ANA MI­LE­NA MU­ÑOZ. LA PRI­ME­RA DA­MA DEL FÚT­BOL.

La es­po­sa del ex­pre­si­den­te Cé­sar Ga­vi­ria aca­ba de ser ele­gi­da por la Di­ma­yor pa­ra for­mar par­te de la Co­mi­sión de Es­ce­na­rios De­por­ti­vos. Re­cor­da­da por la crea­ción de Col­fu­tu­ro y Ba­tu­ta, aho­ra bus­ca­rá me­ter­le un gol a la vio­len­cia que se vi­ve en los es­ta­dio

Jet-Set - - CONTENIDO - FO­TOS: KA­REN SA­LA­MAN­CA/17 • PRO­DUC­CIÓN: CA­RO­LI­NA ÁLVAREZ TAVERA • LOCACIÓN: ES­TA­DIO NE­ME­SIO CAMACHO EL CAMPÍN

La es­po­sa del ex­pre­si­den­te Cé­sar Ga­vi­ria bus­ca­rá me­ter­le un gol a la vio­len­cia que se vi­ve en los es­ta­dios del país des­de la Co­mi­sión de Es­ce­na­rios De­por­ti­vos de la Di­ma­yor.

mo­me­nío en el que han íe­ni­do que ce­rrar al­gu­nos es­ta­dios por la vio­len­cia en­tre los afi­cio­na­dos. Nom­bra el ca­so del Pas­cual Guerrero de Ca­li, a don­de ha­ce po­co acu­dió el pre­si­de­níe de la Di­ma­yor pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de las ba­rras bra­vas de Amé­ri­ca y De­po­ríi­vo Ca­li, que en el clá­si­co del 24 de ma­yo se en­fre­nía­ron en una baía­lla cam­pal. “Allí se ha­bló de ins­ta­lar de­tec­to­res de meía­les en las pue­rías, ha­cer prue­bas de al­coho­le­mia y ve­ri­fi­car la iden­ti­fi­ca­ción de los es­pec­ta­do­res an­tes de in­gre­sar a las tri­bu­nas”.

Re­no­va­da co­mo siem­pre, Ana Mi­le­na aho­ra es­ta­rá ocu­pa­da en ve­ri­fi­car que los sis­te­mas de in­gre­so y la iden­ti­fi­ca­ción de los afi­cio­na­dos sea óp­ti­ma en to­dos los es­ta­dios del país, pe­ro tam­bién de­be­rá ve­lar por­que se cum­plan las di­men­sio­nes del cam­po de juego y que la ilu­mi­na­ción sea la ade­cua­da pa­ra las írans­mi­sio­nes de íe­le­vi­sión. “Mi ex­pe­rien­cia en la ar­qui­tec­tu­ra tam­bién se­rá úíil pa­ra esíar al ía­nío de que se íen­gan en cue­nía las re­co­men­da­cio­nes de la Fi­fa, co­mo la ade­cua­ción de las áreas de co­mu­ni­ca­cio­nes, los ca­me­ri­nos y las lo­ca­cio­nes en don­de se ha­ce el con­trol al do­pa­je”.

“El fút­bol une al país, cuan­do gana Co­lom­bia cam­bia el tem­pe­ra­men­to de la gen­te”.

No se sie­níe en el lu­gar equi­vo­ca­do y ade­más desía­ca que siem­pre se ha iníe­re­sa­do por el de­por­te. Des­de ni­ña es­tu­vo en cla­ses de na­ta­ción, fue cam­peo­na de íe­nis en el Club Cam­pe­sí­re de Pe­rei­ra y en el co­le­gio Los Sa­gra­dos Co­ra­zo­nes hi­zo pa­ríe de los equi­pos de bas­queí­bol y vo­lei­bol. “En esa épo­ca el fút­bol no era un de­por­te pa­ra mu­je­res, se veía mal. Si me hu­bie­ran de­ja­do ju­gar, se­gu­ra­men­te ha­bría si­do una ex­ce­len­te nú­me­ro 10, por­que te­nía un gran es­ta­do fí­si­co y era bue­na or­ga­ni­zan­do al equi­po. Aho­ra me ale­gra que mis nie­tas So­fía y Fi­li­pa pue­dan prac­ti­car­lo sin nin­gún pro­ble­ma”. Las hi­jas ma­yo­res de su hi­jo Si­món Ga­vi­ria y Mar­ga­ri­ta Amín le esíán pre­pa­ran­do el íe­rreno de juego a la pe­que­ña Vic­to­ria, que ape­nas tie­ne 1 año. Ana Mi­le­na no es hin­cha de nin­gún equi­po, pe­ro di­ce que lle­va en el co­ra­zón al De­po­ríi­vo Pe­rei­ra al que al­gu­nas ve­ces fue a ver en el esía­dio Her­nán Ra­mí­rez Vi­lle­gas. Es afi­cio­na­da de la Se­lec­ción Co­lom­bia so­bre ío­do des­de que los acom­pa­ñó al Mun­dial de Es­ta­dos Uni­dos 1994: “Ese año iban co­mo fa­vo­ri­tos. Es­tu­vi­mos en el in­for­tu­na­do par­ti­do en Los Án­ge­les en el que An­drés Es­co­bar hi­zo el au­to­gol y por el cual días des­pués lo ase­si­na­ron”. Ese no es un buen re­cuer­do, pe­ro le sir­ve de ali­cie­níe pa­ra co­ní­ri­buir en la ía­rea de cam­biar la men­ta­li­dad vio­len­ta de los afi­cio­na­dos, y por qué no, al­gún día ir al es­ta­dio en

nie­tas.• com­pa­ñía de sus tres

Los me­jo­res go­les de su vi­da son sus hi­jos Ma­ría Paz Ga­vi­ria, di­rec­to­ra de ARTBO, y Si­món Ga­vi­ria, ex­di­rec­tor del De­par­ta­men­to Na­cio­nal de Pla­nea­ción, quie­nes la apo­yan en es­te nue­vo re­to pro­fe­sio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.