Acei­te de co­co: mi­tos y ver­da­des

Que­ri­do por unos y te­mi­do por otros, es uno de los in­gre­dien­tes de mo­da por es­tos días, y no so­lo en cos­mé­ti­ca. Ma­ría Dal­maz­zo, edi­to­ra de be­lle­za de FUC­SIA, nos cuen­ta qué es cier­to y qué no, acer­ca de es­te pro­duc­to.

Fucsia - - CONTENIDO -

no so­lo es usa­do pa­ra la ela­bo­ra­ción de ali­men­tos, tam­bién tie­ne un am­plio po­ten­cial te­ra­péu­ti­co y pro­pie­da­des an­ti­mi­cro­bia­nas y an­ti­in­fla­ma­to­rias, ade­más de gran­des be­ne­fi­cios pa­ra la piel. El pro­ble­ma es que se di­ce mu­cho so­bre si es tan bueno co­mo unos lo ven­den o tan ma­lo co­mo otros lo pin­tan. Es­tos son los mi­tos y ver­da­des más co­mu­nes al­re­de­dor de es­te mul­ti­fa­cé­ti­co in­gre­dien­te. la ma­yo­ría de estas son los be­ne­fi­cio­sos áci­dos gra­sos de ca­de­na me­dia (me­dium chain fatty acids, MCFA) que in­cre­men­tan los ni­ve­les de li­po­pro­teí­na de al­ta den­si­dad (HDL) y trans­for­man el co­les­te­rol ma­lo (LDL) por un sub­ti­po más be­nigno, lo que dis­mi­nu­ye con­si­de­ra­ble­men­te la po­si­bi­li­dad de con­traer en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res.

FAL­SO

Au­men­ta mu­cho los ni­ve­les de co­les­te­rol.

VER­DA­DE­RO

Si bien con­tie­ne un 90 por cien­to de gra­sas sa­tu­ra­das,

FAL­SO

Al ser un acei­te, au­men­ta la ten­den­cia ac­néi­ca en una piel con es­ta pre­dis­po­si­ción.

VER­DA­DE­RO

No por­que sea un acei­te quie­re de­cir que va a en­gra­sar la piel; por el con­tra­rio, ayu­da a des­truir las ce­pas bac­te­ria­nas aso­cia­das al ac­né y a pro­te­ger la ca­ra de las in­fec­cio­nes cau­sa­das por estas, gra­cias a que con­tie­ne tres po­ten­tes sus­tan­cias con pro­pie­da­des an­ti­mi­cro­bia­nas: áci­do láu­ri­co, áci­do ca­prí­li­co y áci­do cá­pri­co.

FAL­SO

Cual­quier acei­te de co­co es siem­pre bueno.

VER­DA­DE­RO

No to­dos los acei­tes de co­co que se en­cuen­tran en el mer­ca­do son bue­nos. Pa­ra ga­ran­ti­zar que es­te ten­ga las pro­pie­da­des y cua­li­da­des que se bus­can de él, hay que te­ner en cuen­ta:

Que su cul­ti­vo es­té con­tro­la­do y li­bre de con­ta­mi­nan­tes, ya que la pal­ma de co­co ab­sor­be to­do del sue­lo.

Que sea ex­traí­do y pren­sa­do en frío; cuan­to menos pro­ce­sa­do me­jor.

FAL­SO

El acei­te de co­co es ama­ri­llo y de­be ser lí­qui­do siem­pre pa­ra un me­jor re­sul­ta­do.

VER­DA­DE­RO

Un buen acei­te es aquel que a menos de 24 ºc se ve blan­co, sin se­di­men­tos de otros co­lo­res y en es­ta­do só­li­do. Por de­ba­jo de es­ta tem­pe­ra­tu­ra, si es­tá lí­qui­do no es un acei­te pu­ro ni es idó­neo.

Acei­te de co­co; de A de co­co.

Acei­te de co­co; de Bioes­sens.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.