OEA: sin con­sen­so so­bre Venezuela

Mien­tras en Venezuela mar­cha­ban pa­ra pe­dir­le al or­ga­nis­mo sen­tar po­si­ción con­tra la Cons­ti­tu­yen­te, en Cancún pri­ma­ron las di­fe­ren­cias en­tre can­ci­lle­res.

El Colombiano - - PORTADA - Por MA­RIA­NA ES­CO­BAR ROLDÁN AFP

El or­ga­nis­mo mul­ti­la­te­ral no se pu­so de acuer­do pa­ra ha­cer una de­cla­ra­ción so­bre la si­tua­ción po­lí­ti­ca y so­cial. Acá, lo que le es­pe­ra al país, que com­ple­ta 80 días de pro­tes­tas.

Cuan­do se com­ple­tan 80 días de mar­chas en Venezuela con­tra el Go­bierno, mi­les de ciu­da­da­nos sa­lie­ron a las ca­lles de Ca­ra­cas pa­ra lla­mar la aten­ción de los can­ci­lle­res de la OEA, que ayer dis­cu­tían la po­si­bi­li­dad de fir­mar una re­so­lu­ción con­tra el pe­di­do de Ni­co­lás Ma­du­ro de con­vo­car a una Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te.

“La re­pre­sión es in­men­sa. Nos sa­có la Guar­dia Na­cio­nal. De nue­vo, ex­pre­sa­mos nues­tro des­con­ten­to por la con­vo­ca­to­ria de Ma­du­ro, pe­ro una vez más en­con­tra­mos la vio­len­cia des­me­di­da de los cuer­pos de se­gu­ri­dad, que no dis­tin­guen ya en­tre ni­ños, mu­je­res y adul­tos”, re­la­ta­ba en la tar­de Ma­ría Te­re­sa Be­lan­dria, ex­per­ta en asun­tos in­ter­na­cio­na­les, mien­tras cre­cía la ex­pec­ta­ti­va por la reunión de la OEA, en Cancún, Mé­xi­co.

Se­gún Be­lan­dria, la ci­ta de los di­plo­má­ti­cos pu­do mar­car un pre­ce­den­te: una de­cla­ra­to­ria con­jun­ta, con una ma­yo­ría de vo­tos (los de 23 de los 34 es­ta­dos ads­cri­tos), que aler­ta­ra so­bre los riesgos de una Cons­ti­tu­yen­te que nunca fue con­sul­ta­da con los ve­ne­zo­la­nos, pe­ro eso nunca su­ce­dió.

Sin em­bar­go, ella mis­ma era cons­cien­te de la de­ci­sión que se to­mó, de que la reunión po­día ser di­la­ta­da por Venezuela con de­cla­ra­to­rias que des­via­ran el te­ma de la Cons­ti­tu­yen­te (ver pa­rén­te­sis) y que un con­sen­so po­día to­mar tiem­po.

En efec­to, los can­ci­lle­res pu­sie­ron a vo­ta­ción un tex­to que ha­bían dis­cu­ti­do al me­dio­día , pe­ro és­te no lo­gró re­unir los 23 vo­tos -de 34 paí­ses- re­que­ri­dos: hu­bo 20 vo­tos a fa­vor, ocho a abs­ten­cio­nes y cin­co en con­tra.

Pe­se al fra­ca­so en Cancún, Be­lan­dria con­si­de­ra una pe­que­ña vic­to­ria el he­cho de que se lo­gra­ra man­te­ner el re­cur­so

de las con­sul­tas abier­tas (reunio­nes fu­tu­ras) en­tre los di­plo­má­ti­cos. “Eso es po­si­ti­vo pa­ra Venezuela, por­que sig­ni­fi­ca que nues­tra cri­sis no se cie­rra y no de­pen­de de co­yun­tu­ras pa­ra re­to­mar­se”, apun­ta.

Di­fí­cil con­sen­so

Las di­fi­cul­ta­des, pre­vis­tas por ex­per­tos en Venezuela des­de que se plan­teó la reunión, se hi­cie­ron ver en la tar­de de ayer, al ini­cio de la ci­ta, cuan­do ha­bía so­bre la me­sa so­lo dos pro­pues­tas de re­so­lu­ción muy di­sí­mi­les y sin apo­yo de la ma­yo­ría. La pri­me­ra, re­dac­ta­da por EE. UU., Mé­xi­co,

Ca­na­dá y Pa­na­má, pe­día can­ce­lar la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te y li­be­rar a los po­lí­ti­cos pre­sos, mien­tras una se­gun­da, res­pal­da­da por los paí­ses de la Co­mu­ni­dad del Ca­ri­be (Ca­ri­com), los alia­dos tra­di­cio­na­les de Venezuela, era más blan­da y so­lo lla­ma­ba al diá­lo­go pa­ra ha­llar una so­lu­ción a la cri­sis.

No obs­tan­te, en la mi­tad del en­cuen­tro, las agen­cias in­ter­na­cio­na­les re­por­ta­ron la sa­li­da re­pen­ti­na de Delcy Ro­drí­guez, can­ci­ller ve­ne­zo­la­na, quien ex­pre­só: “No reconocemos ni la reunión, ni tam­po­co las re­sul­tas cua­les­quie­ra que ellas fue­sen de es­ta reunión, así sean en tono, al­to, me­dio, ba­jo. Venezuela no re­co­no­ce nin­gún pro­duc­to que ven­ga de es­ta or­ga­ni­za­ción (OEA)”.

La di­plo­má­ti­ca se re­fe­ría a la pri­me­ra pro­pues­ta, que con­tem­pla­ba re­con­si­de­rar “la con­vo­ca­to­ria de la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te, tal y co­mo es­tá con­ce­bi­da ac­tual­men­te”, “ab­so­lu­to res­pe­to a los de­re­chos hu­ma­nos, al Es­ta­do de de­re­cho, a la se­pa­ra­ción de po­de­res, a los pro­ce­sos cons­ti­tu­cio­na­les, in­clu­si­ve un ca­len­da­rio elec­to­ral”.

Aun­que el do­cu­men­to no pu­do ser apro­ba­do, so­bre to­do por las pre­sio­nes de Venezuela a sus alia­dos ca­ri­be­ños, Emilio Nouel, abo­ga­do que ase­so­ra a la opo­si­ción ca­ra­que­ña en asun­tos in­ter­na­cio­na­les, co­men­ta que las de­ci­sio­nes de la OEA siem­pre se ve­rán obs­ta­cu­li­za­das por el gru­po de paí­ses del Ca­ri­be cu­yas ren­tas de­pen­den del pe­tró­leo ve­ne­zo­lano, pe­ro que en ca­so de ha­ber un con­sen­so futuro pa­ra una de­cla­ra­ción fuer­te, es­ta co­rre el ries­go de ser so­lo un se­ñue­lo pa­ra eva­dir el pro­ble­ma fun­da­men­tal de Venezuela: “Una cri­sis eco­nó­mi­ca, po­lí­ti­ca y so­cial sin so­lu­ción vi­si­ble”

FO­TO

Ade­más de las mar­chas en Ca­ra­cas, va­rios ve­ne­zo­la­nos se con­gre­ga­ron en Cancún, Mé­xi­co, don­de se en­con­tra­ban los can­ci­lle­res de paí­ses de la OEA en una reunión so­bre el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.