En Ma­ri­ni­lla se la jue­gan to­da por la sa­lud men­tal

El mu­ni­ci­pio cuen­ta con un cen­tro es­pe­cia­li­za­do de­di­ca­do a la ase­so­ría y orien­ta­ción si­co­ló­gi­ca. 20 pro­fe­sio­na­les tra­ba­jan en el pro­gra­ma.

El Colombiano - - METRO - Por DIEGO ZAM­BRANO BE­NA­VI­DES

Has­ta la pe­nín­su­la de Yu­ca­tán, en Mé­xi­co, lle­gó el pro­gra­ma de sa­lud men­tal del mu­ni­ci­pio de Ma­ri­ni­lla, Oriente an­tio­que­ño.

Es­ta po­lí­ti­ca pú­bli­ca ha te­ni­do tan bue­nos re­sul­ta­dos que es ca­ta­lo­ga­da co­mo ejem­plo a ni­vel la­ti­noa­me­ri­cano lue­go de ser ex­pues­ta en el Con­gre­so In­te­ra­me­ri­cano de Si­co­lo­gía en la ciu­dad me­xi­ca­na de Mé­ri­da.

Pa­ra el desa­rro­llo de es­te pro­gra­ma, la Al­cal­día de Ma­ri­ni­lla in­vier­te $650 mi­llo­nes anua­les, y tra­ba­ja con el apo­yo de la Fa­cul­tad de Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad de An­tio­quia y el Hos­pi­tal Men­tal de An­tio­quia.

La Se­cre­ta­ría de Sa­lud mu­ni­ci­pal inau­gu­ró, en sep­tiem­bre del año pa­sa­do, el Cen­tro de Sa­lud Men­tal y de Fa­mi­lia, ubi­ca­do a una cuadra del par­que prin­ci­pal, el cual ha si­do fun­da­men­tal pa­ra aten­der a la po­bla­ción.

Pre­ven­ción

“Den­tro de las lí­neas es­tra­té­gi-

cas del pro­gra­ma es­tá la pre­ven­ción. Por ejem­plo, hay 3.500 es­tu­dian­tes de úl­ti­mos gra­dos en las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas, y de ellos, 1.100 han pre­sen­ta­do in­di­cios de pro­ble­mas si­co­ló­gi­cos. Tra­ba­ja­mos pa­ra evi­tar que ha­yan po­si­bles con­se­cuen­cias”, se­ña­ló Ger­mán Da­río Vé­lez, se­cre­ta­rio de Sa­lud de Ma­ri­ni­lla.

El fun­cio­na­rio afir­mó que los 20 pro­fe­sio­na­les que in­te­gran el pro­gra­ma com­pro­ba­ron fal­ta de acom­pa­ña­mien­to por par­te de los pa­dres, por lo cual, en las in­ter­ven­cio­nes que se ha­cen, se es­ta­ble­ce un diá­lo­go di­rec­to con las fa­mi­lias.

Otras lí­neas del pro­gra­ma tam­bién se en­fo­can en pre­ven­ción de con­su­mo de dro­gas y em­ba­ra­zo ado­les­cen­te.

“Nos la ju­ga­mos por la re­fle- xión a tra­vés de la cul­tu­ra, con ar­tes es­cé­ni­cas pa­ra ex­po­ner las pro­ble­má­ti­cas. La con­cu­rren­cia de la gen­te a es­tos even­tos ha si­do bas­tan­te bue­na”, di­jo Vé­lez.

Aco­gi­da de la co­mu­ni­dad

En los in­di­ca­do­res que ma­ne­ja la Se­cre­ta­ría de Sa­lud, se lle­va un re­gis­tro que en­tre ju­nio de 2016 y el mis­mo mes de es­te año, se aten­die­ron más de 1.800 per­so­nas adi­cio­na­les a los 1.100 es­tu­dian­tes an­tes men­cio­na­dos.

“Con la di­fu­sión que se ha he­cho la gen­te se ha co­nec­ta­do mu­cho con el pro­gra­ma. Cuan­do los usua­rios lle­gan a las ase­so­rías nos en­car­ga­mos de re­di­ri­gir­los se­gún su ni­vel de ne­ce­si­dad”, co­men­tó Ta­tia­na Ló­pez, si­có­lo­ga que tra­ba­ja en el Cen­tro de Sa­lud Men­tal.

En el ca­nal de te­le­vi­sión co­mu­ni­ta­rio Aco­de­ma, la Al­cal­día in­clu­so tie­ne un pro­gra­ma lla­ma­do Sa­lu­da­ble­men­te, don­de se in­vi­tan pro­fe­sio­na­les ex­per­tos en sa­lud men­tal de to­do el de­par­ta­men­to.

La si­có­lo­ga apun­tó que con el pro­gra­ma se es­tá me­jo­ran­do de ma­ne­ra no­ta­ble la ca­li­dad de vi­da de los ma­ri­ni­llos. “Las per­so­nas en­ten­die­ron que no so­lo es im­por­tan­te fi­jar­se en la sa­lud fí­si­ca, sino tam­bién en la sa­lud men­tal”, ase­ve­ró.

Eco in­ter­na­cio­nal

El al­cal­de Éd­gar Villegas ma­ni­fes­tó so­bre la par­ti­ci­pa­ción en el con­gre­so en Mé­xi­co que “cau­só sor­pre­sa en el mun­do que un mu­ni­ci­pio de 55.000 ha­bi­tan­tes sea ejem­plo en po­lí­ti­ca pú­bli­ca de sa­lud men­tal. Es al­go mo­ti­van­te pa­ra se­guir tra­ba­jan­do”.

En sep­tiem­bre, la Al­cal­día in­for­mó que re­ci­bió la in­vi­ta­ción pa­ra ex­po­ner su pro­gra­ma en dos con­gre­sos de si­co­lo­gía que se lle­va­rán a ca­bo en Pe­rú y Bolivia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.