EN­CRU­CI­JA­DA

Pa­ra 2018, se­gún cálcu­los del Mi­nis­te­rio de Am­bien­te, se re­quie­ren $836.416 mi­llo­nes en in­ver­sión, pe­ro el Go­bierno so­lo asig­nó $251.746 mi­llo­nes.

El Colombiano - - PORTADA - Por: MA­RÍA VIC­TO­RIA CO­RREA

Los pen­dien­tes am­bien­ta­les del go­bierno del pre­si­den­te no son me­no­res: ba­jar los ín­di­ces de de­fo­res­ta­ción, con­se­guir que 26 mi­llo­nes de hec­tá­reas es­tén pro­te­gi­das a di­ciem­bre de 2018, fre­nar la mi­ne­ría ile­gal, de­li­mi­tar 37 pá­ra­mos y cum­plir con uno de los va­rios com­pro­mi­sos que ad­qui­rió al sus­cri­bir el Acuer­do de Pa­rís, co­mo, por ejem­plo, re­du­cir los Ga­ses de Efec­to In­ver­na­de­ro en 20 %. Con el pre­su­pues­to ac­tual, es­to pa­re­ce una ta­rea im­po­si­ble.

Y no es to­do. Tam­bién ten­drá que avan­zar en la con­ser­va­ción de cer­ca de 50 “bos­ques de paz” que co­rres­pon­den a 12.500 hec­tá­reas. Ade­más, es­te año se com­pro­me­tió a erra­di­car los cul­ti­vos de co­ca en al­gu­nos Par­ques Na­tu­ra­les Na­cio­na­les, co­mo en los Fa­ra­llo­nes y Ca­ta­tum­bo.

Pues bien, pa­ra cum­plir con es­tos y otros desafíos, San­tos le asig­nó a es­ta car­te­ra un mon­to de in­ver­sión de 251.746 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra 2018. Es­to sig­ni­fi­ca que ha­brá una re­duc­ción en su bi­lle­te­ra de 44 % (ver grá­fi­co). Se­gún los cálcu­los del mis­mo Mi­nis­te­rio, pa­ra po­der sa­car los pro­yec­tos cen­tra­les, que el país re­quie­re, se ne­ce­si­tan 584.669 mi­llo­nes de pe­sos más de lo que se le es­tá asig­nan­do hoy.

Es­ta re­duc­ción les preo­cu­pa no so­lo a los in­ves­ti­ga­do­res y cien­tí­fi­cos, sino tam­bién al mi­nis­tro al Ideam y a Par­ques Na­cio­na­les. Ade­más, por­que co­mo lo di­je­ron di­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to Ale­xan­der von Hum­boldt, y el ex­mi­nis­tro

con es­ta de­ci­sión hay un con­tra­dis­cur­so en ma­te­ria am­bien­tal.

“Es­to me preo­cu­pa mu­cho por­que San­tos ha si­do vehe­men­te y com­pro­me­ti­do con pro­yec­tos cla­ros co­mo el de cre­ci­mien­to ver­de, el au­men­to de áreas pro­te­gi­das y las obli­ga­cio­nes in­ter­na­cio­na­les que se ad­qui­rie­ron”, di­jo a EL CO­LOM­BIANO.

San­tos siem­pre en­fa­ti­za que su Go­bierno es muy am­bien­tal y ha es­ta­do em­pe­ña­do en crear nue­vas re­ser­vas, así lo ma­ni­fes­tó Ro­drí­guez, quien in­di­có que por eso es­te ba­jón pre­su­pues­tal no es cohe­ren­te con sus pro­me­sas: “es con­tra­dic­to­rio bus­car crear nue­vos par­ques na­cio­na­les y no au­men­tar en for­ma con­si­de­ra­ble los re­cur­sos pa­ra dar­les una bue­na pro­tec­ción a to­dos esos te­rri­to­rios”.

Y en­ton­ces, ¿cuál ha si­do el dis­cur­so am­bien­tal de San­tos? Pa­ra em­pe­zar, el 7 de agos­to de 2010, du­ran­te su po­se­sión, se com­pro­me­tió con al­go que no de­ja de ser una pe­ro­gru­lla­da: “So­mos una de las na­cio­nes con ma­yor di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca y con ma­yor ri­que­za hí­dri­ca. Es­ta­mos lla­ma­dos a con­ser­var­las. Tra­ba­ja­re­mos pa­ra pa­gar esa deu­da im­pos­ter­ga­ble”. Ese mis­mo día, anun­ció la crea­ción del Mi­nis­te­rio de Am­bien­te.

En ma­yo del año pa­sa­do, du­ran­te la po­se­sión de Mu­ri­llo, vol­vió con las pro­me­sas: for­mu­lar 60 pla­nes de or­de­na­mien­to y ma­ne­jo de cuen­cas, de­cla­rar tres si­tos Ram­sar (Con­ven­ción que pro­te­ge los hu­me­da­les en to­do el mun­do), ar­ti­cu­lar el sis­te­ma am­bien­tal con las cor­po­ra­cio­nes y con to­dos los ins­ti­tu­tos de in­ves­ti­ga­ción e in­ter­ve­nir las zo­nas afec­ta­das por el con­flic­to ar­ma­do a tra­vés del An­la. In­sis­tió en la de­li­mi­ta­ción de pá­ra­mos y en la con­ser­va­ción de los par­ques na­cio­na­les.

“El ma­ne­jo de las cuen­cas se es­tá vol­vien­do ca­da vez más im­por­tan­te por aque­llo del agua: si no pro­te­ge­mos las cuen­cas, van a des­apa­re­cer. Y nues­tros nie­tos y bis­nie­tos y las ge­ne­ra­cio­nes ve­ni­de­ras su­fri­rán las con­se­cuen­cias”, di­jo.

