PA­ME­LA ANDERSON: ¿NO­VIA DEL DI­REC­TOR DE WIKILEAKS?

Pa­re­ce que las vi­si­tas so­li­da­rias de la ex­pro­ta­go­nis­ta de Guar­dia­nes de la bahía a Ju­lian As­san­ge en su asi­lo en Lon­dres die­ron pa­so al amor.

Jet-Set - - CONTENIDO -

El fle­cha­zo sur­gió du­ran­te las vi­si­tas so­li­da­rias de ella al re­fu­gio de Ju­lian As­san­ge en Lon­dres.

Pa­me­la tie­ne des­con­cer­ta­da a la pren­sa de fa­rán­du­la grin­ga, que no ce­sa de pre­gun­tar­se qué se trae con As­san­ge, quien lle­va seis años re­fu­gia­do en la em­ba­ja­da de Ecua­dor en Lon­dres. En 2014 ella se unió a la plé­ya­de de ri­cas y fa­mo­sas, co­mo Lady Ga­ga, que vi­si­tan al aus­tra­liano en mues­tra de so­li­da­ri­dad, pues es vis­to co­mo un per­se­gui­do po­lí­ti­co por fil­trar in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da del po­der a tra­vés de su or­ga­ni­za­ción Wikileaks. El ob­je­ti­vo de Pa­me­la era ha­blar de ac­ti­vis­mo con él, pe­ro sus fre­cuen­tes char­las aho­ra abar­can des­de la Bi­blia has­ta los de­re­chos de los ani­ma­les, se­gún ella mis­ma. “¡He pa­sa­do más tiem­po con Ju­lian que con mis tres ex­ma­ri­dos jun­tos!”, le di­jo tam­bién a una emi­so­ra de Síd­ney el año pa­sa­do. Y ha­ce po­co le de­cla­ró a Fox News: “Él es muy in­tere­san­te y hay de­fi­ni­ti­va­men­te una es­pe­cie de co­ne­xión ro­mán­ti­ca en­tre los dos (...). Él no es cer­cano a na­die co­mo lo es con­mi­go”. Lo que con­fun­de, ano­tan me­dios co­mo el New York Post, es que ella tie­ne una re­la­ción con el fut­bo­lis­ta fran­cés Adil Ra­mi, de mo­do que la in­cóg­ni­ta es: ¿a qué jue­ga Pa­me­la? Un ve­cino de la ac­triz le di­jo al pe­rió­di­co que ella ne­ce­si­ta jun­tar­se con hom­bres fa­mo­sos co­mo As­san­ge en aras de per­ma­ne­cer en la mi­ra­da pú­bli­ca. “No tie­ne su­fi­cien­te di­ne­ro pa­ra la fi­lan­tro­pía y ha­ce ra­to que no es­tá en te­le­vi­sión ni en ci­ne”, ase­gu­ró la fuen­te. As­san­ge, quien se re­fu­gió en la se­de di­plo­má­ti­ca pa­ra es­qui­var una po­si­ble ex­tra­di­ción a Es­ta­dos Uni­dos y un jui­cio por vio­la­ción en Sue­cia, es­tá ilu­sio­na­do con la ve­det­te y con lo que su po­der de es­tre­lla pue­de ha­cer por él. Al cie­rre de es­ta edi­ción se es­pe­cu­la­ba so­bre la sa­li­da de As­san­ge de la em­ba­ja­da y el desen­la­ce de su his­to­ria con Pa­me­la. La más ilu­sio­na­da con el ro­man­ce es la mo­dis­ta Vi­vien­ne West­wood, quien los pre­sen­tó por­que “ha­cen un buen dúo y pue­den cam­biar al mun­do”.

As­san­ge es­tá em­be­le­sa­do con la ac­triz por­que su de­bi­li­dad son las ru­bias y cree que su po­der de es­tre­lla pue­de ha­cer mu­cho por su cau­sa.

Pa­me­la con­fe­só que com­par­te una fuer­te co­ne­xión ro­mán­ti­ca con As­san­ge, a pe­sar de que tie­ne no­vio. Se ru­mo­ra que lo usa pa­ra man­te­ner­se en la mi­ra­da pú­bli­ca.

La ru­bia en 1993, cuan­do era la bom­ba sexy de la se­rie Guar­dia­nes de la bahía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.