LA FIES­TA DE CO­LOM­BIA EN CO­LET­TE.

La mues­tra de mo­da y cultura co­lom­bia­na, que tu­vo co­mo cu­ra­dor a Es­te­ban Cor­tá­zar, ha si­do una de las más ale­gres en la his­to­ria de es­ta tien­da de Pa­rís. Du­ran­te la ce­le­bra­ción hu­bo reguetón y arroz con coco, to­do ba­jo el am­pa­ro de la ima­gen del Di­vino Ni

Jet-Set - - CONTENIDO -

Sa­rah An­del­man, he­re­de­ra y ge­ren­te de la tien­da Co­let­te de Pa­rís, que­dó des­lum­bra­da con las pren­das y ac­ce­so­rios de ins­pi­ra­ción in­dí­ge­na que tu­vo co­mo cu­ra­dor a Es­te­ban Cor­tá­zar.

An­te el sor­pre­si­vo

anun­cio de que la tien­da Co­let­te de Pa­rís ce­rra­rá sus puer­tas en di­ciem­bre, Sa­rah An­del­man, la he­re­de­ra y ge­ren­te, fue abor­da­da por un pe­rio­dis­ta del por­tal de no­ti­cias WWD que la in­vi­tó a rea­li­zar un ba­lan­ce acer­ca de los gran­des mo­men­tos his­tó­ri­cos del em­ble­má­ti­co al­ma­cén. Sin du­dar­lo, la em­pre­sa­ria se re­fi­rió a la inau­gu­ra­ción de la mues­tra co­lom­bia­na que or­ga­ni­zó Es­te­ban Cor­tá­zar, y que se­gún ella le ge­ne­ró re­cor­da­ción por el co­lo­ri­do, en­tu­sias­mo y ro­me­ría de com­pra­do­res que lle­ga­ron mo­ti­va­dos por el rui­do me­diá­ti­co que hi­cie­ron las ver­sio­nes di­gi­ta­les de re­vis­tas co­mo Vo­gue y Nu­mé­ro. Tan­to es así, que por or­den de la ge­ren­cia, los guar­dias de se­gu­ri­dad de­ci­die­ron ce­rrar las puer­tas de la bou­ti­que sin im­por-

íar los re­cla­mos de unas 2MM per­so­nas que esía­ban agol­pa­das en La Rue Sai­ní Ho­no­ré, de la Ciu­dad Luz.

“Ha ha­bi­do mu­chas fies­tas, pe­ro la de Es­te­ban fue muy esj pe­cial”, afir­mó An­del­man, quien que­dó des­lum­bra­da con vaj rios cen­te­na­res de pren­das y ac­ce­so­rios de ins­pi­ra­ción in­dí­gej na o de esa Co­lom­bia pin­to­res­ca, pa­ga­na y fol­cló­ri­ca.

fn­clu­so, las ía­blas de ska­te­board con las imá­ge­nes del Di­vij no Ni­ño, el Pi­be Val­de­rra­ma y So­fía Ver­ga­ra, que Cor­tá­zar dij se­ñó pa­ra la mar­ca We Da­re, se ven­die­ron co­mo pan ca­lien­te. Igual que el bu­zo co­lor Rue Saint Ho­no­ré fuc­sia que ela­bo­ró a cua­tro ma­nos con el re­gue­to­ne­ro J Bal­vin. A pro­pó­si­to de esj te ar­tis­ta, du­ran­te la aper­tu­ra del even­to so­lo so­na­ron las canj cio­nes del exi­to­so pai­sa que ha­ce po­co se ga­nó una por­ta­da en la re­vis­ta Bill­board, co­mo par­te de la con­sa­gra­ción del gé­ne­ro ur­bano en Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa.

Co­ríá­zar, quien en los pa­si­llos de la alía co­síu­ra aún es coj no­ci­do co­mo el “ni­ño ge­nio de la mo­da”, se en­car­gó de la cu­raj du­ría o se­lec­ción de las mar­cas na­cio­na­les que par­ti­ci­pa­ron en el even­to de Co­let­te, que fue in­clui­do en el mar­co de la ce­le­braj ción del año de Co­lom­bia en el país ga­lo.

En la mues­tra se des­ta­có la di­se­ña­do­ra Mer­ce­des Sa­la­zar, quien ape­ló a un tra­ba­jo de nos­tal­gia al re­me­mo­rar sus pri­mej ros años de jo­ye­ra con la re­edi­ción de ac­ce­so­rios ins­pi­ra­dos en la ico­no­gra­fía re­li­gio­sa co­lom­bia­na y las más­ca­ras del Car­naj val de Ba­rran­qui­lla. El ar­tis­ta Ra­món La­ser­na via­jó con sus si­llas ela­bo­ra­das en hie­rro y cor­do­nes plás­ti­cos, o me­jor la verj

sión ar­tís­ti­ca de las me­ce­do­ras de tie­rra ca­lien­te. Va­len­tino Cor­tá­zar, el padre de Es­te­ban, lan­zó una edi­ción li­mi­ta­da de sus mo­chi­las de lo­na que lle­va­ban el le­ma “Aquí es­toy” y al­gu­nas fi­gu­ras con el tri­co­lor na­cio­nal.