Las con­tra­dic­cio­nes

Una de las fun­cio­na­rias que du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da ha es­ta­do al fren­te de la con­ser­va­ción de los te­rri­to­rios, es la di­rec­to­ra de Par­ques Na­cio­na­les Na­tu­ra­les, quien con­fe­só que to­da la se­ma­na fue de ofi­ci­na en ofi­ci­na mi­ran­do có­mo ha­cer pa­ra que esas ci­fras cam­bien y por eso afir­mó que es “te­rri­ble” la re­duc­ción que se plan­tea en el pre­su­pues­to.

“No­so­tros ha­bía­mos he­cho un cálcu­lo y re­que­ría­mos una in­ver­sión cer­ca­na a los 110.000 mi­llo­nes de pe­sos y nos asig­na­ron mu­chí­si­mo me­nos, no más de 40.000 mi­llo­nes”, sos­tu­vo.

En­ton­ces, con el fin de sa­ber có­mo se­rá su 2018, Mi­ran­da hi­zo el ejer­ci­cio de las co­sas que ten­drá que de­jar de ha­cer pa­ra que la pla­ta le al­can­ce. Se re­du­ci­rán, sus­tan­cial­men­te,

to­dos los acuer­dos que ha­cen con las co­mu­ni­da­des lo­ca­les. Que­da­rá en ce­ro el man­te­ni­mien­to de la in­fra­es­truc­tu­ra de los par­ques y el apo­yo de los guar­da­bos­ques. Tam­bién se im­pac­ta­rán los re­co­rri­dos de con­trol y vi­gi­lan­cia, se que­da­rá sin re­cur­sos el sa­nea­mien­to pre­dial y la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca.

¿Y qué pa­sa­rá con la de­cla­ra­to­ria de más áreas pro­te­gi­das? Pues Mi­ran­da se­ña­la que aun­que sa­be que es­ta es una me­ga­me­ta de Go­bierno, es en lo que hay una con­tra­dic­ción. “Mi­re, lle­va­mos pi­dien­do, des­de ha­ce mu­chos años, la plan­ta de per­so­nal pa­ra los par­ques que de­cla­ró el pre­si­den­te San­tos y pa­ra los nue­vos que te­ne­mos que de­cla­rar y no me han da­do re­cur­sos pa­ra eso. Me han di­cho que de­bo pre­sen­tar un pro­yec­to de in­ver­sión. So­lo ne­ce­si­ta­mos 22.000 mi­llo­nes de pe­sos”.

La de­fen­sa que ha­ce Mi­ran­da pa­ra con­se­guir el pre­su­pues­to no so­lo se ba­sa en que tie­ne en sus ma­nos la con­ser­va­ción del agua del país pa­ra el con­su-

mo do­més­ti­co y pa­ra la ge­ne­ra­ción de ener­gía eléc­tri­ca, sino que es­tán ga­ran­ti­zan­do, des­de Par­ques Na­cio­na­les, un pun­to del Pro­duc­to In­terno Bru­to.

¿Qué si­gue?

So­lo hay una op­ción: es­pe­rar que el Con­gre­so em­pie­ce el de­ba­te y, li­te­ral­men­te, se apia­de en la ley de pre­su­pues­to que aprue­be pa­ra 2018. “Mi úni­ca es­pe­ran­za es que los re­cur­sos am­bien­ta­les es­tén den­tro del pre­su­pues­to de la paz. No veo otro ca­mino. Es­te re­cor­te pa­ra no­so­tros los in­ves­ti­ga­do­res im­pli­ca que­dar­nos en la ne­ve­ra, por­que tie­ne re­per­cu­sio­nes muy de­li­ca­das en la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal, en com­pro­mi­sos de lar­go alien­to co­mo los de cam­bio cli­má­ti­co”, di­jo Bap­tis­te.

Las apues­tas del sec­tor, se­ña­ló, no pue­den fi­nan­ciar­se

so­la­men­te de los apor­tes del sec­tor pri­va­do o con las ONG in­ter­na­cio­na­les. “Es bá­si­co, hay que ha­cer un ejer­ci­cio de so­be­ra­nía am­bien­tal que re­quie­re unas in­ver­sio­nes mí­ni­mas”, su­bra­yó.

Lo úni­co que que­da, se­ña­ló ca­si que a ma­ne­ra de sú­pli­ca, es es­pe­rar que el Con­gre­so re­vi­se es­ta de­ci­sión de Go­bierno y en­tien­da que aun­que es­ta es “una apues­ta in­vi­si­ble a la luz de esas gran­des vías, el país de­be te­ner un por­cen­ta­je pa­ra la ges­tión am­bien­tal de ca­li­dad. Hay que en­ten­der eso”

FO­TO JUAN AN­TO­NIO SÁN­CHEZ

Al co­no­cer­se el pro­yec­to de pre­su­pues­to 2018 del Go­bierno, el sec­tor am­bien­tal que­dó en ja­que por­que su­fri­ría una re­duc­ción del 44 % en sus in­ver­sio­nes, lo que pon­dría en ries­go la pro­tec­ción de par­ques na­cio­na­les. Co­noz­ca lo que im­pli­ca­ría el ba­jón en re­cur­sos y por qué el Es­ta­do es­tá obli­ga­do a ha­cer­lo.

FO­TO DO­NAL­DO ZU­LUA­GA Y JUAN AN­TO­NIO SÁN­CHEZ

Los desafíos del Go­bierno son al­tos, en­tre otros, es­tán la con­so­li­da­ción de más áreas pro­te­gi­das y fre­nar la mi­ne­ría ile­gal. Los re­cur­sos no al­can­za­rán: ex­per­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.