El uso del efec­ti­vo

Portafolio - - OPINIÓN - Án­gel Cus­to­dio Ca­bre­ra Baéz* *Ex­se­na­dor - Con­sul­tor tri­bu­ta­rio / ngelc­ca­bre­rab@gmail.com

Cuan­do em­pie­za un go­bierno siem­pre es bueno ini­ciar mu­chas dis­cu­sio­nes, en par­ti­cu­lar, cuan­do se quie­re ha­blar de po­lí­ti­cas pú­bli­cas en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y, so­bre to­do, de cre­ci­mien­to. La pre­fe­ren­cia por el uso del efec­ti­vo si­gue sien­do una de las ra­zo­nes que im­pi­den la for­ma­li­za­ción de la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial en el país. Si bien el go­bierno an­te­rior te­nía es­ti­ma­do en­tre su plan na­cio­nal de desa­rro­llo su­pe­rar los in­di­ca­do­res de ban­ca­ri­za­ción en el país a un 84 por cien­to pa­ra el 2018, en­fo­ca­do en el uso de nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra que las per­so­nas ma­yo­res de edad tu­vie­ran al me­nos un pro­duc­to fi­nan­cie­ro, el uso de las tec­no­lo­gías si­gue sien­do ba­jo, llegando a un ni­vel del 79 por cien­to al 2017, pues una quin­ta par­te de los ma­yo­res de edad en Co­lom­bia si­gue sin te­ner un pro­duc­to fi­nan­cie­ro for­mal. En ma­te­ria tri­bu­ta­ria, se avan­zó con la Ley 1819 de 2016, en la cual se co­lo­ca­ron to­pes pa­ra la ban­ca­ri­za­ción de cos­tos y de­duc­cio­nes, hoy 50 por cien­to, te­ma que de­be ser re­vi­sa­do, pa­ra efec­tos de com­ba­tir la eva­sión. Sin du­da, ha ha­bi­do un es­fuer­zo por pro­mo­ver la di­gi­ta­li­za­ción en el país, co­mo es el ca­so de la sis­te­ma­ti­za­ción del re­cau­do de pea­jes o las nue­vas nor­mas que de­fi­nen el fun­cio­na­mien­to de los ser­vi­cios ciu­da­da­nos di­gi­ta­les. Pe­ro es­tas ci­fras re­pre­sen­tan un gran reto pa­ra el nue­vo go­bierno, el cual de­be tra­ba­jar por el desa­rro­llo de una se­rie de es­tra­te­gias que con­tri­bu­yan con­jun­ta­men­te pa­ra lo­grar ma­yor ín­di­ce de ban­ca­ri­za­ción y uso de me­dios elec­tró­ni­cos de pa­go. Un mun­do di­gi­tal re­quie­re te­ner un eco­sis­te­ma de pa­gos mo­derno en apro­ve­cha­mien­to de las nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra ba­jar los ín­di­ces de uso del efec­ti­vo. Así las co­sas, es im­pres­cin­di­ble eva­luar que las ope­ra­cio­nes de com­pra­ven­ta de in­mue­bles y vehícu­los, (nor­ma an­ti­eva­sión), así co­mo los pa­gos de me­sa­das pen­sio­na­les, im­pues­tos, se­gu­ri­dad so­cial, ser­vi­cios pú­bli­cos, en­tre otros, de­ban ser rea­li­za­dos por me­dios elec­tró­ni­cos, mo­vi­li­zan­do el sis­te­ma in­for­mal ha­cia un eco­sis­te­ma di­gi­tal. Las en­ti­da­des pú­bli­cas y pri­va­das de­ben adap­tar­se tam­bién al nue­vo eco­sis­te­ma. Por eso re­sul­ta im­por­tan­te que las po­lí­ti­cas pú­bli­cas de di­gi­ta­li­za­ción de los trá­mi­tes ciu­da­da­nos vin­cu­len tam­bién los del sec­tor pri­va­do, pa­ra lo­grar cum­plir el ob­je­ti­vo de una eco­no­mía di­gi­tal con la par­ti­ci­pa­ción de am­bos. Es im­pe­ra­ti­vo que se abor­de de ma­ne­ra pro­fun­da una ade­cua­da po­lí­ti­ca pú­bli­ca de edu­ca­ción eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra, pues si bien pa­ra el pe­rio­do com­pren­di­do en­tre el 2010 y 2014 el go­bierno an­te­rior, adi­cio­nó me­di­das pa­ra pro­mo­ver la edu­ca­ción eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra en el país, es­tas me­di­das re­quie­ren nue­vos es­fuer­zos que lo­gren mi­ti­gar las bre­chas de de­sigual­dad e in­clu­sión fi­nan­cie­ra y ga­ran­ti­cen el ac­ce­so y se­gu­ri­dad a to­dos los ciu­da­da­nos. Prin­ci­pal­men­te, las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras han pro­mo­vi­do pro­gra­mas de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra, pe­ro es el Go­bierno el lla­ma­do a li­de­rar, des­de sus ins­ti­tu­cio­nes, un mar­co pa­ra el desa­rro­llo de la edu­ca­ción fi­nan­cie­ra co­mo un reto prio­ri­ta­rio a ni­vel na­cio­nal, con el cual se pue­da lle­gar a to­da la po­bla­ción. Es­ta es una de las ta­reas que de­be ser in­clui­da en la pró­xi­ma ley del plan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.