‘Los tra­pi­tos su­cios’ de la fa­mi­lia Char: ¿Qué le es­tán in­ves­ti­gan­do al gran clan?

Irre­gu­la­ri­da­des con im­pues­tos, so­bor­nos y fa­mi­lias dam­ni­fi­ca­das por cons­truc­cio­nes en zo­nas de al­to ries­go ha­cen par­te de los se­ña­la­mien­tos que tie­nen a los Char en el ojo del hu­ra­cán. En el más re­cien­te es­cán­da­lo, David Char, pri­mo del al­cal­de, ha­bría re

Publimetro Barranquilla - - PORTADA -

El mar­tes de es­ta se­ma­na, que­dó apla­za­da la in­da­ga­to­ria a David Char de­bi­do a que la de­fen­sa del ex­con­gre­sis­ta pi­dió un pla­zo pa­ra in­for­mar­se so­bre el pro­ce­so que cur­sa en su con­tra.

Se­gún la in­ves­ti­ga­ción, Char ha­bría re­ci­bi­do di­ne­ro del Blo­que Nor­te de las Au­to­de­fen­sas Uni­das de Co­lom­bia pa­ra fi­nan­ciar su cam­pa­ña al Se­na­do en 2006. De­cla­ra­cio­nes ren­di­das por ex­pa­ra­mi­li­ta­res an­te la Fis­ca­lía lo se­ña­lan de es­tar in­vo­lu­cra­do en el ase­si­na­to de Car­los Posada Fló­rez, alias Ca­pu­li­na, uno de los hom­bres de con­fian­za del ex­je­fe pa­ra­mi­li­tar Die­go Fer­nan­do Mu­ri­llo, alias Don Ber­na.

Sin em­bar­go, es­te no es el úni­co ca­so que ha pues­to al ex­se­na­dor y a su fa­mi­lia ba­jo la lu­pa de la jus­ti­cia.

Afec­ta­dos de Cam­po Ale­gre

An­tes de que Alejandro Char, pri­mo de David, fue­ra al­cal­de de Ba­rran­qui­lla, la fir­ma Alejandro Char & Cía In­ge­nie­ros Cons­truc­to­res cons­tru­yó, en­tre 2002 y 2005, dos con­jun­tos re­si­den­cia­les so­bre un te­rreno de al­to ries­go que de­jó a 400 fa­mi­lias dam­ni­fi­ca­das en el sec­tor de Cam­po Ale­gre.

Contradictores del al­cal­de se­ña­lan que el di­ne­ro de la in­dem­ni­za­ción a esas fa­mi­lias, un po­co más de $5900 mi­llo­nes, fue­ron sol­ven­ta­dos por el era­rio del Dis­tri­to.

La de­ci­sión fi­nal so­bre es­te ca­so tu­vo que es­pe­rar has­ta el año pa­sa­do, cuan­do el juez 11 ad­mi­nis­tra­ti­vo del Cir­cui­to de Ba­rran­qui­lla, Hu­ber­lan­do Peláez Núñez, con­de­nó so­li­da­ria­men­te al Dis­tri­to de Ba­rran­qui­lla, a la ur­ba­ni­za­do­ra y a los cons­truc­to­res por los per­jui­cios cau­sa­dos en las vi­vien­das de un sec­tor del ba­rrio Cam­po Ale­gre.

Ade­más del Dis­tri­to, el fa­llo co­bi­ja a la Ur­ba­ni­za­do­ra Pa­rrish & Cía Lt­da., y a las cons­truc­to­ras ACH In­ge­nie­ros Cons­truc­to­res SAS (an­tes Alejandro Char & Cía In­ge­nie­ros Cons­truc­to­res, a car­go del ac­tual al­cal­de), Cons­truc­cio­nes Mar­val S.A., Ca­de­na Faw­cet, Ur­be In­ver­sio­nes, Pid­sa S.A., Me­tró­po­lis S.A., Fin­vi­cons­truc­cio­nes Lt­da. y Pro­yec­tos Ba­rran­qui­lla.

La com­pen­sa­ción a las fa­mi­lias se de­be­ría ha­cer así: cons­truc­to­ras (60%), Pa­rrish & Cía Lt­da. (25%) y Dis­tri­to (15%).

El apo­de­ra­do de las fa­mi­lias afec­ta­das en la ac­ción de gru­po, Ro­ber­to Ta­pia Ahu­ma­da, se­ña­ló que ini­cial­men­te la de­man­da es­ta­ba di­ri­gi­da en con­tra del Dis­tri­to y de la Ur­ba­ni­za­do­ra Pa­rrish. El pri­me­ro por ha­ber en­tre­ga­do los per­mi­sos pa­ra ur­ba­ni­zar, re­lo­tear y ven­der los te­rre­nos pe­se a que, des­de 1997, In­geo­mi­nas ha­bía ad­ver­ti­do so­bre su ines­ta­bi­li­dad; y la se­gun­da por ha­ber­las ur­ba­ni­za­do a sa­bien­das del es­tu­dio.

