Er­dem par a H & M

La fir­ma lon­di­nen­se ex­plo­ra sus ar­chi­vos, sus re­fe­ren­cias his­tó­ri­cas y sus na­rra­ti­vas per­so­na­les pa­ra crear una co­lec­ción que por pri­me­ra vez es­ta­rá al al­can­ce del pú­bli­co ma­si­vo.

Fucsia - - MODA -

Des­de 2004, los aman­tes de la mo­da es­pe­ran el anun­cio ofi­cial de H&M con el nom­bre del gran di­se­ña­dor que rea­li­za­rá la co­lec­ción cáp­su­la anual pa­ra la fir­ma. El pri­mer pa­so lo dio Karl La­ger­feld y des­de en­ton­ces 16 crea­do­res han si­do fi­cha­dos por la ca­de­na sue­ca pa­ra sus co­la­bo­ra­cio­nes de di­se­ña­dor.

Es­te año, el turno fue pa­ra la mar­ca lon­di­nen­se Er­dem, fa­vo­ri­ta de los ex­per­tos en mo­da y las ce­le­bri­da­des. De he­cho, ya se ha vis­to a la ac­triz Em­ma Sto­ne con

dos looks de una co­lec­ción que no ha sa­li­do a la ca­lle (ER­DEM x H&M lle­ga ofi­cial­men­te a la tien­da de Par­que La Co­li­na Cen­tro Co­mer­cial, en Bogotá, el 2 de no­viem­bre), pe­ro que ya mu­chos qui­sie­ran te­ner. ¿La ra­zón? Er­dem Mo­ro­glu, su fun­da­dor, es mun­dial­men­te co­no­ci­do por ser uno de los di­se­ña­do­res más ro­mán­ti­cos de nues­tros días. En sus pro­pues­tas siem­pre hay es­tam­pa­dos flo­ra­les, en­ca­jes y pie­zas que ce­le­bran la fe­mi­ni­dad y el po­der de la be­lle­za. Es­to le ha va­li­do se­gui­do­ras a lo lar­go y an­cho del pla­ne­ta, en es­pe­cial de ac­tri­ces que le con­fían cie­ga­men­te su pa­so por la al­fom­bra roja, co­mo la mis­ma Sto­ne, Ni­co­le Kid­man, Kei­ra Knightley y Ruth Neg­ga.

“Real­men­te es un ho­nor que ha­ya si­do in­vi­ta­do a unir­me al gru­po de di­se­ña­do­res que ya han co­la­bo­ra­do con H&M. Es in­creí­ble po­der ex­plo­rar lo que ha­go en una es­ca­la glo­bal. Hay al­go muy de­mo­crá­ti­co en po­der ofre­cer lo que ha­ces a tan­ta gen­te en tan­tos paí­ses di­fe­ren­tes”, di­jo el crea­dor tur­co-ca­na­dien­se, quien fun­dó su mar­ca de ready to wear en 2005, en Lon­dres.

Ade­más de La­ger­feld, a

Er­dem lo an­te­ce­die­ron

Ste­lla Mc­cart­ney, Vik­tor & Rolf, Ro­ber­to Ca­va­lli, Com­me des Ga­rçons, Matt­hew Wi­lliam­son, Jimmy Choo, So­nia Ry­kiel, Ver­sa­ce, Mar­ni, Mai­son Mar­tin Mar­gie­la, Isa­bel Ma­rant, Ale­xan­der Wang, Balmain y Ken­zo. Er­dem se for­mó en el pres­ti­gio­so Ro­yal Co­lle­ge of Art, en Lon­dres, don­de se des­ta­có por el uso de tex­ti­les ex­pe­ri­men­ta­les, es­tam­pa­dos vi­bran­tes y de­ta­lles he­chos a mano, por los que se ha ga­na­do múl­ti­ples re­co­no­ci­mien­to, en­tre ellos el premio a di­se­ña­dor de mo­da fe­me­ni­na del año, otor­ga­do por el Con­se­jo Bri­tá­ni­co de la Mo­da en 2014.

