4 TRA­TA­MIEN­TOS PA­RA UNA PIEL SA­NA

La O (Cucuta) - - Sociales -

Con el in­ten­so sol que se ve en Cú­cu­ta por es­tos días, po­dría pen­sar­se que es im­po­si­ble rea­li­zar­se un tra­ta­mien­to fa­cial sin que­dar con la piel lle­na de man­chas de­bi­do a la ex­po­si­ción de los ra­yos ul­tra­vio­le­tas; sin em­bar­go, los es­pe­cia­lis­tas ase­gu­ran que sí pue­den rea­li­zar­se “prác­ti­ca­men­te” to­dos los tra­ta­mien­tos dis­pues­tos, ex­cep­to que uti­li­zan cual­quier fuen­te de luz co­mo lá­ser CO2 o Pi­co­su­re.

“La piel no es la mis­ma se­gún la zo­na geo­grá­fi­ca, la épo­ca del año, o la eta­pa de la vida, es, ade­más, un li­bro que de­la­ta nues­tros há­bi­tos y que sa­ben in­ter­pre­tar los ex­per­tos; es el lien­zo so­bre el que se tra­ba­ja, por lo que an­tes de rea­li­zar cual­quier tra­ta­mien­to mé­di­co-es­té­ti­co de re­ju­ve­ne­ci­mien­to fa­cial, lo pri­me­ro es rea­li­zar un aná­li­sis de la ca­li­dad de la piel”, ha ex­pli­ca­do la mé­di­co es­té­ti­co Bea­triz Es­té­ba­nez, de la Clí­ni­ca Me­nor­ca.

En es­te sen­ti­do, la es­pe­cia­lis­ta ex­pli­ca cin­co tra­ta­mien­tos que pue­den rea­li­zar­se du­ran­te esos días de in­ten­so sol sin su­po­ner nin­gún pe­li­gro pa­ra la sa­lud.

1.La me­so­te­ra­pia fa­cial

Es un tra­ta­mien­to re­vi­ta­li­zan­te, bá­si­co, que hay que rea­li­zar du­ran­te to­do el año, ca­da tres me­ses, in­clu­yen­do los días de sol in­te­so, pa­ra man­te­ner una co­rrec­ta emul­sión epi­cu­tá­nea. “El re­sul­ta­do es una piel elás­ti­ca y equi­li­bra­da”, in­di­ca.

2. Bioes­ti­mu­la­ción fa­cial con Fac­to­res de Cre­ci­mien­to (PRP):

Con es­te tra­ta­mien­to se es­ti­mu­la el me­ta­bo­lis­mo ce­lu­lar, se au­men­ta la mi­cro­cir­cu­la­ción, pa­ra así ac­ti­var el dre­na­je lin­fá­ti­co y to­do ello se tra­du­ce en una piel más jo­ven, re­vi­ta­li­za­da y con me­nos sig­nos de edad. “No só­lo es re­co­men­da­ble ha­cer­la en ros­tro sino tam­bién en cue­llo, es­co­te y dor­so de las ma­nos”, ex­pli­ca Es­té­ba­nez.

3. La to­xi­na bo­tu­lí­ni­ca:

Es uno de los tra­ta­mien­tos más so­li­ci­ta­dos. La ma­yor in­ten­si­dad lu­mí­ni­ca del verano, ha­ce que se cierren los ojos, dan­do pa­so a la apa­ri­ción de pe­que­ñas arru­gui­tas en la zo­na fron­tal y las co­mún­men­te co­no­ci­das co­mo pa­tas de gallo. Una apli­ca­ción de to­xi­na, re­la­ja­rá to­do el ter­cio su­pe­rior de la ca­ra, dis­mi­nu­yen­do las arru­gas y apor­tan­do un plus de lu­mi­no­si­dad al ter­cio su­pe­rior del ros­tro.

4. Re­po­si­cio­nar la ma­sa fa­cial con hi­los es­pi­cu­la­dos:

Es un tra­ta­mien­to que tra­ta de pre­ve­nir, con­tro­lar o eli­mi­nar la fla­ci­dez, el “peor enemi­go” de la ju­ven­tud. Mu­chas ve­ces, una ca­ra, ne­ce­si­ta no só­lo co­rre­gir vo­lú­me­nes, sino re­du­cir la fla­ci­dez fa­cial. “En es­te ca­so pro­po­ne­mos al pa­cien­te el tra­ta­mien­to con hi­los es­pi­cu­la­dos en 3D”, afir­ma la es­pe­cia­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.