HAY QUE ES­PE­RAR QUE LA ONU CUM­PLA SU MI­SIÓN EN CO­LOM­BIA DE MA­NE­RA SE­RIA

El Colombiano - - OPINIÓN - Por JE­SÚS VA­LLE­JO ME­JÍA

Ex ma­gis­tra­do de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, tra­ta­dis­ta, profesor universitario. Hay co­sas po­si­ti­vas, de al­gu­nas de las que des­ta­ca en la en­tre­vis­ta el de­le­ga­do de la ONU en Co­lom­bia, en las que se pue­de es­tar de acuer­do. Por ejem­plo, que ha­ya desar­me. Eso sí, oja­lá la ONU sea se­ria en la re­cep­ción de esas ar­mas, por­que no sa­be cuán­tas ar­mas son ni dón­de es­tán, tie­ne que creer en la pa- la­bra de las Farc. Tam­bién es po­si­ti­va la des­mo­vi­li­za­ción, que de­jen de se­cues­trar, ata­car pue­blos, ase­si­nar miem­bros de la Fuer­za Pú­bli­ca.

Lo de las mi­li­cias, en efec­to, es­tá en un gra­do de in­de­fi­ni­ción muy gran­de. Al ge­ne­ral Fra­ci­ca le oí de­cir, sien­do él agre­ga­do de De­fen­sa en Chi­le, que los mi­li­cia­nos de las Farc po­drían ser unos 20 o 30 mil su­je­tos. Y eso no que­dó den­tro del acuer­do, es una som­bra que se pro­yec­ta en su im­ple­men­ta­ción.

El de­le­ga­do de la ONU atri­bu­ye la in­di­fe­ren­cia pú­bli­ca por el pro­ce­so a que el co­lom­biano se­ría un con­flic­to “de ba­ja in­ten­si­dad”. Es­tá ra­di­cal­men­te equi­vo­ca­do. To­dos los co­lom­bia­nos es­ta­mos pen- dien­tes del pro­ce­so. Lo que pa­sa es que el Go­bierno co­me­tió un gra­ve error al bur­lar los re­sul­ta­dos del ple­bis­ci­to.

Hay que de­cir que la bu­ro­cra­cia de la Onu se nu­tre de per­so­na­jes pro­ve­nien­tes de mo­vi­mien­tos de iz­quier­da. Hay que ha­cer vo­tos pa­ra que su mi­sión en Co­lom­bia la cum­plan de for­ma ho­no­ra­ble

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.