SE­CRE­TOS

DE UNA CO­LEC­CIÓN

ER­DEM x H&M es­tá con­for­ma­da por 77 pie­zas que in­clu­yen no so­lo mo­da fe­me­ni­na y ac­ce­so­rios, sino tam­bién, y por pri­me­ra vez pa­ra la fir­ma lon­di­nen­se, mo­da mas­cu­li­na. “Di­se­ñar mi pri­me­ra co­lec­ción pa­ra hom­bres fue una ale­gría ab­so­lu­ta. Me pa­re­ció un pro­ce­so to­tal­men­te di­fe­ren­te al el que reali­cé pa­ra la fe­me­ni­na, que es­tá tan pro­fun­da­men­te ba­sa­da en la na­rra­ti­va", ase­gu­ró.

Pa­ra los hom­bres pen­só en lo que se pon­dría y en lo que ha usa­do en di­fe­ren­tes eta­pas de su vi­da. "Fue ge­nial tra­ba­jar con sas­tre­ría y re­cor­dar los tra­jes que mi pa­dre so­lía usar en los se­sen­ta, en los que los hom­bros y las pier­nas se ven lim­pios. Que­ría que la sas­tre­ría fue­ra her­mo­sa, con de­ta­lles co­mo bo­to­nes cu­bier­tos, y ha­cer abri­gos usan­do Tweed Ha­rris", di­jo.

Pen­só, en­ton­ces, cómo que­ría que fue­ra ca­da pie­za: "¿Qué as­pec­to tie­ne un abrigo Er­dem? ¿Cuál es su lon­gi­tud? ¿Cómo en­ca­ja? ¿Cómo se sien­te? Era co­mo se­pa­rar un guardarropa y vol­ver a po­ner­lo jun­to con las pie­zas que más im­por­tan. Es muy per­so­nal, y muy sa­tis­fac­to­rio”.

La co­lec­ción de mu­jer, por su par­te, es­tá lle­na de pie­zas que él des­cri­be co­mo “to­tal­men­te nue­vas” pe­ro que ex­plo­ran la es­té­ti­ca que ha es­ta­do pre­sen­te en su pro­pues­ta des­de 2005. “Tam­bién ex­plo­ré mis re­cuer­dos per­so­na­les, mi in­fan­cia y mi fa­mi­lia, y co­sas que me ins­pi­ran en la cul­tu­ra pop. To­do es­tá ex­qui­si­ta­men­te de­ta­lla­do y be­lla­men­te ter­mi­na­do, sin com­pro­mi­sos”.

La na­rra­ti­va de la que ha­bla, y que es tan fa­mo­sa co­mo sus di­se­ños, se ba­sa en la crea­ción de un personaje ca­da tem­po­ra­da. “In­ten­to com­pren­der quién es, qué ha­ce y en qué pien­sa”, di­ce.

En el ca­so de es­ta co­lec­ción, el pun­to de par­ti­da fue más am­plio: “Ins­pi­ra­do en el vi­deo mu­si­cal de Pet Shop Boys Being Bo­ring, ima­gi­né a un gru­po de jó­ve­nes ami­gos in­va­dien­do una ca­sa de cam­po in­gle­sa un fin de se­ma­na”. Lo cau­ti­vó la idea de una es­ca­pa­da en la que chi­cos y chi­cas se dis­fra­zan y jue­gan con su look; con mu­je­res que lle­van ves­ti­dos de fies­ta y za­pa­ti­llas, y hom­bres con pi­ja­mas de se­da… to­dos crean sus pro­pias his­to­rias con las pie­zas que en­cuen­tran, com­par­tien­do su guardarropa.

“Las flo­res son un te­ma re­cu­rren­te en mis co­lec­cio­nes, así co­mo el en­ca­je y otros ma­te­ria­les in­trin­ca­dos, que son mis pre­fe­ri­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.