UN AMOR LÉS­BI­CO EN EL CI­NE.

Pron­to lle­ga­rá es­ta pe­lí­cu­la que plan­tea una re­la­ción de mu­jer con mu­jer, pe­ro sin ta­pu­jos. Quie­nes la vie­ron ase­gu­ran que las es­ce­nas de se­xo son ve­ro­sí­mi­les y di­rec­tas. Jet-set ha­bló con las ges­to­ras del po­lé­mi­co pro­yec­to.

Jet-Set - - CONTENIDO -

Es­ta pe­lí­cu­la es­tá ins­pi­ra­da en La vi­da de Adè­le, re­cor­da­da por el rea­lis­mo de las es­ce­nas se­xua­les.

Eva y Can­de­la, los dos per­so­na­jes prin­ci­pa­les de ¿Có­mo te lla­mas?, se be­san tí­mi­da­men­te en los pri­me­ros mi­nu­tos de la pe­lí­cu­la. Po­co des­pués, y en la me­di­da en que se desa­rro­lla la his­to­ria de amor, la cá­ma­ra ex­plo­ra sus cuer­pos, los des­nu­da y si­gue las fre­né­ti­cas ca­ri­cias en una se­cuen­cia eró­ti­ca que no te­nía pre­ce­den­tes en la ci­ne­ma­to­gra­fía co­lom­bia­na. La po­lé­mi­ca pro­duc­ción mues­tra el se­xo real, sin me­tá­fo­ras vi­sua­les, que en­con­tró la ins­pi­ra­ción en el es­ti­lo ex­plí­ci­to de cin­tas queer co­mo la fran­ce­sa La vi­da de Adè­le, del año 2014. “Que­ría­mos mos­trar el amor de ma­ne­ra na­tu­ral, co­mo su­ce­de cuan­do dos mu­je­res se aman en la in­ti­mi­dad, pe­ro sin la in­ten­ción de pro­vo­car a la so­cie­dad”, di­jo la di­rec­to­ra Ruth Cau­de­li, abier­ta­men­te les­bia­na y com­pro­me­ti­da des­de ha­ce ocho años con la ac­triz Sil­via Va­rón, la pro­ta­go­nis­ta de es­ta pe­lí­cu­la. La pro­duc­ción es una col­cha de re­cuer­dos de va­rias de las vi­ven­cias de Cau­de­li y de los amo­res que mar­ca­ron a mu­chas de sus ami­gas. ¿Có­mo te lla­mas? re­fle­ja la cru­de­za de las re­la­cio­nes que arran­can con res­pe­to y ter­nu­ra, y lue­go mu­tan a la dis­fun­cio­na­li­dad y la des­truc­ción. Es­ta pe­lí­cu­la lés­bi­ca, au­daz en la na­rra­ción vi­sual y de rit­mo pau­sa­do que re­cuer­da las cin­tas ro­mán­ti­cas de la nue­va ola fran­ce­sa, sa­có al ci­ne na­cio­nal de la edad de la inocen­cia. Si bien ya ha­bía sa­li­do del cló­set con pro­duc­cio­nes co­mo La Vir­gen de los si­ca­rios y Ma­ri­po­sas ver­des, ja­más ha­bía asu­mi­do el ries­go de las es­ce­nas subidas de tono. “No fal­ta­rán las per­so­nas que nos ro­tu­len co­mo por­no­grá­fi­cas, pe­ro no nos im­por­ta”, afir­mó Ana Pi­ñe­res, pro­duc­to­ra del lar­go­me­tra­je, quien tra­ba­jó en el pro­yec­to pe­ro sin la alian­za de su em­pre­sa ma­triz, CMO, pa­ra evi­tar que el guion su­frie­ra los ri­go­res de la cen­su­ra. “Era la pe­lí­cu­la que que­ría ha­cer des­de ha­ce años, sin la su­per­vi­sión de na­die, sin el rui­do de gen­te que le te­me al ries­go. No que­ría­mos que les pu­sie­ran un ve­lo a las es­ce­nas de ca­ma”, en­fa­ti­zó Pi­ñe­res. En el pro­ce­so de pre­pro­duc­ción en­con­tra­ron un so­cio iné­di­to en es­te ti­po de pro­yec­tos. Por pri­me­ra vez la

