EL DÉ­FI­CIT DE ES­PA­CIOS VER­DES ES­TÁ SU­FI­CIEN­TE­MEN­TE DIAGNOSTICADO

El Colombiano - - OPINIÓN - Por FRANCOISE COUPE DE RES­TRE­PO

En Me­de­llín, to­dos los diag­nós­ti­cos he­chos pa­ra for­mu­lar los Pla­nes de Or­de­na­mien­to Te­rri­to­rial y de Desa­rro­llo han coin­ci­di­do en la ne­ce­si­dad apre­mian­te de in­cre­men­tar los es­pa­cios ver­des que hoy no al­can­zan la mi­tad de los me­tros cua­dra­dos re­que­ri­dos por ha­bi­tan­te y es­ti­ma­dos en 9 m2 por la OMS. A pe­sar de que las ad­mi­nis­tra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les han pla­nea-

do o eje­cu­ta­do pro­yec­tos ten­dien­tes a me­jo­rar las con­di­cio­nes, en­fren­ta­mos un dé­fi­cit muy al­to y con po­cas pers­pec­ti­vas de lo­grar cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos, so­bre to­do cuan­do ob­ser­va­mos las di­ná­mi­cas ur­ba­nas, in­su­fi­cien­te­men­te con­tro­la­das, que no re­co­no­cen los lí­mi­tes a la ocu­pa­ción y ex­plo­ta­ción de un te­rri­to­rio den­sa­men­te po­bla­do y de­pen­dien­te de los re­cur­sos

de re­gio­nes a ve­ces dis­tan­tes. Con dos ejem­plos ilus­tro mi preo­cu­pa­ción: Pa­de­ce­mos al­tos ni­ve­les de con­ta­mi­na­ción que son di­fí­ci­les de ba­jar y con­tro­lar por las con­di­cio­nes to­po­grá­fi­cas y cli­má­ti­cas del Abu­rrá, por la in­su­fi­cien­te ve­ge­ta­ción y las prác­ti­cas aso­cia­das a la mo­vi­li­dad. Así, el im­pac­to de las par­tí­cu­las emi­ti­das por el trans­por­te so­bre la sa­lud de los ha­bi­tan­tes es­tá

cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­do por el cuer­po mé­di­co. Vi­vi­mos en una ciu­dad que ha con­ser­va­do po­cos par­ques y cen­tros de ba­rrios co­mo es­pa­cios pú­bli­cos ver­des abier­tos a los ciu­da­da­nos, co­mo lu­ga­res de en­cuen­tro, ocio, de­por­te y con­vi­ven­cia, que po­drían con­tri­buir a mer­mar los ín­di­ces de vio­len­cia y a va­lo­rar los en­tor­nos cer­ca­nos a los lu­ga­res de re­si­den­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.