SESQUICENTENARIO DE LA UNI­VER­SI­DAD NA­CIO­NAL

El Colombiano - - OPINIÓN - Por ALE­JO VAR­GAS VE­LÁS­QUEZ var­gas­ve­las­que­za­le­jo@gmail.com

No to­dos los días se cum­plen cien­to cin­cuen­ta años; por eso la ma­yo­ría de los miem­bros de la co­mu­ni­dad de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal es­ta­mos de plá­ce­mes.

El 22 de septiembre de 1867, en el con­tex­to de los go­bier­nos del ra­di­ca­lis­mo li­be­ral se creó la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal -te­nien­do co­mo re­fe­ren­cia lo que ha­bía crea­do en su go­bierno el Ge­ne­ral Fran­cis­co de

Pau­la San­tan­der, las Uni­ver­si­da­des Cen­tra­les de Qui­to, San­ta Fe y Caracas- y co­mo parte de los es­fuer­zos que en la se­gun­da mi­tad del si­glo XIX se ade­lan­ta­ban pa­ra cons­truir una iden­ti­dad na­cio­nal.

Por eso en el ADN de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal ha es­ta­do siem­pre pre­sen­te con­tri­buir a la bús­que­da de so­lu­ción de los gran­des pro­ble­mas na­cio­na­les y por su­pues­to ayu­dar a cons­truir ele­men­tos iden­ti­ta­rios en una so­cie­dad don­de por mo­men­tos pa­re­cie­ran pre­do­mi­nar las iden­ti­da­des re­gio­na­les an­tes que la iden­ti­dad na­cio­nal.

Se­sen­ta años des­pués, en el Go­bierno de Al­fon­so Ló­pez Pu

ma­re­jo, se le dio el cam­pus que ac­tual­men­te tie­ne en la se­de Bo­go­ta y que es un or­gu­llo no so­lo Na­cio­nal, sino in­ter­na­cio­nal. Pro­gre­si­va­men­te fue ex­ten­dien­do sus sedes a las ocho ac­tua­les, en su or­den, Me­de­llin en los años 30 con la Es­cue­la Na­cio­nal de Mi­nas; Ma­ni­za­les en los 40 con la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ria; Pal­mi­ra en los años 30 con ba­se en la Es­cue­la Su­pe­rior de Agri­cul­tu­ra Tro­pi­cal; Le­ti­cia, Arau­ca, San Andres y Tu­ma­co; en pró­xi­mos me­ses se inau­gu­ra­ra la de La Paz (Cesar).

Sin pre­ten­sio­nes ni exa­ge­ra­cio­nes, la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal es la pri­me­ra Uni­ver­si­dad del país, des­de el pun­to de vis­ta de los indicadores que se quie­ran to­mar: ta­ma­ño y ca­li­dad de su plan­ta do­cen­te, sus es­tu­dian­tes -más de cin­cuen­ta mil por es­tos tiem­pos-, pro­gra­mas aca­dé­mi­cos de pre­gra­do y post­gra­do - 96 pro­gra­mas de pre­gra­do y 350 pro­gra­mas de pos­gra­do­gru­pos de in­ves­ti­ga­ción, pre­sen­cia na­cio­nal, pro­gra­mas de con­tri­bu­ción a la so­lu­ción de pro­ble­mas na­cio­na­les -de­be­mos des­ta­car los apor­tes acer­ca de la com­pren­sión y so­lu­ción de las di­ver­sas vio­len­cias que han atra­ve­sa­do nues­tra his­to- ria, tan­to la vio­len­cia bi­par­ti­dis­ta de me­dia­dos del si­glo pa­sa­do, co­mo las nue­vas vio­len­cias pos­te­rio­res-, los egre­sa­dos ilus­tres que allí se han for­ma­do, di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos co­mo Ma­rio Aram­bu­ro Res­tre­po, Lau­reano Gó­mez y Jor­ge Elie­cer Gai­tan, ex­pre­si­den­tes co­mo Carlos Lle­ras Res­tre­po y Vir­gi­lio Bar­co, em­pre­sa­rios co­mo Ni­ca­nor Res­tre­po San­ta­ma­ria, Carlos Ar­di­la Lu­lle y Luis Carlos Sar­mien­to, cien­tí­fi­cos y hu­ma­nis­tas co­mo la bo­tá­ni­ca Glo­ria Ga­leano, el ar­qui­tec­to Ro­ge­lio Sal­mo­na, el abo­ga­do Ge­rar­do Mo­li­na, el psi­quia­tra Luis Ló­pez de Me­za, y el poe­ta y hu­ma­nis­ta León de

Greiff, en­tre mu­chos otros.

To­do lo an­te­rior años lle­na de sano or­gu­llo y es parte del pa­tri­mo­nio na­cio­nal y por ello desea­mos que nues­tra Uni­ver­si­dad Na­cio­nal no so­lo ce­le­bre co­mo se me­re­ce es­tas efe­mé­ri­des, sino que ini­cie un ca­mino más pro­duc­ti­vo aún ha­cia el se­gun­do sesquicentenario. No pre­ten­de­mos mo­no­po­li­zar la re­pre­sen­ta­ción de las uni­ver­si­da­des es­ta­ta­les, pe­ro sí es­ta­mos se­gu­ros, que la Na­cho, co­mo co­lo­quial­men­te la lla­man mu­chos de nues­tros es­tu­dian­tes y do­cen­tes, es re­fe­ren­cia obli­ga­da de la edu­ca­ción su­pe­rior de pri­me­rí­si­ma ca­li­dad en Colombia y Amé­ri­ca La­ti­na.

Nos con­gra­tu­la­mos, en­ca­be­za­dos por nues­tros cuer­pos di­rec­ti­vos, con to­da nues­tra so­cie­dad, las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les y las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior, pa­ra las cua­les bus­ca­mos ser un apo­yo, un com­pa­ñe­ro de via­je, pe­ro tam­bién un re­fe­ren­te per­ma­nen­te

No to­dos los días se cum­plen cien­to cin­cuen­ta años. El 22 de septiembre de 1867, en el con­tex­to de los go­bier­nos del ra­di­ca­lis­mo li­be­ral se creó la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal, co­mo parte de los es­fuer­zos que se ade­lan­ta­ban pa­ra cons­truir una iden­ti­dad na­cio­nal.

La Na­cho, co­mo co­lo­quial­men­te la lla­man mu­chos de nues­tros es­tu­dian­tes y do­cen­tes, es re­fe­ren­cia obli­ga­da de la edu­ca­ción su­pe­rior de pri­me­rí­si­ma ca­li­dad en Colombia y Amé­ri­ca La­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.