Por su la­do, el chef Car­los Pe­ña­rre­don­da sa­lió al res­ca­te de la gas­tro­no­mía tí­pi­ca con una mues­tra de ca­ri­ma­ño­las de can­gre­jo, are­pas de que­so, arroz con coco, ta­ma­les, coc­te­les de ca­ma­rón, pa­ta­cón pi­sao y arroz con le­che. An­del­man, es­tric­ta a la ho­ra de cui­dar su fi­gu­ra, re­sal­tó la ex­plo­sión de sa­bo­res co­lom­bia­nos en el bar-res­tau­ran­te del ma­jes­tuo­so al­ma­cén.

Co­mo si fue­ra po­co, el di­se­ña­dor co­lom­biano se em­pe­ñó en re­sal­tar la es­té­ti­ca kitsch co­lom­bia­na con el mon­ta­je de una tien­da de ba­rrio, lle­na de es­tan­te­rías en las que hu­bo ga­lle­tas de so­da, cho­co­la­ti­nas, co­lom­bi­nas y bol­sas de ca­fé. Es­ta li­cen­cia crea­ti­va fue res­pe­tuo­sa con el con­cep­to de Co­let­te, que pa­só a la his­to­ria co­mo el gran mo­de­lo de los al­ma­ce­nes por de­par­ta­men­tos que ofre­cen des­de ac­ce­so­rios pa­ra ce­lu­la­res, dis­cos, li­bros, dul­ces, be­bi­das y ves­ti­dos de las gran­des mar­cas, tan­to que a pun­to del cie­rre si­guió mar­can­do la pau­ta de la mo­da uni­ver­sal.

Par­te de la con­sa­gra­ción de Es­te­ban Cor­tá­zar en Pa­rís se la­bró por obra y gra­cia de la pro­pia Sa­rah An­del­man, quien ha­ce un par de años ad­qui­rió una de las co­lec­cio­nes del jo­ven bo­go­tano, cuan­do con­si­de­ró que ha­bía ma­du­ra­do y so­bre­sa­li­do en la Se­ma­na de la Mo­da de Pa­rís. Co­let­te es si­nó­ni­mo de al­ta cos­tu­ra, tan­to que en los es­tan­tes hay un si­tio ex­clu­si­vo pa­ra la little black jac­ket de Cha­nel.

Des­pués del ho­me­na­je a Co­lom­bia, Co­let­te abri­rá una mues­tra con lo nue­vo y más re­pre­sen­ta­ti­vo de Yves Saint Lau­rent.

Unas 8.000 per­so­nas pa­sa­ron por la tien­da Co­let­te du­ran­te la mues­tra de la mo­da co­lom­bia­na que fue se­lec­cio­na­da por Es­te­ban Cor­tá­zar.

La ex­po­si­ción de­di­ca­da a Co­lom­bia, que se reali­zó en­tre el 10 y 22 de ju­lio, con­tó con unos 8.000 vi­si­tan­tes, se­gún es­ti­ma­ti­vos de los or­ga­ni­za­do­res. “Ha si­do uno de los gran­des mo­men­tos de mi vi­da. Siem­pre so­ñé con es­te re­en­cuen­tro con mis raí­ces y las per­so­nas que exal­tan la mo­da na­cio­nal”, di­jo el

bo­go­tano.• crea­dor

La in­fluen­cia del reguetón en las gran­des urbes co­lom­bia­nas se sin­tió en el al­ma­cén Co­let­te, don­de J Bal­vin pro­gra­mó la mú­si­ca de la no­che por in­vi­ta­ción de Sa­rah An­del­man, la due­ña de es­te im­pe­rio de la mo­da; y el di­se­ña­dor Es­te­ban Cor­tá­zar.

Du­ran­te la inau­gu­ra­ción hu­bo lleno to­tal, tan­to que cen­te­na­res de com­pra­do­res no pu­die­ron en­trar a la em­ble­má­ti­ca tien­da de la ca­pi­tal fran­ce­sa.

Los ves­ti­dos de Es­te­ban Cor­tá­zar y los ac­ce­so­rios de Mer­ce­des Sa­la­zar y Paula Men­do­za do­mi­na­ron la vi­tri­na más im­por­tan­te de la tien­da Co­let­te.

El jo­ven bo­go­tano y Ma­ría Cle­men­cia Ro­drí­guez de San­tos, la es­po­sa del pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos.

Clau­dia Kar­donsky y Aí­da Fur­mans­ki ce­le­bra­ron la con­quis­ta de la mo­da y cultura co­lom­bia­nas en una de las ca­lles más ex­clu­si­vas de Pa­rís.

Pi­lar Cas­ta­ño y la di­se­ña­do­ra de jo­yas Mer­ce­des Sa­la­zar, fie­les a las ten­den­cias que do­mi­nan el verano eu­ro­peo.

Las so­cias Ga­brie­lle Za­vat­ti y Va­le­rie Mat­tos, de la mar­ca de pi­ja­mas Piú.

Du­ran­te la ex­po­si­ción, Es­te­ban Cor­tá­zar abrió una tien­da co­lom­bia­na con las mar­cas más po­pu­la­res del co­mer­cio na­cio­nal.

Ale­xan­dra Van Hout­te, Chi­qui Echa­va­rría y Clo­cló Echa­va­rría fue­ron el apo­yo de Es­te­ban Cor­tá­zar du­ran­te la cu­ra­du­ría de es­ta mues­tra de la mo­da na­cio­nal.

Los es­po­sos Jor­ge Mat­tos y Patricia de Mat­tos aplau­die­ron la lle­ga­da del tri­co­lor na­cio­nal al al­ma­cén que mar­ca las ten­den­cias de la mo­da mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.