Uni­ver­si­dad Jor­ge Ta­deo Lo­zano en­tra­ba co­mo coequi­pe­ro en la pues­ta de es­ce­na de una his­to­ria in­cen­dia­ria y cho­can­te aún pa­ra al­gu­nos sec­to­res de la aca­de­mia. La rea­li­za­do­ra Ruth Cau­de­li es­pe­ra­ba que los di­rec­ti­vos del plan­tel edu­ca­ti­vo le hi­cie­ran ajus­tes al guion, que por se­gun­da vez se sal­va­ba del bar­niz de la cen­su­ra. La pe­lí­cu­la, que lle­ga­rá al país el pró­xi­mo 25 de oc­tu­bre, en­con­tra­rá una nue­va cul­tu­ra de es­pec­ta­do­res ami­ga­bles con los lar­go­me­tra­jes de la es­ce­na queer. Pro­duc­cio­nes co­mo Moon­light, ga­na­do­ra del Ós­car en 2017, y la chi­le­na Una mu­jer fan­tás­ti­ca, la me­jor cin­ta ex­tran­je­ra de la Aca­de­mia en 2018, afian­za­ron la ex­hi­bi­ción de esas ‘otras his­to­rias’ en los cir­cui­tos co­mer­cia­les. En Co­lom­bia, el po­der de la co­mu­ni­dad LGBTI ha ga­na­do es­pa­cios gra­cias a las ba­ta­llas le­ga­les que per­mi­tie­ron la apro­ba­ción del ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio y la adop­ción en­tre las pa­re­jas del mis­mo se­xo. “Las mi­no­rías se con­so­li­da­ron co­mo au­dien­cias que bus­can sus his­to­rias de amor en la pantalla gran­de”, ex­pli­ca Ana Pi­ñe­res. No obs­tan­te, aún no es­tá ga­ran­ti­za­da la dis­tri­bu­ción de ¿Có­mo te lla­mas? en las salas de los cir­cui­tos co­mer­cia­les. Lo más pro­ba­ble es que lle­gue a es­pa­cios más ce­rra­dos co­mo Ci­ne To­na­lá, el Cen­tro Co­lom­bo Ame­ri­cano o Ci­ne­ma­nía, en la ciu­dad de Bo­go­tá. Ha­ce po­co, la ópe­ra pri­ma de Cau­de­li ini­ció su tra­ve­sía por los fes­ti­va­les de ci­ne LGBTI del mun­do y de la im­por­tan­cia del Out­fest, en Los Án­ge­les,

La po­lé­mi­ca cin­ta ¿Có­mo te lla­mas?, de Ruth Cau­de­li, lle­ga­rá a los cir­cui­tos del ci­ne in­de­pen­dien­te de Co­lom­bia el pró­xi­mo 25 de oc­tu­bre.

y del Tai­wan International Queer Film Fes­ti­val. Ya arran­có aplau­sos por va­rios as­pec­tos, en­tre es­tos la ve­ro­si­mi­li­tud de las es­ce­nas de se­xo. La pe­lí­cu­la con­mo­vió igual­men­te por la his­to­ria que es­con­día tras bam­ba­li­nas. Pa­ra pro­du­cir­la, su di­rec­to­ra creó un crowd­fun­ding a tra­vés de in­ter­net, una es­pe­cie de ‘va­ca’ que le per­mi­tió re­cau­dar una par­te del pre­su­pues­to. En dos años, 300 per­so­nas del mun­do en­te­ro hi­cie­ron apor­tes en­tre cin­co y mil eu­ros, ca­si to­dos gays y les­bia­nas, ex­cep­tuan­do uno que otro aman­te del ci­ne que siem­pre han apo­ya­do ini­cia­ti­vas in­de­pen­dien­tes co­mo es­ta. En es­te gru­po se en­cuen­tra Ale­jan­dra Lara, la co­pro­ta­go­nis­ta, que, sin ser les­bia­na, se su­mó al ro­da­je. De he­cho, las es­tre­llas de La vi­da de Adè­le tam­po­co lo eran, pe­ro fil­ma­ron es­ce­nas eró­ti­cas cri­ti­ca­das por mo­ver­se en­tre las lí­neas li­mí­tro­fes del ero­tis­mo y la por­no­gra­fía. ¿Có­mo te lla­mas? es otro ejer­ci­cio de aper­tu­ra men­tal o, si se quie­re, una rá­fa­ga dis­pues­ta a de­rri­bar el pre­jui­cio mo­ral que so­bre­vi­ve en Co­lom­bia.

En la cin­ta ¿Có­mo te lla­mas? ac­túan Sil­via Va­rón, no­via de la di­rec­to­ra Ruth Cau­de­li, y Ale­jan­dra Lara, quien no es les­bia­na.

La di­rec­to­ra Ruth Cau­de­li; Ana Pi­ñe­res, de CMO Pro­duc­cio­nes y quien tra­ba­jó co­mo in­de­pen­dien­te en es­te pro­yec­to, y Sil­via Va­rón, co­pro­ta­go­nis­ta de la pe­lí­cu­la.

Las es­ce­nas de al­co­ba fue­ron las más com­pli­ca­das de fil­mar. En es­tas so­lo par­ti­ci­pa­ron la di­rec­to­ra, la pro­duc­to­ra y el di­rec­tor de fo­to­gra­fía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.