ME­DE­LLÍN HA­CE ME­MO­RIA

El Colombiano - - OPINIÓN - Por JOR­GE GI­RAL­DO RA­MÍ­REZ ca­lia@une.net.co

A ve­ces es bueno mi­rar atrás. A Me­de­llín y An­tio­quia les ha ser­vi­do de mu­cho man­te­ner un fuer­te sen­ti­do de per­te­nen­cia ali­men­ta­do por una vi­sión op­ti­mis­ta del pa­sa­do y un sen­ti­do ca­si he­roi­co de que ha­bría un fu­tu­ro me­jor. Sin esa pu­jan­za, sin esa con­fian­za, no ha­bría­mos sa­li­do del ho­yo en el que nos me­ti­mos en la se­gun­da mi­tad del si­glo XX. Pe­ro, a ve­ces, es bueno mi­rar atrás.

Así lo en­ten­dió la ad­mi­nis­tra­ción del al­cal­de Aní­bal Ga­vi

ria Co­rrea (2012-2015) cuan­do to­mó la ini­cia­ti­va de pro­po­ner­le al Cen­tro Na­cio­nal de Me­mo­ria His­tó­ri­ca la rea­li­za­ción de un in­for­me de me­mo­ria de la ciu­dad. Los dos en­tes es­ta­ta­les más el Mi­nis­te­rio del In­te­rior asu­mie­ron la fi­nan­cia­ción. La rea­li­za­ción co­rrió por cuen­ta de la Uni­ver­si­dad Ea­fit, la Uni­ver­si­dad de An­tio­quia y la Cor­po­ra­ción Re­gión, y la coor­di­na- ción re­ca­yó en es­ta úl­ti­ma que, por de­más, ha li­de­ra­do los de­más in­for­mes de me­mo­ria (cua­tro) he­chos en An­tio­quia.

Des­pués de más de dos años de tra­ba­jo se pre­sen­tó el pa­sa­do jue­ves, en el Cen­tro Cul­tu­ral de Mo­ra­via, el in­for­me que lle­va por tí­tu­lo “Me­de­llín: me­mo­rias de una gue­rra ur­ba­na”. Son 518 pá­gi­nas di­vi­di­das en cin­co ca­pí­tu­los más una in­tro­duc­ción y unas re­co­men­da­cio­nes. El libro fí­si­co se es­fu­ma­rá, co­mo ha pa­sa­do con los de­más in­for­mes, pe­ro es­tá dis­po­ni­ble pa­ra leer o des­car­gar­se en el si­tio web del Cen­tro Na­cio­nal de Me­mo­ria His­tó­ri­ca.

El tra­ba­jo in­clu­yó 20 ta­lle­res en los que par­ti­ci­pa­ron 324 per­so­nas, 13 gru­pos fo­ca­les con 102 per­so­nas, 70 en­tre­vis­ta­das, to­das ellas de los más di­ver­sos es­ta­men­tos y con­di­cio­nes de la so­cie­dad. Son in­con­ta­bles las fuen­tes do­cu­men­ta­les con­sul- ta­das, así co­mo in­cues­tio­na­ble –sin fal­sa mo­des­tia– el ba­ga­je de los in­ves­ti­ga­do­res y las ins­ti­tu­cio­nes que es­tu­vie­ron a car­go de esa ta­rea. Sin em­bar­go, to­dos los par­ti­ci­pan­tes y pro­mo­to­res cree­mos que es­te es un re­la­to más y de que es bueno pa­ra nues­tra so­cie­dad que ha­ya más re­la­tos y más va­ria­dos.

No pre­ten­do ha­cer una sín­te­sis de un tra­ba­jo tan vas­to. So­lo con­tar con tris­te­za que, ci­fras en mano, Me­de­llín fue el mu­ni­ci­pio con la po­bla­ción más vic­ti­mi­za- da del país. Al­go de lo que no so­mos cons­cien­tes no­so­tros y me­nos aún quie­nes, sin en­ten­der­nos, nos acu­san co­lec­ti­va­men­te. So­lo se­ña­lar que Me­de­llín no se jo­dió en los ochen­ta, cuan­do lle­ga­ron el rui­do y la fu­ria, sino dos dé­ca­das atrás cuan­do to­dos los sec­to­res di­ri­gen­tes se apol­tro­na­ron en la com­pla­cen­cia por los éxi­tos de sus an­te­ce­so­res y no fue­ron ca­pa­ces de en­ten­der los cam­bios que es­ta­ban ocu­rrien­do y las tem­pes­ta­des que, sin que­rer, es­ta­ban sem­bran­do. So­lo en­fa­ti­zar que si es­ta ciu­dad se le­van­tó, fue por­que mu­chas per­so­nas e ins­ti­tu­cio­nes se jun­ta­ron, re­sis­tie­ron, sem­bra­ron luz; fue por­que hu­bo ac­cio­nes del Es­ta­do a ni­vel na­cio­nal, vo­lun­ta­des de or­ga­nis­mos de coope­ra­ción, que con­tri­bu­ye­ron de mo­do de­ci­si­vo a ayu­dar­nos. So­lo re­cor­dar que no so­mos in­mu­nes.

Léan­lo. A ve­ces es bueno mi­rar atrás

No pre­ten­do una sín­te­sis de un tra­ba­jo tan vas­to. So­lo con­tar que Me­de­llín fue la po­bla­ción más vic­ti­mi­za­da del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.