Ren­ta, re­ti­ro y va­ca­cio­nes

Una se­gun­da vi­vien­da que ofrez­ca ren­ta, un si­tio pro­pio pa­ra va­ca­cio­nar y una op­ción pa­ra re­ti­rar­se, son los tres mo­ti­vos que atraen a los in­ver­sio­nis­tas que lle­gan a San­ta Marta.

Especial Regional Revista Semana - - SUMARIO -

La bri­sa de la Sie­rra Ne­va­da, la vis­ta a la bahía más be­lla de La­ti­noa­mé­ri­ca y las aguas ma­ri­nas más tran­qui­las ha­cen de San­ta Marta una de las opciones pre­fe­ri­das por quie­nes bus­can una se­gun­da vi­vien­da de re­creo en la cos­ta Ca­ri­be.

“Y no es so­lo la vis­ta: San­ta Marta es una ciu­dad con mu­chos si­tios pa­ra ex­plo­rar y el en­cuen­tro con la na­tu­ra­le­za ha­ce que sea un lu­gar de des­can­so le­jos de la ciu­dad y el es­trés que ella ge­ne­ra”, se­ña­la Yas­mín Bar­bo­sa, di­rec­to­ra de Ven­tas de Pla­ya Dor­mi­da.

Allí, la cer­ca­nía del Par­que Tay­ro­na y la Sie­rra Ne­va­da abren un enor­me aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des de aven­tu­ra y via­jes que se com­bi­nan con el des­can­so.

“De he­cho, en la zo­na ru­ral, la cons­truc­ción de hos­ta­les di­ri­gi­dos a tu­ris­tas eu­ro­peos y nor­te­ame­ri­ca­nos, es­pe­cial­men­te en la fran­ja en­tre el Par­que Tay­ro­na y Pa­lo­mino, y Min­ca y sus al­re­de­do­res, evi­den­cian la di­ná­mi­ca del eco­tu­ris­mo”, ex­pli­ca Sa­muel Li­ne­ro, pre­si­den­te de la Lon­ja de Pro­pie­dad Raíz de San­ta Marta.

Pre­ci­sa­men­te esa im­por­tan­te can­ti­dad de tu­ris­tas na­cio­na­les y ex­tran­je­ros que bus­can des­can­so y aven­tu­ra, bue­nos pre­cios y un lu­gar de alo­ja­mien­to, pre­sio­nan po­si­ti­va­men­te el sec­tor in­mo­bi­lia­rio. Son mu­chas las fa­mi­lias y los in­ver­sio­nis­tas re­si­den­tes en el in­te­rior del país quie­nes ven en es­ta zo­na la me­jor po­si­bi­li­dad pa­ra in­ver­tir sus aho­rros pensando en una ren­ta y en un lu­gar de des­can­so a cor­to pla­zo, pe­ro tam­bién en un si­tio de re­ti­ro unas dé­ca­das des­pués. Allí, los cá­no­nes men­sua­les ofre­cen un va­lor de ren­ta de en­tre 0,4 y 0,5 por cien­to del va­lor del in­mue­ble.

Otro de los sec­to­res que re­co­mien­da la Lon­ja de Pro­pie­dad Raíz de San­ta Marta pa­ra in­ver­tir, por el po­ten­cial de va­lo­ri­za­ción que tie­ne a fu­tu­ro pa­ra los es­tra­tos 2, 3 y 4, es la zo­na de Cu­rin­ca, gra­cias a la ca­li­dad de un pro­duc­to que in­clu­ye am­plias zo­nas ver­des y equi­pa­mien­to co­mu­nal a un pre­cio muy com­pe­ti­ti­vo.

“No me­nos im­por­tan­te es que San­ta Marta ofre­ce el va­lor por me­tro cua­dra­do más eco­nó­mi­co del país en pro­yec­tos fren­te al mar, de­bi­do a que es la me­nor de las tres ciu­da­des prin­ci­pa­les (com­pa­ra­da con Car­ta­ge­na y Ba­rran­qui­lla), en años de desa­rro­llo ur­ba­nís­ti­co ace­le­ra­do en el cas­co ur­bano y prin­ci­pal­men­te fren­te al mar. Es­to es muy atrac­ti­vo pa­ra los in­ver­sio­nis­tas, por­que se pue­de ob­te­ner una al­ta ren­ta­bi­li­dad com­pran­do en pro­yec­tos so­bre pla­nos. La ofer­ta in­mo­bi­lia­ria se va­lo­ri­za en ma­yor o me­nor me­di­da de­pen­dien­do de la ca­li­dad de las cons­truc­cio­nes y de las zo­nas don­de se cons­tru­ya”, in­di­ca Deisy An­ga­ri­ta, di­rec­to­ra de Ven­tas de Two To­wers, un pro­yec­to de Cons­truc­to­ra Ji­mé­nez.

DE PUER­TAS PA­RA ADEN­TRO

Ade­más del be­llo en­torno na­tu­ral, los di­se­ños de los con­jun­tos y las uni­da­des pri­va­das, así co­mo di­ver­sos ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios, son un gran va­lor agre­ga­do en es­tos pro­yec­tos, co­mo su­ce­de por ejem­plo en Pla­ya Dor­mi­da II, en don­de hay ac­ce­so di­rec­to a una pla­ya ex­clu­si­va.

Ca­bo Tor­tu­ga, por su par­te, es un pro­yec­to de town­hou­ses (de dos pi­sos con su pro­pio jar­dín jun­to al mar) y apar­ta­men­tos que se in­te­gran al pai­sa­je, con una ar­qui­tec­tu­ra di­se­ña­da de tal for­ma que to­das las uni­da­des ten­gan vis­ta al mar. Res­pe­tan­do el va­lor his­tó­ri­co de la zo­na don­de su ubi­ca, en el sec­tor de La­gos del Dul­cino de Po­zos Co­lo­ra­dos, los di­se­ña­do­res in­cor­po­ra­ron te­rra­zas en el pri­mer ni­vel del pro­yec­to se­me­jan­tes a las cons­trui­das por los in­dí­ge­nas de la Sie­rra Ne­va­da de San­ta Marta.

En cuan­to a las zo­nas co­mu­nes, el com­ple­jo ofre­ce dos pis­ci­nas, zo­na de ja­cuz­zis, spa con tur­co, sau­na y dos sa­las de ma­sa­jes, así co­mo área pa­ra mi­ni­mer­ca­do, BBQ, can­cha de te­nis, área pa­ra shuf­fle­board, gim­na­sio y zo­na de jue­gos, al igual que un de­pó­si­to de equi­pos náu­ti­cos.

El mar apa­re­ce co­mo gran atrac­ti­vo en Pla­ya Dor­mi­da.

Two To­wers, pro­yec­to de Cons­truc­to­ra Ji­mé­nez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.