en un Gi­ro de Ita­lia. Va­lo­ro to­do de él. El he­cho de que no ha­ya ga­na­do no es mo­ti­vo de cru­ci­fi­car­lo, al con­tra­rio, es­tar siem­pre en la dispu­ta es al­go gran­dio­so. Lu­chó has­ta el día fi­nal y eso ha­bla de su cla­se. Por otra par­te, de Fer­nan­do Ga­vi­ria de­bo de­cir que desde que fui com­pa­ñe­ro de él en el Col­de­por­tes-Ze­nú-Cla­ro sa­bía que iba a ser un gran cam­peón. Siem­pre fue más ade­lan­ta­do que los de­más. Mos­tra­ba gran­des con­di­cio­nes en ca­rre­te­ra, y men­ta­li­dad fuer­te”. es el pues­to que ocu­pa Nai­ro en el UCI World Tour, mien­tras que Ga­vi­ria se ubi­ca 17°. “Me lla­mó la aten­ción de Nai­ro que no desis­tió pe­se a la for­ta­le­za que mos­tró Tom Du­mou­lin. Quin­ta­na siem­pre es­tu­vo ata­can­te y con la fir­me ilu­sión de ga­nar el Gi­ro. Esa in­sis­ten­cia es de cam­peo­nes. Su­mar, con 27 años, su sex­to po­dio en una gran­de, de­mues­tra que es­ta­mos an­te el me­jor ci­clis­ta en la his­to­ria de Co­lom­bia. Tam­bién ad­mi­ro a Fer­nan­do Ga­vi­ria. Lo co­noz­co bien, por lo que no me sor­pren­den pa­ra na­da sus re­sul­ta­dos en el Gi­ro. Es de­cir, po­see un ta­len­to pu­ro, no es que ga­nó so­lo por­que se pre­pa­ró bien. No, él es tran­qui­lo en su ac­cio­nar, tie­ne con­di­cio­nes. Lo que hi­zo no es por azar. Al con­tra­rio, desde ha­ce dos años ya ve­nía mos­tra­do su ca­te­go­ría. Es­tá lla­ma­do a ser uno de los gran­des es­prín­ter del mun­do”.

FO­TOS

Co­lom­bia vi­bró en el Gi­ro de prin­ci­pio a fin gra­cias a Fer­nan­do Ga­vi­ria y Nai­ro Quin­ta­na, co­rre­do­res que, al em­ba­la­je y en la alta mon­ta­ña, ya go­zan de ad­mi­ra­ción en el pe­lo­tón mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.