El cri­men que tie­ne en vi­lo a Teo­ra­ma e in­vo­lu­cra a mi­li­ta­res

La Opinión - - Portada -

Cua­tro miem­bros del Cuer­po Téc­ni­co de In­ves­ti­ga­ción (CTI), de Cú­cu­ta, y la fis­cal No­ve­na de Vi­da se tras­la­da­ron has­ta la ve­re­da Fi­lo Gua­mo, zo­na ru­ral de Teo­ra­ma, a ve­ri­fi­car lo ocu­rri­do con Sal­va­dor Jai­me Du­rán.

Lue­go de ca­si 10 ho­ras de ha­cer una ins­pec­ción mi­nu­cio­sa de la es­ce­na del cri­men, la cual ha­bía si­do al­te­ra­da, los pe­ri­tos fo­ren­ses pu­die­ron re­co­pi­lar al­gu­nas pis­tas que les ayu­da­rán a es­cla­re­cer el ho­mi­ci­dio y a sa­ber si ver­da­de­ra­men­te sol­da­dos del Co­man­do Ope­ra­ti­vo Ener­gé­ti­co No. 1 es­ta­rían im­pli­ca­dos en el he­cho.

Ame­di­da que las ho­ras pa­san y la Fis­ca­lía avan­za en sus pes­qui­sas, se van co­no­cien­do más de­ta­lles de lo ocu­rri­do la ma­ña­na del sá­ba­do en la ve­re­da Fi­lo Gua­mo, zo­na ru­ral de Teo­ra­ma, don­de Sal­va­dor Jai­me Du­rán mu­rió de va­rios dis­pa­ros.

Una co­mi­sión de cua­tro fun­cio­na­rios del Cuer­po Téc­ni­co de In­ves­ti­ga­ción (CTI), de Cú­cu­ta, y la fis­cal No­ve­na de Vi­da se tras­la­da­ron has­ta aquel apar­ta­do pun­to del Ca­ta­tum­bo pa­ra ve­ri­fi­car lo que ver­da­de­ra­men­te ocu­rrió.

Y fue así co­mo las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les se en­te­ra­ron de que mi­nu­tos an­tes de apa­re­cer muer­to el hom­bre de 22 años, las tro­pas del Ejér­ci­to que per­ma­ne­cen acan­to­na­das en ese lu­gar, cus­to­dian­do el oleo­duc­to, re­por­ta­ron a sus su­pe­rio­res un ‘com­ba­te de en­cuen­tro’ con­tra dos hom­bres que se mo­vi­li­za­ban en una mo­to­ci­cle­ta.

Pe­se a esa in­for­ma­ción de los uni­for­ma­dos, los in­ves­ti­ga­do­res en­tre­vis­ta­ron a al­gu­nas per­so­nas de la zo­na, quie­nes se­ña­la­ron que no es­cu­cha­ron nin­gún en­fren­ta­mien­to y que so­lo so­na­ron cua­tro o cin­co dis­pa­ros, al sa­lir a ver qué ha­bía su­ce­di­do, ha­lla­ron el cuer­po de Sal­va­dor.

Ade­más, es­ta­ría la ver­sión del pa­pá de la víc­ti­ma, quien se­ña­ló que su hi­jo es­ta­ba en ese si­tio es­pe­rán­do­lo a él, pues que­da­ron en en­con­trar­se ahí. El hom­bre su­pues­ta­men­te es­cu­chó los dis­pa­ros y lue­go los gri­tos de au­xi­lio de su hi­jo, al lle­gar don­de el jo­ven es­ta­ba, se per­ca­tó de que ha­bía re­ci­bi­do va­rios im­pac­tos de ba­la en el pe­cho.

Los pe­ri­tos fo­ren­ses tam­bién pu­die­ron ob­ser­var que las he­ri­das que te­nía la víc­ti­ma fue­ron oca­sio­na­das a dis­tan­cia, pe­ro se­rá Me­di­ci­na Le­gal la que es­ta­blez­ca si los ba­la­zos son de pis­to­la o fu­sil.

