Luz ver­de a de­cre­to mi­gra­to­rio

La me­di­da, que se­rá re­vi­sa­da de­ta­lla­da­men­te en oc­tu­bre, po­drá ser apli­ca­da a ciu­da­da­nos de Irán, Li­bia, So­ma­lia, Su­dán, Si­ria y Ye­men que no po­sean re­la­cio­nes con Es­ta­dos Uni­dos.

El Colombiano - - PORTADA - Por RI­CAR­DO MON­SAL­VE Y AFP

La Cor­te Su­pre­ma de EE. UU. au­to­ri­zó, par­cial­men­te, freno a in­gre­so de ciu­da­da­nos de seis paí­ses. ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra Trump?

6 paí­ses con ma­yo­ría mu­sul­ma­na son los afec­ta­dos por el de­cre­to mi­gra­to­rio.

La Cor­te Su­pre­ma de Es­ta­dos Uni­dos de­ter­mi­nó la apli­ca­ción par­cial del con­tro­ver­ti­do de­cre­to mi­gra­to­rio fir­ma­do por el pre­si­den­te Do­nald Trump y que es­ta­ble­ce un freno al in­gre­so a te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se de ciu­da­da­nos de seis paí­ses de ma­yo­ría mu­sul­ma­na.

La po­lé­mi­ca me­di­da po­drá ser apli­ca­da a per­so­nas “que no po­seen cual­quier re­la­ción de bue­na fe con per­so­nas o en­ti­da­des en Es­ta­dos Uni­dos, has­ta que la Cor­te ana­li­ce de­ta­lla­da­men­te la cues­tión en oc­tu­bre.

Es­ta de­ci­sión re­pre­sen­ta un im­por­tan­te triun­fo pa­ra Trump, ya que las dos ver­sio­nes del de­cre­to fue­ron cues­tio­na­das y blo­quea­das en la jus­ti­cia, en me­dio de una es­pec­ta­cu­lar con­tro­ver­sia en to­do el país.

En uno de esos blo­queos, im­pues­to por una cor­te de ape­la­cio­nes de Ha­wái, los tres jue­ces lle­ga­ron in­clu­so a cues­tio­nar el po­der del pre­si­den­te pa­ra ac­tuar so­la­men­te me­dian­te la fir­ma de una or­den eje­cu­ti­va en la ma­te­ria.

En el ca­so de Ha­wái, los ma­gis­tra­dos in­clu­so men­cio­na­ron que no bas­ta con que el man­da­ta­rio ale­gue una cues­tión de “se­gu­ri­dad na­cio­nal” pa­ra po­der ejer­cer po­der eje­cu­ti­vo en la ma­te­ria.

En la de­ci­sión pu­bli­ca­da ayer, la Cor­te Su­pre­ma li­mi­tó los cues­tio­na­mien­tos de las re­so­lu­cio­nes emi­ti­das de los tri­bu­na­les de ape­la­ción, al afir­mar que el go­bierno pue­de apli­car me­di­das de es­te ti­po con­tra “per­so­nas de otras na­cio­na­li­da­des que no ten­gan co­ne­xión con Es­ta­dos Uni­dos”.

En esa ló­gi­ca, las per­so­nas que po­sen “es­tre­chos la­zos fa­mi­lia­res” en Es­ta­dos Uni­dos no po­drían ser afec­ta­dos por los de­cre­tos presidenciales”.

El se­gun­do y úl­ti­mo de los de­cre­tos fir­ma­dos por Trump sus­pen­de por 90 días el in­gre­so a te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se por par­te de na­cio­na­les de Irán, Li­bia, So­ma­lia, Su­dán, Si­ria y Ye­men, e in­te­rrum­pe por 120 días el in­gre­so de re­fu­gia-

dos de esos mis­mos paí­ses.

En tan­to, el de­cre­to ori­gi­nal, pos­te­rior­men­te aban­do­na­do por el go­bierno, in­cluía a Irak en esa lis­ta, y sus­pen­día in­de­fi­ni­da­men­te la lle­ga­da de re­fu­gia­dos pro­ve­nien­tes de Si­ria.

Pa­ra Ma­ría Te­re­sa Pa­la­cios, ex­per­ta en Mi­gra­cio­nes de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, lo com­ple­jo ra­di­ca en que “el mo­ti­vo pa­ra no apli­car el de­cre­to en con­tra de las per­so­nas de ori­gen mu­sul­mán es que ellos prue­ben que exis­te al­gún ti­po de re­la­ción de bue­na fe. Es­te mo­ti­vo es un con­cep­to ju­rí­di­co in­de­ter­mi­na­do que no ofre­ce nin­gún ti­po de se­gu­ri­dad pa­ra los in­mi­gran­te, pues no se sa­be a cien­cia cier­ta que sig­ni­fi­ca bue­na fe, por lo que las au­to­ri­da­des mi­gra­to­rias po­drían ser muy ar­bi­tra­rias y li­mi­tar los de­re- chos de es­tas per­so­nas”.

Con­clu­ye que los va­cíos ju­rí­di­cos “son enor­mes” y la cor­te bus­có de­jar una puer­ta abierta muy gran­de a más au­to­ri­da­des mi­gra­to­rias pa­ra li­mi­tar con cual­quier ar­gu­men­to la en­tra­da, cir­cu­la­ción y re­si­den­cia de es­tos in­mi­gran­tes

FO­TO REUTERS

Se es­pe­ra que en oc­tu­bre, la Cor­te Su­pre­ma de Es­ta­dos Uni­dos ten­ga una de­ci­sión so­bre el de­cre­to mi­gra­to­rio del pre­si­den­te Do­nald Trump, una vez sea es­tu­dia­do de­ta­lla­da­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.