Fi­du­cias: ¡tan im­por­tan­tes!

El mo­de­lo fi­du­cia­rio ga­ran­ti­za que los in­ver­sio­nis­tas en pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios ten­gan la seguridad de que su di­ne­ro se es­tá uti­li­zan­do co­rrec­ta­men­te.

Especial Regional Revista Semana - - SUMARIO -

Los pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios son una in­ver­sión in­te­li­gen­te, pe­ro no siem­pre se­gu­ra. En mu­chos ca­sos de­ce­nas de com­pra­do­res ilu­sio­na­dos han per­di­do sus aho­rros en cons­truc­cio­nes so­bre pla­nos que nun­ca ter­mi­nan o que sim­ple­men­te se des­va­ne­cen con el co­rrer de los me­ses. Por eso, un com­pra­dor res­pon­sa­ble siem­pre de­be ase­gu­rar­se de que el cons­truc­tor uti­li­ce el mo­de­lo fi­du­cia­rio.

En el mun­do de la cons­truc­ción hi­zo ca­rre­ra el ada­gio, “a ve­ces las fi­du­cias son más im­por­tan­tes que las pa­re­des”. Y en la prác­ti­ca así es. Gus­ta­vo Mar­tí­nez, vicepresidente de Ne­go­cios Fi­du­cia­rios de Alian­za Fi­du­cia­ria, ex­pli­ca que “sin un es­que­ma fi­du­cia­rio los com­pra­do­res pue­den co­rrer más ries­gos en la me­di­da que no hay con­trol so­bre el des­tino de los di­ne­ros que en­tre­gan y el lo­te se en­cuen­tra en el pa­tri­mo­nio del cons­truc­tor o de ter­ce­ros”.

De acuer­do con ci­fras en­tre­ga­das por Aso­fi­du­cia­rias a SE­MA­NA, la fi­du­cia in­mo­bi­lia­ria, in­clu­yen­do vi­vien­da, ofi­ci­nas, cen­tros co­mer­cia­les, ofi­ci­nas, en­tre otros, al­can­zó al cie­rre de no­viem­bre de 2017, 61 bi­llo­nes de pe­sos, lo que re­pre­sen­tó 7.7L5 ne­go­cios que uti­li­za­ron es­te es­que­ma.

Ee ia­lo A ia­lo

El mo­de­lo fi­du­cia­rio pa­ra un pro­yec­to de cons­truc­ción tie­ne dos fa­ses bien de­fi­ni­das. En la pri­me­ra, de­no­mi­na­da de pre­ven­tas, el cons­truc­tor pue­de re­cau­dar re­cur­sos de los com­pra­do­res a tra­vés de en­car­gos fi­du­cia­rios. La fi­du­cia­ria in­vier­te tem­po­ral­men­te los di­ne­ros re­cau­da­dos, que son abo­nos al pre­cio del in­mue­ble, pa­ra ge­ne­rar ren­di­mien­tos y so­lo los en­tre­ga al cons­truc­tor cuan­do es­te ha­ya al­can­za­do las con­di­cio­nes que ha­cen via­ble el pro­yec­to.

Con los re­cur­sos que ad­mi­nis­tra la so­cie­dad fi­du­cia­ria se com­pra el lo­te y se sa­can las li­cen­cias, per­mi­sos y de­más re­qui­si­tos téc­ni­cos. Así mis­mo, el cons­truc­tor de­be cum­plir con las con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras re­la­cio­na­das con un mí­ni­mo de ven­tas ne­ce­sa­rio pa­ra cu­brir los cos­tos fi­jos del pro­yec­to y la fi­nan­cia­ción ban­ca­ria, si es que es­ta se re­quie­re pa­ra ade­lan­tar el pro­yec­to.

Una vez al­can­za­das es­tas con­di­cio­nes, la si­guien­te fa­se con­sis­te en

cons­ti­tuir un pa­tri­mo­nio au­tó­no­mo pro­pie­ta­rio del lo­te, por me­dio del cual el cons­truc­tor cons­tru­ye por su cuen­ta el pro­yec­to.

Su­pe­ra­das las fa­ses pre­vias, el con­tra­to de pre­ven­tas en­tre el cons­truc­tor y el in­ver­sio­nis­ta es­ta­ble­ce unas con­di­cio­nes (punto de equi­li­brio co­mer­cial, ob­ten­ción de li­cen­cias de cons­truc­ción y ofer­ta de cré­di­to cons­truc­tor) que de­be apro­bar la So­cie­dad Fi­du­cia­ria pa­ra en­tre­gar los re­cur­sos de los com­pra­do­res al cons­truc­tor, o cons­ti­tuir una fi­du­cia in­mo­bi­lia­ria que aten­de­rá las dis­tin­tas fa­ses del pro­yec­to.

“Has­ta tan­to se cum­plan las con­di­cio­nes es­ta­ble­ci­das, la So­cie­dad Fi­du­cia­ria ad­mi­nis­tra los re­cur­sos de los fu­tu­ros ad­qui­ren­tes en cuen­tas in­di­vi­dua­les de ca­da uno de los apor­tan­tes (Fon­dos de In­ver­sión Co­lec­ti­va, por ejem­plo)”, ex­pli­có Ste­lla Vi­lle­gas de Oso­rio, pre­si­den­te de Aso­fi­du­cia­rias.

Los com­pra­do­res no­va­tos de­ben apli­car la fór­mu­la de la in­ver­sión fe­liz: an­tes de pa­gar cual­quier mon­to, pre­gun­tar, in­ves­ti­gar y confirmar. “Un com­pra­dor res­pon­sa­ble de­be an­tes que na­da ave­ri­guar si el proíec­to tie­ne o no un es­que­ma fi­du­cia­rio y por fac­to­res de ries­go de­be­ría con-

Los com­pra­do­res no­va­tos de­ben apli­can la fór­mu­la de la in­ver­sión fe­liz, que es pre­guntyr, in­ves­tigyr Y CONFIRMAR.

si­de­rar me­jor aque­llos que lo tie­nen. Des­pués de eso, de­be in­for­mar­se so­bre qué ti­po de fi­du­cia ma­ne­ja el proíec­to”, ex­pli­có Gus­ta­vo Mar­tí­nez de Alian­za Fi­du­cia­ria.

La Su­pe­rin­ten­den­cia Fi­nan­cie­ra de Co­lom­bia pu­bli­có un abe­cé so­bre los ne­go­cios fi­du­cia­rios. La in­for­ma­ción es­tá dis­po­ni­ble a po­cos clics de dis­tan­cia y se­gu­ra­men­te aho­rra­rán se­rios do­lo­res de ca­be­za a los in­ver­sio­nis­tas.

An­tes de com­prar en un pro­yec­to nue­vo, es im­por­tan­te co­no­cer la fi­du­cia­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.