Sin em­bar­go, al­re­de­dor de don­de ca­yó muer­to sal­va­dor Jai­me la co­mu­ni­dad ha­lló vai­ni­llas de fu­sil, las cua­les les fue­ron en­tre­ga­das a la co­mi­sión ju­di­cial.

La Opi­nión co­no­ció que el cri­men cal­deó los áni­mos en­tre la co­mu­ni­dad de esa zo­na y por eso fue­ron re­te­ni­dos seis uni­for­ma­dos, se­ña­la­dos de ser los res­pon­sa­bles del he­cho. Ellos fue­ron iden­ti­fi­ca­dos co­mo los sol­da­dos pro­fe­sio­na­les Javier Or­lan­do García Jai­mes, Víctor Al­fon­so Gó­mez Ro­me­ro, Wil­der Lu­go Ra­mos, No­va Jiménez, Mil­cia­des Jiménez, y un ca­bo se­gun­do cu­yo nom­bre no fue re­ve­la­do.

Pe­ro, ho­ras más tar­de el De­fen­sor del Pue­blo, de Oca­ña, Dió­ge­nes Quin­te­ro, y otros fun­cio­na­rios lle­ga­ron al si­tio y lo­gra­ron que los mi­li­ta­res fue­ran de­ja­dos en li­ber­tad, ade­más, acom­pa­ñó a los miem­bros de la Fis­ca­lía en la ins­pec­ción téc­ni­ca al lu­gar don­de se pre­sen­tó el ase­si­na­to, la cual se ex­ten­dió has­ta la no­che del sá­ba­do.

VES­TI­DO DE GUERRILLER­O

Ayer, mien­tras una vein­te­na de cam­pe­si­nos des­pe­dían el ca­dá­ver de Sal­va­dor Jai­me Du­rán cuan­do es­ta­ba en­vuel­to en dos bol­sas de po­li­eti­leno y era car­ga­do en una ban­de­ja del CTI ha­cia el he­li­cóp­te­ro del Ejér­ci­to que los sa­ca­ría ha­cia Cú­cu­ta, por re­des so­cia­les cir­cu­la­ron unas fo­tos don­de apa­re­cía un hom­bre ves­ti­do con pren­das de uso mi­li­tar, por­tan­do un fu­sil y con un bra­za­le­te del Eln, ase­gu­ran­do que era la víc­ti­ma.

La ima­gen fue re­gis­tra­da el pa­sa­do 14 de ju­nio, cuan­do el Eln le en­tre­gó a una co­mi­sión de la De­fen­so­ría del Pue­blo, de Oca­ña, y a mon­se­ñor Luis Ga­briel Ramírez, los dos au­xi­lia­res de Po­li­cía que tu­vie­ron se­cues­tra­dos du­ran­te va­rios me­ses.

El ge­ne­ral Ol­vei­ro Pé­rez, co­man­dan­te de la Fuer­za de Ta­rea Vul­cano, sos­tu­vo que a ma­nos de sus hom­bres de in­te­li­gen­cia lle­ga­ron esas mis­mas fo­tos, las cua­les fue­ron apor­ta­das a la in­ves­ti­ga­ción que ade­lan­ta la Fis­ca­lía.

“Acá no soy yo el que pue­da de­cir si ver­da­de­ra­men­te si ese hom­bre de las fo­tos es la víc­ti­ma. Se­rá la Fis­ca­lía la que se pro­nun­cie al res­pec­to”, in­di­có el al­to man­do mi­li­tar.

Agre­gó: “tam­bién te­ne­mos los tes­ti­mo­nios de cua­tro des­mo­vi­li­za­dos del Eln, uno de ellos que es­tá en An­tio­quia, que nos in­di­can que ese jo­ven ha­ría par­te de ese gru­po ile­gal. Ellos van a dar su tes­ti­mo­nio an­te las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes”.

