Ase­gu­rar el ca­rro, otra de­ci­sión más

Te­ner un buen se­gu­ro mar­ca la di­fe­ren­cia. No lo de­je al azar, le ayu­da­rá si tie­ne pro­ble­mas en la vía y an­te los la­dro­nes.

El Colombiano - - TENDENCIAS - por JUAN DA­VID UMAÑA GALLEGO

Di­ce el re­frán po­pu­lar que “se­gu­ro ma­tó a con­fian­za”. No se equi­vo­ca, me­nos si se tie­ne un vehícu­lo. Ase­gu­rar el ca­rro le per­mi­te es­tar tran­qui­lo, por­que an­te cual­quier even­tua­li­dad, tie­ne un res­pal­do. No im­por­ta si se va­ra, lo ro­ban o se cho­ca.

Por­que una co­sa es el se­gu­ro obli­ga­to­rio (Soat), que pro­te­ge a ter­ce­ros cuan­do hay un ac­ci­den­te, y otra el se­gu­ro vo­lun­ta­rio to­do ries­go, que es pa­ra pro­te­ger el pa­tri­mo­nio de afec­ta­cio­nes ma­te­ria­les y hur­to. Es­te úl­ti­mo es del que ha­bla­mos, y exis­te en di­fe­ren­tes ca­te­go­rías de­pen­dien­do del mo­de­lo del vehícu­lo, la mar­ca y los años que lle­va ro­dan­do en las ca­lles.

Pa­ra ha­cer una bue­na se­lec­ción de­be te­ner en cuen­ta sus ne­ce­si­da­des pun­tua­les. No es so­lo la ase­gu­ra­do­ra, es el ti­po de se­gu­ro que eli­ge. Ten­ga en cuen­ta es­tos con­se­jos.

1 EL VA­LOR DEL SE­GU­RO Y SU CO­BER­TU­RA

Los due­ños a ve­ces so­lo se in­cli­nan por el va­lor del se­gu­ro, lo que po­dría cau­sar­les pro­ble­mas más ade- lan­te. “Una vez que nos po­ne­mos al vo­lan­te pue­den su­ce­der mil im­pre­vis­tos an­te los que más va­le es­tar lo me­jor cu­bier­to po­si­ble”, in­di­ca Mar­ce­la Acos­ta, directora de vehícu­los de la com­pa­ñía de se­gu­ros Wi­llis To­wers Wat­son.

Ese va­lor vie­ne co­nec­ta­do a la co­ber­tu­ra. Por ejem­plo, hay se­gu­ros que cu­bren da­ños a ter­ce­ros mien­tras que otros so­lo cu­bren los da­ños de nues­tro vehícu­lo. Por ello, bus­que den­tro del mer­ca­do el que más se aco­mo­de a sus ne­ce­si­da­des y a lo que pue­de pa­gar.

“Ten­ga en cuen­ta que la edad, el gé­ne­ro, la pro­fe­sión y el estado civil del ase­gu­ra­do, así co­mo la mar­ca y has­ta la zo­na de cir­cu­la­ción in­di­ca­rán el va­lor”, aña­de Acos­ta.

2 SER­VI­CIO DE ASIS­TEN­CIA DE VIA­JE

Si es de las per­so­nas que sa­le a pa­sear en su au­to con fre­cuen­cia, te­ner es­te pun­to den­tro de la pó­li­za es im­por­tan­te. Re­vi­se que es­té in­clui­do y co­noz­ca el al­can­ce del ser­vi­cio: grúa, ciu­da­des y protocolo pa­ra ac­ce­der al au­to de re­em­pla­zo, gas­tos de trans­por­te, nú­me­ro de ser­vi­cios de con­duc­tor ele­gi­do, en­tre otros.

3 DA­TOS DEL AU­TO Y DEL DUE­ÑO, IM­POR­TAN­TES

Al com­prar la pó­li­za, ten­ga en cuen­ta los do­cu­men­tos del vehícu­lo. Luz Mar­leny Man­ci­pe, ge­ren­te de Óp­ti­mos Se­gu­ros, re­cuer­da a los due­ños te­ner ma­trí­cu­la, soat y cer­ti­fi­ca­ción de ga­ses al día. “La ma­trí­cu­la de­be es­tar a nom­bre del pro­pie­ta­rio del vehícu­lo que va ad­qui­rir la pó­li­za”.

Verifique que la in­for­ma­ción que se en­cuen­tra en el do­cu­men­to del se­gu­ro sí es­té di­li­gen­cia­da de for­ma co­rrec­ta, sin error en la tar­je­ta de pro­pie­dad así co­mo en los da­tos del pro­pie­ta­rio del au­to.

Al fi­na­li­zar, aña­de Man­ci­pe, no ol­vi­de pe­dir el do­cu­men­to ori­gi­nal de la pó­li­za.

4 ASE­GU­RA­DO­RAS Y ASE­SO­RES CON RES­PAL­DO

La Fe­de­ra­ción de Ase­gu­ra­do­res Co­lom­bia­nos (Fa­se­col­da) tie­ne en su si­tio web un di­rec­to­rio con las com­pa­ñías que ofre­cen es­tos ser­vi­cios. Re­vi­se la que ten­ga el me­jor res­pal­do y ase­so­res que ex­pli­quen en de­ta­lle, pa­ra que se sien­ta bien in­for­ma­do.

La idea es “re­ci­bir una bue­na ase­so­ría en cuan­to a co­ber­tu­ras, de­du­ci­bles, va­lo­res agre­ga­dos y for­mas de pa­go”, in­di­ca Luz Mar­leny. Ten­ga pre­sen­te que el va­lor ase­gu­ra­do del vehícu­lo lo de­ter­mi­na Fa­se­col­da.

5 ¿YA TIE­NE UN SE­GU­RO? HAY DE­BE­RES

Las pó­li­zas tie­nen ex­clu­sio­nes, y es me­jor que se­pa de ellas pa­ra que no pier­da be­ne­fi­cios. Si la co­ber­tu­ra in­clu­ye pérdida to­tal o par­cial, el se­gu­ro no pa­ga­rá los da­ños si la even­tua­li­dad se dio por fa­llas eléc­tri­cas y me­cá­ni­cos, si no se ha he­cho man­te­ni­mien­to o re­pa­ra­cio­nes téc­ni­cas ade­cua­das.

En el ca­so de la co­ber­tu­ra de ac­ci­den­tes al con­duc­tor y ocu­pan­tes no se apli­ca la in­dem­ni­za­ción si el even­to es di­fe­ren­te a ac­ci­den­te de trán­si­to, o por le­sio­nes cau­sa­das adre­de.

Las de­más ex­clu­sio­nes in­clu­yen ca­rro re­te­ni­do por la au­to­ri­dad, que sea em­plea­do pa­ra un uso dis­tin­to al es­ta­ble­ci­do, si se usa pa­ra ha­lar otro vehícu­lo, si se ha arren­da­do el ca­rro, si hay ma­la fe o do­cu­men­tos fal­sos o exis­ta do­lo por par­te del due­ño o del con­duc­tor au­to­ri­za­do

ILUS­TRA­CIÓN FA­BIÁN RI­VAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.