Una es­tre­lla en as­cen­so

La ri­sa­ral­den­se Ka­li Uchis con­quis­tó la es­ce­na in­die de Es­ta­dos Uni­dos, lue­go de es­cri­bir y pro­du­cir su mix­ta­pe Drun­ken Bab­ble, en 2013. Aho­ra co­la­bo­ra con Jua­nes en el sen­ci­llo “El ra­ti­co” y lan­za­rá su pri­mer ál­bum a fi­na­les del año.

Fucsia - - CONTENIDO - Por: Lo­re­na Ma­cha­do Fio­ri­llo

AKarly Ma­ri­na Loai­za le to­có ir­se de Pe­rei­ra cuan­do es­ta­ba en ter­ce­ro de pri­ma­ria por un in­ten­to de se­cues­tro a me­dia­dos de los no­ven­ta. Se mu­dó con su fa­mi­lia a Vir­gi­nia, en Es­ta­dos Uni­dos, y allí se apa­sio­nó por la mú­si­ca, in­fluen­cia­da por su pa­pá, Mi­ke Loai­za, y su abue­la, una bi­blio­te­ca­ria que la in­tro­du­jo en el jazz con can­cio­nes de Ella Fitz­ge­rald y Bi­llie Ho­li­day.

Aun­que to­ca­ba el sa­xo­fón y el piano, Ka­li Uchis –un so­bre­nom­bre con el que se­ría co­no­ci­da en el mun­do– se va­lió de un mi­cró­fono de 50 dó­la­res y su pri­mer compu­tador pa­ra “sam­plear” can­cio­nes de los años 1960 y 1970, y pro­du­cir un mix­ta­pe ti­tu­la­do Drun­ken Bab­ble, que te­nía in­fluen­cias de R&B y reg­gae, y un ar­te ba­sa­do en el co­lla­ge. Era 2013. Cua­ren­ta y ocho ho­ras des­pués del lan­za­mien­to se vol­vió vi­ral y fi­gu­ras de la in­dus­tria del hip-hop, co­mo Snoop Dogg y Ty­ler “The Crea­tor”, la bus­ca­ron pa­ra tra­ba­jar jun­tos.

“Des­de que vi What they say, sa­bía que Ka­li te­nía al­go es­pe­cial. Ella tie­ne es­ta mi­ra­da au­tén­ti­ca que me re­cor­dó a esa cul­tu­ra low­ri­der. Lue­go dio un pa­so más allá, to­man­do mues­tras de Bren­ton Wood y po­nien­do una mier­da de Mary Wells so­bre ella. Me en­can­tó, me de­jó desean­do más”, de­cla­ró Snoop Dogg a la re­vis­ta Da­zed Di­gi­tal.

El so­ni­do fres­co de Ka­li Uchis com­bi­na un pop pas­tel con la nos­tal­gia de la mú­si­ca se­sen­te­ra, lo tro­pi­cal con el rap y el R&B, y una voz que ha­ce pen­sar en Amy Wi­nehou­se con le­tras au­to­bio­grá­fi­cas tan­to tris­tes co­mo dul­ces. Fue eso lo que vio el ra­pe­ro y pro­duc­tor Ty­ler “The Crea­tor”, quien la con­ven­ció de mu­dar­se a Los Án­ge­les pa­ra pro­du­cir, jun­to a Di­plo y Kay­tra­na­da, su pri­mer EP. Por vida es una suer­te de me­lan­co­lía azu­ca­ra­da, que fue lan­za­do gra­tui­ta­men­te en su pá­gi­na web y le dio la vi­si­bi­li­dad que ne­ce­si­ta­ba en pu­bli­ca­cio­nes co­mo Vo­gue y Ny­lon, y en con­teos de Bill­board, Re­mez­cla y Pitch­fork.

Hoy, a los 23 años, Ka­li Uchis ya se ha da­do el lu­jo de tra­ba­jar con Jor­ja Smith, Go­ri­llaz, Dra­ke y, re­cien­te­men­te, con el can­tan­te co­lom­biano Jua­nes. “La ver­dad, no creo que sea un fe­nó­meno, to­da­vía es­toy es­pe­ran­do mi mo­men­to y tra­ba­jan­do du­ro ca­da día pa­ra lle­gar ahí”, le con­fe­só a FUC­SIA cuan­do es­ta­ba en Me­de­llín pa­ra la gra­ba­ción de su sen­ci­llo “Nues­tro pla­ne­ta”, que hi­zo en co­la­bo­ra­ción con el re­gue­to­ne­ro Rey­kon.

"Ex­tra­ño la ma­gia que es­tá en el ai­re aquí en Co­lom­bia y ex­tra­ño a mi fa­mi­lia, mu­cho. Mis ex­pe­rien­cias aquí me emo­cio­nan tam­bién".

LA ES­TÉ­TI­CA DIY

La re­bel­día de cuan­do era ado­les­cen­te se le co­ló en la cons­truc­ción de su ima­gen y Ka­li Uchis usa lo que quie­re, di­ri­ge y se en­car­ga del sty­ling de sus vi­deos por­que su fi­lo­so­fía es ha­cer las co­sas a su ma­ne­ra. Son mu­chos los que la lla­man “neo­cho­la” o “prin­ce­sa ca­lle­je­ra”, por su pe­lo rubio pla­ti­na­do, las ga­fas gran­des, el span­glish, la pre­fe­ren­cia por el ro­sa­do y por la mo­da de las dé­ca­das

de 1950, 1960 y 1970. “Me gus­ta ha­cer to­do so­li­ta por­que ten­go una vi­sión y es­toy muy se­gu­ra de lo que quie­ro. Por eso creo que les gus­to a al­gu­nas per­so­nas, por­que mi ar­te es muy sen­ci­llo”.

Sus vi­deos mu­si­ca­les, la ma­yo­ría ecléc­ti­cos y es­ti­li­za­dos, in­vo­lu­cran ca­rros clá­si­cos, mu­cho neón y co­lo­res pas­te­les, a la vez que re­fuer­zan la sen­sua­li­dad y pro­yec­tan una mu­jer que, aun­que es fuer­te, no de­ja de la­do su fe­mi­ni­dad. Esa mez­cla en­tre lo grin­go y lo la­tino ha mar­ca­do una es­té­ti­ca que evo­ca ele­men­tos del pa­sa­do, to­ma re­fe­ren­cias de la pe­lí­cu­la Clue­less e in­clu­ye mi­ni­fal­das y abri­gos de pe­lu­che, pro­pios de su he­ren­cia co­lom­bia­na.

“La mo­da ins­pi­ra mi vida, siem­pre me ha en­can­ta­do usar­la co­mo una ex­ten­sión de mi per­so­na­li­dad y lo que sien­to en ese mo­men­to. Pe­ro mi mú­si­ca y mi ar­te siem­pre son pri­me­ro pa­ra mí. En reali­dad me en­can­ta cual­quier di­se­ña­dor vin­ta­ge, lo re­tro me ins­pi­ra bas­tan­te, co­mo Dior, Fio­ruc­ci, Guc­ci, y amo tra­ba­jar con di­se­ña­do­res nue­vos, por ejem­plo, Mi­mi Wa­de y Di­la­ra”. Re­des

Fe­ce­book: Ka­liu­chis TWIT­TER: KA­LIU­CHIS @ka­liu­chis

"La mo­da ins­pi­ra mi vida, siem­pre me ha en­can­ta­do usar­la co­mo una ex­ten­sión de mi per­so­na­li­dad

y lo que sien­to en ese mo­men­to".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.