LA CUAR­TA NENA DE FALCAO.

El go­lea­dor in­dis­cu­ti­ble de la nueva tem­po­ra­da de la li­ga fran­ce­sa y su es­po­sa fue­ron pa­dres por ter­ce­ra vez. An­tes de la reaper­tu­ra de las eli­mi­na­to­rias del Mun­dial de Fút­bol re­ci­bie­ron a An­net­te, un nom­bre de con­no­ta­ción re­li­gio­sa que sig­ni­fi­ca “gra­cia

Jet-Set - - Contenido -

El fut­bo­lis­ta co­lom­biano y su es­po­sa Lo­re­lei Ta­rón fue­ron pa­dres por ter­ce­ra vez. An­net­te, cu­yo nom­bre sig­ni­fi­ca ‘gra­cia de Dios’, es la pro­ta­go­nis­ta por es­tos días del Ins­ta­gram de sus pa­dres.

Ra­da­mel Falcao García ju­gó los pa­ríá­dos de la Se­lec­cáón Co­lom­báa aníe Bra­sál y Ve­ne­zue­la en uno de los mo­men­tos más ca­li­fi­ca­dos de su ca­rre­ra fut­bo­lís­ti­ca. La hin­cha­da lo vol­váó a abra­zar no so­lo por su desem­pe­ño co­mo go­lea­dor de la li­ga fran­ce­sa, sino por el tí­tu­lo del de­por­tis­ta que mejor ha su­da­do la ca­mi­se­ta nú­me­ro 9 en el fút­bol eu­ro­peo.

Des­de las re­des so­cia­les, Falcao y su es­po­sa Lo­re­lei Ta­rón le aí­rá­bu­ye­ron el nue­vo mo­me­nío de glo­ráa a la án­yec­cáón de ener­gía que les dio el na­ci­mien­to de su ter­ce­ra hi­ja, la tier­na y an­ge­li­cal An­net­te. “Ra­da­mel que­ría un hi­jo va­rón, pe­ro no im­por­ta. La emo­ción se le no­tó por la lle­ga­da de otra ni­ña”, resaltó la pren­sa de­por­ti­va nacional que elo­gió su re­gre-

so a las can­chas del Es­ta­dio Me­tro­po­li­tano de Ba­rran­qui­lla. La nueva in­te­gran­te de la fa­mi­lia García-ta­rón es la pro­ta­go­nis­ta por es­tos días del Ins­ta­gram de sus pa­dres, ya for­ta­le­ci­dos e in­di­fe­ren­tes fren­te al frus­tran­te pa­so del Ti­gre por el ba­lom­pié in­glés. An­net­te na­ció en el Cen­tro Hos­pi­ta­la­rio Prin­ce­sa Gra­ce, en Mó­na­co, don­de la ci­güe­ña tra­jo a los hi­jos del prín­ci­pe Al­ber­to y al pri­mo­gé­ni­to de Car­lot­ta Ca­si­rag­hi.

En es­tos días de eli­mi­na­to­rias mun­dia­lis­tas, Falcao pre­fi­rió con­cen­trar­se en es­ta nueva “ju­ga­da” co­mo pa­dre y en su in­que­bran­ta­ble fer­vor cris­tiano sin im­por­tar a los crí­ti­cos co­mo Iván Mejía, quien ha­ce un tiempo lo ex­hor­tó “a me­ter más goles y a preo­cu­par­se me­nos por los di­ne­ros de la Igle­sia”.

“Da­mos gra­cias a Dios por­que Lo­re y nues­tra be­bé se en­cuen­tran muy bien. Dios es bueno con no­so­tros”, es­cri­bió en su cuen­ta de Ins­ta­gram y cu­yo co­men­ta­rio fue re­pli­ca­do has­ta el can­san­cio por la pren­sa eu­ro­pea.

En los mo­men­tos de más an­gus­tia por la se­gui­di­lla de tro­pie­zos que tu­vo la an­te­sa­la del par­ti­do en­tre Co­lom­bia y Ve­ne­zue­la, el ano­ta­dor sa­ma­rio fue pa­pá a con­trol re­mo­to, siem­pre pa­ra pre­gun­tar por sus tres hi­jas y en es­pe­cial por An­net­te, cu­yo nom­bre sig­ni­fi­ca “gra­cia de Dios”, se­gún lo ex­pli­có Lo­re­lei a tra­vés de las re­des so­cia­les.

La emo­cio­na­da pa­re­ja ase­gu­ró que en un fu­tu­ro no in­me­dia­to ten­drá más hi­jos. De he­cho el Ti­gre y la pro­pia can­tan­te

nu­me­ro­sas.• cris­tia­na na­cie­ron en fa­mi­lias muy

El sa­ma­rio Ra­da­mel Falcao García y Lo­re­lei Ta­rón se co­no­cie­ron cuan­do el co­lom­biano lle­gó a las li­gas ma­yo­res del Ri­ver Pla­te, de Ar­gen­ti­na.

La nueva hi­ja del Ti­gre Falcao na­ció en el Cen­tro Hos­pi­ta­la­rio Prin­ce­sa Gra­ce, en la me­di­te­rrá­nea ciu­dad de Mó­na­co, don­de el sa­ma­rio vi­ve un buen mo­men­to fut­bo­lís­ti­co.

Lo­re­lei Ta­rón, la es­po­sa de Falcao, con sus hi­jas An­net­te, Do­mi­ni­que y De­si­rée.

La pa­re­ja y sus hi­jas sor­tea­ron con tran­qui­li­dad y fer­vor re­li­gio­so los mo­men­tos más di­fí­ci­les que vi­vió el fut­bo­lis­ta mien­tras es­tu­vo sen­ta­do en la ban­ca del ba­lom­pié in­glés.

Falcao asis­tió al na­ci­mien­to de An­net­te. Des­pués del par­to se re­in­te­gró a los en­tre­na­mien­tos del equi­po de Mó­na­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.