La Opi­nión lo­gró co­no­cer par­te de di­chas ver­sio­nes que ya es­tán en ma­nos de la Fis­ca­lía, don­de los ex­gue­rri­lle­ros afir­man que Sal­va­dor Jai­me era co­no­ci­do con el alias de Pe­ri­ca y su­pues­ta­men­te ha­cia par­te del fren­te Héc­tor, del Eln. “Siem­pre an­da­ba con una pis­to­la o un fu­sil, tam­bién por­ta­ba una gra­na­da y cuan­do no an­da­ba de ci­vil, es­ta­ba con uni­for­me y bra­za­le­te, se le veía al la­do de Ca­ma­ro­te y de To­ño Pe­lu­que­ro”.

Pe­se a es­to, el ge­ne­ral Pé­rez ex­pli­có que aún no tie­ne cla­ri­dad de có­mo se pre­sen­tó el cri­men y si de ver­dad sus hom­bres es­ta­rían im­pli­ca­dos, “por eso los seis mi­li­ta­res que son se­ña­la­dos por la co­mu­ni­dad fue­ron traí­dos a Cú­cu­ta pa­ra que cum­plan con el pro­ce­so de ley”.

El ofi­cial tam­bién ex­pli­có que en esa zo­na de Teo­ra­ma es­tá alias Fer­cho, un ca­be­ci­lla del Eln que es­tá ma­ni­pu­lan­do a los ha­bi­tan­tes pa­ra que agre­dan a los mi­li­ta­res y no les per­mi­tan cum­plir con su de­ber cons­ti­tu­cio­nal.

QUE SE IN­VES­TI­GUE

An­te es­tas prue­bas que el Ejér­ci­to di­ce te­ner, La Opi­nión se con­tac­tó con Juan Car­los Quin­te­ro, di­rec­ti­vo de As­cam­cat, una de las dos or­ga­ni­za­cio­nes cam­pe­si­nas que ase­gu­ró que la víc­ti­ma ha­cia par­te de la Jun­ta de Ac­ción Co­mu­nal de la ve­re­da Fi­lo Gua­mo, pa­ra te­ner ma­yor pre­ci­sión so­bre es­te he­cho.

El lí­der cam­pe­sino ma­ni­fes­tó des­co­no­cer di­chas fo­tos y que se de­be es­cla­re­cer son los he­chos del ase­si­na­to de Sal­va­dor Jai­me.

Pa­ra Quin­te­ro lo que más le lla­ma la aten­ción es la ne­ga­ción de los mi­li­ta­res so­bre ese gru­po de sol­da­dos que fue re­te­ni­do, di­cien­do que no ha­cia par­te de las tro­pas del Ejér­ci­to, co­mo se pu­do ver en va­rios vi­deos que As­cam­cat hi­zo cir­cu­lar.

“Lo otro que lla­ma la aten­ción es que si fue el Ejér­ci­to en un com­ba­te, por­que aban­do­nan el ca­dá­ver. Lo que ellos ha­cen es huir. Eso es lo que hay que de­ter­mi­nar y por eso se pi­dió la pre­sen­cia de la Fis­ca­lía pa­ra que se es­cla­rez­ca lo su­ce­di­do. To­do par­te de la bue­na fe, que él (víc­ti­ma) era un jo­ven que iba a ser pa­dre de fa­mi­lia y que es­tá afi­lia­do a la JAC”, ex­pli­có el lí­der cam­pe­sino.

sal­va­dor JAI­ME du­rán

en es­ta fo­to, el ejér­ci­to ase­gu­ra que es­ta Sal­va­dor Jai­me du­rán (circu­lo) ves­ti­do co­mo guerriller­o del eln.

Los seis mi­li­ta­res re­te­ni­dos por la co­mu­ni­dad fue­ron en­tre­ga­dos ayer a la de­fen­so­ría del Pue­blo, de oca­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.