Da­vid Ara­rat,

la ex­pe­rien­cia del em­pre­sa­rio y su fa­ce­ta de pa­dre

La O (Cucuta) - - Pers Naje -

Su nom­bre ha­ce par­te de la re­no­va­ción ge­ne­ra­cio­nal que han he­cho gran­des em­pre­sas de la re­gión al creer en el apor­te que los nue­vos ta­len­tos ha­cen, a tra­vés de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos y el cre­ci­mien­to em­pre­sa­rial.

Da­vid Ara­rat no so­lo asu­mió el re­to de po­si­cio­nar la mar­ca de Ce­rá­mi­ca Ita­lia a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal, tra­jo con­si­go la res­pon­sa­bi­li­dad de re­no­var sus pro­duc­tos con un se­llo de ca­li­dad, di­se­ño y dis­tin­ción.

“No es tan fá­cil ha­cer ce­rá­mi­ca co­mo la gen­te se ima­gi­na; ma­ne­ja­mos ma­te­rias pri­mas que no son pro­ce­sa­das. Son ma­te­rias pri­mas muy na­tu­ra­les y for­ma­cio­nes geo­ló­gi­cas que cam­bian con el tiem­po”.

Por eso, rein­ven­tar el ne­go­cio de la ce­rá­mi­ca so­lo fue po­si­ble ha­ce sie­te años, apro­xi­ma­da­men­te, cuan­do el des­per- tar ex­pe­rien­cias en los clien­tes se con­vir­tió en un nue­vo eje de cre­ci­mien­to em­pre­sa­rial.

“Pa­ra no­so­tros no es so­lo ha­cer ce­rá­mi­ca pa­ra re­mo­de­lar, sino apor­tar a esa ex­pe­rien­cia emo­ti­va y de fe­li­ci­dad de ha­cer po­si­bles el sue­ño de ese lu­gar có­mo­do que siem­pre exis­tió en la men­te de quien uti­li­za nues­tros pro­duc­tos”.

Des­de esa pers­pec­ti­va ha crea­do un im­pac­to po­si­ti­vo en Nor­te de San­tan­der con la aper­tu­ra de nue­vas ofertas, pe­ro tam­bién ha lo­gra­do mos­trar una ciu­dad di­fe­ren­te que tra­ba­ja con ca­li­dad.

Por eso, ca­da vez que em­pre­sa­rios de paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Re­pu­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Mé­xi­co, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Chi­le y Pe­rú, lle­gan a Cú­cu­ta pa­ra co­no­cer sus pro­duc­tos, apro­ve­cha pa­ra ven­der la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca y tu­rís­ti­ca de la re­gión.

Fo­to Al­fre­do Es­té­vez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.