A los buenos ciu­da­da­nos les re­co­no­cen sus apor­tes

El Colombiano - - METRO - Por GUSTAVO OS­PI­NA ZA­PA­TA

En la ciu­dad, 8 de ca­da diez per­so­nas can­ce­lan a tiem­po los im­pues­tos, lo que per­mi­te un re­cau­do de $1,2 bi­llo­nes al año.

Si de ca­da diez ciu­da­da­nos ocho pa­gan a tiem­po sus im­pues­tos, eso me­re­ce más que un aplau­so: ¡se­re­na­ta! Así lo con­si­de­ra el al­cal­de de Me­de­llín, Fe­de­ri­co Gu­tié­rrez, quien in­sis­te en es­ti­mu­lar el buen com­por­ta­mien­to de los ha­bi­tan­tes de Me­de­llín que, en ca­sos co­mo el pa­go de las obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias, se tra­du­ce en di­ne­ro que se in­vier­te en obras para la ciu­dad.

¿Pe­ro ne­ce­si­tan las per­so­nas de es­tos es­tí­mu­los para ser buenos ciu­da­da­nos?

Gui­ller­mo Agui­rre, sociólogo de la Universidad Au­tó­no­ma e historiador de la Universidad Na­cio­nal, ad­vier­te que en un país co­mo Co­lom­bia, don­de a los ciu­da­da­nos les so­bran es­pe­jos para jus­ti­fi­car el mal com­por­ta­mien­to in­di­vi­dual, la edu­ca­ción es vi­tal para sem­brar cul­tu­ra:

“La edu­ca­ción for­mal no pre­pa­ra a las per­so­nas para ejer­cer co­mo ciu­da­da­nos sino en com­pe­ten­cias para so­bre­vi­vir, es una fa­len­cia del sis­te­ma edu­ca­ti­vo, y por eso hay que for­mar­los a ni­vel ci­vi­lis­ta”, di­ce Agui­rre.

Se­ña­la que es­to fun­cio­na no so­lo para el pa­go de im­pues­tos, sino tam­bién para com­por­tar­se co­mo ve­ci­nos, “que la per­so­na en­tien­da que vi­ve en una so­cie­dad y sus de­ci­sio­nes y com­por­ta­mien­tos afec­tan a los de­más”, re­cal­ca.

La se­re­na­ta a los bue­na­pa­gas ha­ce par­te de la cam­pa­ña que ade­lan­ta la Se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra Ciu­da­da­na, que bus­ca exal­tar los buenos com­por­ta­mien­tos ciu­da­da­nos, que ya tie­ne dos ca­pí­tu­los: uno a tra- vés de las fo­to­cul­tas y otro las tien­das de con­fian­za o sin ten­de­ro (ver re­cua­dro in­for­me), que han arro­ja­do re­sul­ta­dos po­si­ti­vos, se­gún la Al­cal­día.

Li­na Bo­te­ro, se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra, sub­ra­yó que es­ta no es una cam­pa­ña fu­gaz sino una es­tra­te­gia que se man­ten­drá has­ta el fin de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción.

Con­ven­ci­do del pro­ce­so

Se­gún Gu­tié­rrez, la cul­tu­ra del buen pa­go per­mi­te un re­cau­do de 1,2 bi­llo­nes de pe­sos apor­ta­dos por 150 con­tri­bu­yen­tes por in­dus­tria y co­mer­cio y 730 por pre­dial.

En Bo­go­tá tam­bién es flui­do el pa­go de los im­pues­tos. Se­gún re­por­tes de la se­cre­ta­ria

de Ha­cien­da ca­pi­ta­li­na, Bea­triz Elena Ar­be­láez, la Ad­mi­nis­tra­ción va cum­plien­do las me­tas es­ta­ble­ci­das en el Plan Dis­tri­tal de Desa­rro­llo gra­cias a la bue­na cul­tu­ra de pa­go de los con­tri­bu­yen­tes, con un re­cau­do to­tal de $9,8 bi­llo­nes, al­can­zan­do el 100 % de cum­pli­mien­to en 2016 y el 103% en 2017, se­gún da­tos re­ve­la­dos a mi­tad de mar­zo.

Para el al­cal­de Gu­tié­rrez, el pa­go de los im­pues­tos per­mi­tió que en la ciu­dad se ini­cia­ra la cons­truc­ción del me­tro­ca­ble El Pi­ca­cho ($298.000 mi­llo­nes), la in­ver­sión en me­jo­ra­mien­to vial ($12.000 mi­llo­nes) y la eje­cu­ción de otras obras de in­fra­es­truc­tu­ra.

“Pe­ro no so­lo son obras de in­fra­es­truc­tu­ra; tam­bién se pue­de ha­cer la in­ver­sión so­cial, co­mo en las Es­cue­las de Mú­si­ca, que cum­ple los sue­ños de cien­tos de jó­ve­nes”. En to­tal son 27 es­cue­las, con 4.600 jó­ve­nes ins­cri­tos.

Y fue­ron es­tos mis­mos jó­ve­nes los que ayer lle­ga­ron con sus vio­li­nes a ame­ni­zar la ma­ña­na de cer­ca de cien per­so­nas que ha­cían fi­la en las ven­ta­ni­llas de La Al­pu­ja­rra para pa­gar sus im­pues­tos

FOTO COR­TE­SÍA AL­CAL­DÍA

Al pri­mer pi­so de la se­de de la Al­cal­día, en La Al­pu­ja­rra, lle­ga­ron los alum­nos de las Es­cue­las de Mú­si­ca a ofre­cer­les se­re­na­ta a los ciu­da­da­nos que pa­ga­ban im­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.