“Nos tra­tan co­mo a tra­fi­can­tes de dro­ga”

El presidente de Inassa di­jo que la or­den de em­bar­go y se­cues­tro de sus ac­cio­nes en la Tri­ple A los to­mó por sor­pre­sa y que si no que­da op­ción bus­ca­rán un ar­bi­tra­men­to.

El Heraldo (Colombia) - - PORTADA - Por Lupe Mout­hon y Ale­xan­dra De la Hoz

An­to­nio Ruiz cri­ti­có con du­re­za el em­bar­go de sus ac­cio­nes en Tri­ple A Mos­tró su preo­cu­pa­ción por la ca­li­dad y la fi­nan­cia­ción del ser­vi­cio, y di­jo que en es­te mo­men­to está sus­pen­di­do el co­bro de la asis­ten­cia téc­ni­ca Ade­más, afirmó que no ha po­di­do ha­blar ni con el fis­cal general ni con el al­cal­de Char.

El presidente del Gru­po Inassa, An­to­nio Ruiz Sán­chez, en vi­si­ta a EL HE­RAL­DO ase­gu­ró que la de­ci­sión de la Fis­ca­lía General de la Na­ción de adop­tar me­di­da cau­te­lar de em­bar­go y se­cues­tro con fi­nes de ex­tin­ción de do­mi­nio de las ac­cio­nes del Gru­po Inassa S.A. en la em­pre­sa Tri­ple A los to­mó por sor­pre­sa.

El di­rec­ti­vo ase­gu­ró que se tra­ta de “me­di­das que se apli­can a de­lin­cuen­tes, nar­co­tra­fi­can­tes o pa­ra­mi­li­ta­res”, pues con­si­de­ra que la or­den de se­cues­tro de ac­cio­nes se adop­ta cuan­do el ori­gen de los fon­dos o el des­tino es ilí­ci­to y “aquí se tra­ta de unas in­ver­sio­nes que hace Ca­nal de Isa­bel II hace 17 años”.

En opi­nión de Ruiz Sán­chez, la com­pa­ñía se encuentra dis­pues­ta a en­con­trar una so­lu­ción y a co­la­bo­rar en lo que sea ne­ce­sa­rio, co­mo lo han ve­ni­do ha­cien­do, pe­ro acla­ró que si no tie­nen op­ción ten­drían que re­cu­rrir a un tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to.

“Nos han tra­ta­do co­mo si fuéramos de­lin­cuen­tes”, agre­gó, y sos­tu­vo que la em­pre­sa Ca­nal Isa­bel II de la cual es fi­lial Inassa es una com­pa­ñía ofi­cial de Ma­drid.

Con res­pec­to a la con­vo­ca­to­ria de la asam­blea general de la Tri­ple A, en la que se po­drían rea­li­zar cam­bios en los di­rec­ti­vos, sos­tu­vo que “preo­cu­pa en ma­nos de quien pue­da que­dar la em­pre­sa” pues el ser­vi­cio po­dría per­ju­di­car­se”.

Se­ña­ló que son im­por­tan­tes los re­cur­sos que han apor­ta­do pa­ra la sa­lud de los co­lom­bia­nos, las re­ga­lías y re­tor­nos de in­ver­sión, los cua­les su­pe­ran los $500 mil mi­llo­nes.

“Es­ta­mos preo­cu­pa­dos, pe­ro tam­po­co quie­ro ex­pre­sar una alarma so­cial. Va­mos a se­guir tra­ba­jan­do y man­ten­dre­mos los ni­ve­les de la com­pa­ñía co­mo una de las me­jo­res en América La­ti­na. Ofre­ce­mos diá­lo­go, pe­ro tam­bién va­mos a de­fen­der los de­re­chos de los ciu­da­da­nos ma­dri­le­ños y de Ba­rran­qui­lla”, sos­tu­vo.

De acuer­do con el em­pre­sa­rio, lo que ha su­ce­di­do en Co­lom­bia no lo han vi­vi­do en nin­guno de los otros países don­de ope­ran y ex­pli­có que es­te he­cho ha ge­ne­ra­do gran sor­pre­sa.

In­di­có que han tra­ta­do de bus­car acer­ca­mien­tos con la Fis­ca­lía pa­ra “ex­pli­car”, lo que ha pa­sa­do.

Re­cor­dó que lo que se pre­sen­tó fue­ron des­fal­cos in­di­vi­dua­les por par­ti­to cu­la­res, cuan­ti­fi­ca­dos en unos USD8 mi­llo­nes, los que es­tán en ma­nos de las au­to­ri­da­des de Es­pa­ña con pro­ce­sos pe­na­les.

LA ASIS­TEN­CIA TÉC­NI­CA. De­ta­lló que la asis­ten­cia téc­ni­ca vie­ne de 1996 y la mis­ma ha con­se­gui­do un desa­rro­llo “so­cial enor­me”. En su opi­nión, esa asis­ten­cia téc­ni­ca sig­ni­fi­ca la trans­mi­sión de co­no­ci­mien­tos, la for­ma­ción de di­rec­ti­vos, el apo­yo eco­nó­mi­co del Ca­nal y el soft­wa­re de ges­tión co­mer­cial y de re­cau­dos que ha in­cre­men­ta­do en un 90% el re­cau­do.

Re­cor­dó que es­te con­tra- se sus­cri­bió des­de an­tes que Ca­nal Isa­bel II asu­mie­ra el ma­ne­jo de Inassa.

“Lo que se ha con­se­gui­do es te­ner unas me­jo­res com­pa­ñías de ser­vi­cios pú­bli­cos”, di­jo el eje­cu­ti­vo al se­ña­lar que han rea­li­za­do in­ver­sio­nes de $550 mil mi­llo­nes pa­ra la ciu­dad y los mu­ni­ci­pios y en re­ga­lías han da­do al Dis­tri­to $245 mil mi­llo­nes en es­te pe­rio­do.

En es­tos mo­men­tos se encuentra sus­pen­di­do el co­bro del con­tra­to de asis­ten­cia téc­ni­ca, di­jo al re­sal­tar que es­te me­ca­nis­mo fun­cio­na en to­das las em­pre­sas im­por­tan­tes del mun­do.

CRÉ­DI­TOS BAN­CA­RIOS. El di­rec­ti­vo ex­pli­có que el aval de Ca­nal de Isa­bel II pa­ra los cré­di­tos con la ban­ca na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal ase­gu­ra­ba los cré­di­tos y si es­te se re­ti­ra no hay for­ma de afron­tar lo que vie­ne, se afec­tan las in­ver­sio­nes y entre las cua­les ha­bía un cré­di­to por 60 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra gas­tos ope­ra­ti­vos y uno de 40 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra re­du­cir las pér­di­das en los pró­xi­mos tres años.

El eje­cu­ti­vo con­fir­mó que hasta la fe­cha no han te­ni­do con­tac­tos con el Dis­tri­to de Ba­rran­qui­lla y que es­pe­ra que es­te se pro­duz­ca en la asam­blea general que se rea­li­za es­te mar­tes.

An­to­nio Ruiz

LUIS RO­DRÍ­GUEZ

An­to­nio Ruiz Sán­chez, presidente de Inassa, du­ran­te su vi­si­ta EL HE­RAL­DO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.