Pa­sos pea­to­na­les que no pien­san en el ciu­da­dano

Re­ci­bi­mos va­rias de­nun­cias de lu­ga­res que, aun­que son para el trán­si­to de per­so­nas, tie­nen obs­tácu­los que di­fi­cul­tan mo­ver­se por ellos.

El Colombiano - - METRO - MALALA

La mo­vi­li­dad in­clu­yen­te y en la que se le da prio­ri­dad al pea­tón, ha si­do con fre­cuen­cia te­ma de de­ba­te en as­pec­tos re­la­cio­na­dos con las in­ter­ven­cio­nes via­les en el Va­lle de Abu­rrá.

No obs­tan­te, ciu­da­da­nos se si­guen to­pan­do con ade­cua­cio­nes po­co fa­vo­ra­bles para un trán­si­to se­gu­ro.

Re­ci­bi­mos una de­nun­cia de un cru­ce pea­to­nal en En­vi­ga­do y otro en el ba­rrio Su­ra­me­ri­ca­na, de Me­de­llín. Así que me pu­se en la ta­rea de in­da­gar so­bre otros es­pa­cios que re­por­ta­ran la mis­ma pro­ble­má­ti­ca. Es­to fue lo que en­con­tra­mos.

¿Sal­tar el se­pa­ra­dor?

Pues sí. Eso le to­ca­ría ha­cer a los tran­seún­tes que re­co­rran la trans­ver­sal In­ter­me­dia en En­vi­ga­do para cru­zar la Lo­ma del Cho­cho.

Fue Carlos Ca­de­na Gai­tán quien com­par­tió en sus re­des so­cia­les la de­nun­cia. En la foto se evi­den­cia que aun­que hay un pa­so de­mar­ca­do en la vía, es­te se ve in­te­rrum­pi­do por el se­pa­ra­dor. Hay dos es­ca­lo­nes para su­pe­rar la al­tu­ra, no cum­plen los re­que­ri­mien­tos.

Sara Cuervo, se­cre­ta­ria de Mo­vi­li­dad del mu­ni­ci­pio, in­di­có que tie­nen co­no­ci­mien­to de la si­tua­ción en es­te pun­to.

“Se tra­ta de un lu­gar que tie­ne unas ca­rac­te­rís­ti­cas to­po­grá­fi­cas par­ti­cu­la­res, pues hay una di­fe­ren­cia en la al­tu­ra, pe­ro ya se es­tán ana­li­zan­do las op­cio­nes para ga­ran­ti­zar un pa­so se­gu­ro”, di­jo Cuervo.

En­tre las po­si­bi­li­da­des es­tá la de cons­truir escaleras más am­plías en el se­pa­ra­dor y, en un pun­to más le­jano de la trans­ver­sal In­fe­rior, don­de la al­tu­ra en­tre am­bos ca­rri­les sea me­nor, im­ple­men­tar el pa­so para las per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da.

Sin em­bar­go, “de­be­mos es­pe­rar a que con­clu­yan unas obras par­ti­cu­la­res que allí se ade­lan­tan, para así in­ter­ve­nir”, con­tó Cuervo, quien se­ña­ló que no hay un tiem­po es­ti­ma­do para la en­tre­ga de di­chos tra­ba­jos.

Pre­ci­sa­men­te, en di­cha in­ter­sec­ción se ade­lan­tó una in- ter­ven­ción que ha­ce par­te del Me­ga­plan de Mo­vi­li­dad de En­vi­ga­do, obras que fue­ron en­tre­ga­das la pri­me­ra se­ma­na de enero pa­sa­do, se­gún Ser­gio Ríos, se­cre­ta­rio de Obras Pú­bli­cas del mu­ni­ci­pio.

Ríos co­men­tó que, a pe­sar de que los otros tres pa­sos cum­plen con los re­que­ri­mien­tos, en el de­nun­cia­do, se di­fi­cul­tó por di­fe­ren­cia de al­tu­ra.

“Por pru­den­cia, se evi­tó ha­cer el pa­so se­gu­ro para per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da. Pe­ro cuan­do ter­mi­ne la obra pri­va­da, se ha­rá la in­ter­ven­ción”, aña­dió.

Mo­tos y pea­to­nes ¿jun­tos?

En el ba­rrio Su­ra­me­ri­ca­na, oc­ci­den­te de Me­de­llín, Héc­tor Otál­va­ro re­por­tó que un cru­ce pea­to­nal se ve in­te­rrum­pi­do por un par­quea­de­ro de mo­tos y, por ello, el pea­tón de­be ro­dear el se­pa­ra­dor y usar la ca­lle para con­ti­nuar.

“Con tan so­lo re­ti­rar la ba­rra para las mo­tos, se arre­gla­ría el pro­ble­ma. Es una zo­na re­si­den­cial y al­ta­men­te tran­si­ta­da”, di­jo Otál­va­ro.

Otra de las de­nun­cias que re­ci­bí, fue la del cru­ce en­tre la ca­lle 11 y la ave­ni­da 80, cer­ca al Co­le­gio La In­ma­cu­la­da. Pues allí, aun­que la ca­lle tie­ne la de­mar­ca­ción para el pea­tón, la ca­rre­ra 80 no, lo que re­sul­ta con­fu­so para quie­nes tran­si­tan por es­ta zo­na.

¿Qué ha­ce fal­ta?

Bernny Blu­man, director de Co­lom­bia Ac­ce­si­ble, reite­ró que, para evi­tar in­con­ve­nien­tes se de­be te­ner en cuen­ta una co­rrec­ta pla­nea­ción de las obras e in­ter­ven­cio­nes, pues no to­dos los ciu­da­da­nos se mue­ven de la mis­ma ma­ne­ra.

Para Blu­man, aun­que re- co­no­ce las con­di­cio­nes to­po­grá­fi­cas, tam­po­co de­be­rían ha­cer­se vías para unos, sino que, co­mo su­ce­de en al­gu­nos ca­sos, sean uni­ver­sa­les.

El ex­per­to re­sal­tó al­gu­nos as­pec­tos con los que de­ben con­tar los pa­sos pea­to­na­les. Que las ram­pas, tan­to en las ace­ras co­mo en los se­pa­ra­do­res, sean del mis­mo an­cho que las ce­bras de la vía, es uno de ellos, pues “el pea­tón siem­pre bus­ca­rá la ma­ne­ra más có­mo­da de cru­zar, sin im­por­tar si po­ne en ries­go su vi­da”.

“Tam­bién se­ría ideal que las cal­za­das cuen­ten con la de­mar­ca­ción tác­til que tie­nen mu­chos sen­de­ros pea­to­na­les, así, quien cru­za la vía pue­de en­con­trar­se sin pro­ble­ma con la ram­pa o ace­ra con­tra­ria”, re­co­men­dó el ex­per­to.

Es­pe­ra­mos en­ton­ces, que es­tos lu­ga­res y otros del Va­lle del Abu­rrá sean in­ter­ve­ni­dos y se ga­ran­ti­ce así, una mo­vi­li­dad se­gu­ra para cual­quie­ra que tran­si­te la ciu­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.