AS­NIÈ­RES: el LOUIS lu­gar del sa­ber ha­cer de VUIT­TON

El co­no­ci­mien­to en ma­rro­qui­ne­ría que po­seen los ar­te­sa­nos de la mai­son fran­ce­sa es ex­cep­cio­nal. En es­ta po­bla­ción, a las afue­ras de Pa­rís y an­ti­gua re­si­den­cia de los fun­da­do­res de la fir­ma, se pro­du­cen las pie­zas em­ble­má­ti­cas de la ca­sa: ma­le­tas, ac­ce­sor

Fucsia - - PUN­TO­COM - Por: Li­la Ochoa Pa­lau

A fi­na­les del si­glo XIX, Louis cons­tru­yó la vi­lla al pie de los ta­lle­res, pues la idea era te­ner cer­ca a los ar­te­sa­nos. La ca­sa con­ser­va su es­ti­lo art nou­veau ori­gi­nal y la fa­mi­lia vi­vió ahí has­ta 1964. Hoy es un mu­seo.

n una tran­qui­la ca­lle de la po­bla­ción de As­niè­res, a las afue­ras de Pa­rís, Louis Vuit­ton cons­tru­yó en 1859 sus ta­lle­res y una ca­sa ad­jun­ta. Más tar­de, en 1900, su hi­jo Gas­tón re­de­co­ró la se­gun­da al es­ti­lo art nou­veau, tal co­mo se pue­de ver hoy día. La fa­mi­lia vi­vió allí has­ta 1964. Se pue­de de­cir que es­te lu­gar es el co­ra­zón de la em­ble­má­ti­ca fir­ma.

Los hi­jos de la fa­mi­lia apren­die­ron de su fun­da­dor, Louis Vuit­ton, el ar­te de ha­cer ma­le­tas, y en la ac­tua­li­dad, Pa­trick-louis Vuit­ton es el res­pon­sa­ble de los pe­di­dos es­pe­cia­les. Allí, ca­da sue­ño se vuel­ve reali­dad, siem­pre y cuan­do sea trans­por­ta­ble.

Los via­jes son la fuen­te de ins­pi­ra­ción de la ca­sa; allí na­cen la pre­ci­sión y el re­fi­na­mien­to de ca­da ob­je­to.

Una ca­ja pa­ra el ipad o pa­ra guar­dar un vio­lín, una ma­le­ta pa­ra ate­so­rar una co­lec­ción de Bar­bies o el es­tu­che de un pe­lu­que­ro son cons­truc­cio­nes de una es­truc­tu­ra he­cha a la me­di­da, en ma­de­ra que se fo­rra con te­la y lue­go se cu­bre con di­fe­ren­tes ti­pos y co­lo­res de cue­ros, pa­ra des­pués dar­le los aca­ba­dos con pie­zas me­tá­li­cas. Los via­jes son la fuen­te de ins­pi­ra­ción de la ca­sa; allí na­cen la pre­ci­sión y el re­fi­na­mien­to de ca­da ob­je­to.

Los ar­chi­vos es­tán cui­da­do­sa­men­te con­ser­va­dos, tan­to do­cu­men­tos co­mo ob­je­tos. El tra­ba­jo de cu­ra­du­ría pa­ra la ga­le­ría del se­gun­do pi­so fue rea­li­za­do por Ju­dith Clark, una de las fi­gu­ras del Lon­don Co­lle­ge of Fas­hion que se en­fren­tó al desafío de ex­po­ner los te­so­ros de la ca­sa de una ma­ne­ra es­té­ti­ca y con­se­cuen­te en un es­pa­cio lú­di­co, crea­ti­vo y atem­po­ral. Fi­chas de clien­tes, re­gis­tros de ven­ta, afi­ches o fo­to­gra­fías de épo­ca, jun­to con baú­les, ma­le­tas, car­te­ras o ca­jas

de las di­fe­ren­tes co­lec­cio­nes se guar­dan en es­te es­pa­cio.

Allí, uno pue­de des­cu­brir los efec­tos per­so­na­les de gran­des aris­tó­cra­tas, de prín­ci­pes o de maha­ra­jás, de ce­le­bri­da­des del ci­ne o de gran­des di­se­ña­do­res, co­mo tam­bién de per­so­nas anó­ni­mas enamo­ra­das de ar­tícu­los bien cons­trui­dos. La sen­sa­ción, al en­trar a es­te es­pa­cio, es la de po­der dar­le un vis­ta­zo a una his­to­ria de más de 150 años y que cons­ti­tu­ye el uni­ver­so Louis Vuit­ton: las di­fe­ren­tes co­la­bo­ra­cio­nes con Ci­troën –la mar­ca de au­to­mó­vi­les–, o con ar­tis­tas co­mo Step­hen Sprou­se, Ta­kas­hi Mu­ra­ka­mi, Ri­chard Prin­ce, Ya­yoi Ku­sa­ma, Cindy Sher­man, Ja­mes Tu­rrell, Ola­fur Elias­son, Da­niel Bu­ren y Jeff Koons, han crea­do co­lec­cio­nes li­mi­ta­das que son con­si­de­ra­das obras de ar­te.

Fa­mo­sos íco­nos de la mo­da, co­mo Saint Lau­rent y Karl La­ger­feld, tam­bién han de­ja­do su hue­lla en fa­mo­sas pie­zas ex­clu­si­vas de la fir­ma. El pri­mer baúl en te­la Tria­non gris fue he­cho pa­ra Paul Poi­ret, re­co­no­ci­do crea­dor de co­mien­zos del si­glo XX, co­mo par­te de su equi­pa­je per­so­nal.

Fa­mo­sos íco­nos de la mo­da, co­mo Saint Lau­rent y Karl La­ger­feld, tam­bién han de­ja­do su hue­lla en fa­mo­sas pie­zas ex­clu­si­vas de la fir­ma.

El ate­lier As­niè­res es el co­ra­zón de la ca­sa Louis Vuit­ton. Aquí se le po­ne el al­ma a la crea­ción de ca­da pe­di­do es­pe­cial y se ha­cen reali­dad los de­seos de los clien­tes aman­tes de los via­jes.

La ga­le­ría con­ser­va cer­ca de 200.000 do­cu­men­tos y 23.000 ob­je­tos per­so­na­les de los prín­ci­pes y maha­ra­jás, es­tre­llas de ci­ne, de di­se­ña­do­res y de clien­tes anó­ni­mos que cuen­tan la his­to­ria de Louis Vuit­ton des­de su fun­da­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.