Las cons­truc­to­ras fue­ron vin­cu­la­das al pro­ce­so en el año 2010 y, se­gún Ta­pia Ahu­ma­da, “ahí co­men­zó la di­la­ción, ya que ca­da vez que el juez pro­fe­ría un au­to o de­ci­sión, por in­sig­ni­fi­can­te o irre­le­van­te que fue­ra, to­dos los abo­ga­dos de los ac­cio­na­dos pre­sen­ta­ban re­cur­sos an­te el Tri­bu­nal que ha­cían de­mo­ra­do el trá­mi­te de es­te pro­ce­so. Ade­más de las di­la­cio­nes inex­pli­ca­bles por par­te de los abo­ga­dos del Dis­tri­to y las cons­truc­to­ras”.

Por su par­te, el je­fe de la Ofi­ci­na Ju­rí­di­ca del Dis­tri­to, Jorge Pa­di­lla Sund­heim, di­jo que los des­li­za­mien­tos en la la­de­ra de Cam­po Ale­gre son un te­ma re­le­van­te, “que ve­ni­mos asu­mien­do co­mo ciu­dad; he­mos com­pra­do in­mue­bles, pa­ga­do arren­da­mien­tos y rea­li­za­do in­ver­sio­nes cuan­tio­sas pa­ra de­te­ner los des­li­za­mien­tos, y con el In­vías se lo­gró la re­cons­truc­ción de la ca­rre­ra 38 en ese sec­tor de la la­de­ra”.

En cuan­to a la ac­ción de gru­po, pre­ci­só que el fa­llo de pri­me­ra ins­tan­cia se­rá ape­la­do an­te el Tri­bu­nal Ad­mi­nis­tra­ti­vo del Atlán­ti­co: “Bus­ca­re­mos acla­rar to­dos los pun­tos. Se tra­ta de un fa­llo en abs­trac­to, es de­cir, plan­tea una res­pon­sa­bi­li­dad de los cons­truc­to­res, la ur­ba­ni­za­do­ra y del Dis­tri­to, pe­ro no es­ta­ble­ce nin­gu­na cuan­tía. Es una for­ma po­si­ble que tie­nen los fa­llos ju­di­cia­les, que se plan­tea en abs­trac­to y lue­go se ha­ce una li­qui­da­ción cuan­do el fa­llo es­té de­bi­da­men­te eje­cu­to­ria­do”, pun­tua­li­zó.

Al­cal­de ad hoc pa­ra el ca­so

El ex­mi­nis­tro del In­te­rior Juan Fer­nan­do Cris­to de­sig­nó en 2016 a Gus­ta­vo Gar­cía Fi­gue­roa co­mo al­cal­de ad hoc de Ba­rran­qui­lla pa­ra que co- no­cie­ra de ac­cio­nes ju­di­cia­les con­tra el Dis­tri­to y la em­pre­sa de Alejandro Char.

El 4 de fe­bre­ro de 2016, el Al­cal­de de Ba­rran­qui­lla Alejandro Char Chal­jub “se de­cla­ró im­pe­di­do pa­ra co­no­cer los asun­tos re­la­cio­na­dos con el cum­pli­mien­to de la sen­ten­cia T-473 del 15 de ma­yo de 2008 y la sen­ten­cia T-970 del 18 de di­ciem­bre de 2009 pro­fe­ri­das por la Ho­no­ra­ble Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal”.

Esas ac­cio­nes ju­di­cia­les tie­nen que ver con tu­te­las in­ter­pues­tas por la abo­ga­da y ex­re­si­den­te del Con­jun­to Re­si­den­cial Al­tos del Cam­po, y por otros pro­pie­ta­rios del Con­jun­to Re­si­den­cial Ciu­dad del Sol 1, “con­tra la cons­truc­to­ra Alejandro Char & Cía., así co­mo de cual­quier si­tua­ción que ten­ga re­la­ción con las cir­cuns­tan­cias fác­ti­cas y ju­rí­di­cas que in­vo­lu­cren di­cha so­cie­dad, en ra­zón a que os­ten­tó la con­di­ción de so­cio; aco­tan­do que en la ac­tua­li­dad se vie­ne ade­lan­tan­do el trá­mi­te pa­ra su cum­pli­mien­to, que de­be­rá fi­ni­qui­tar en la vi­gen­cia fis­cal 2016”.

El 17 de fe­bre­ro de 2016, Mercedes Lucía Navarro The­rán, pro­cu­ra­do­ra re­gio­nal del Atlán­ti­co, acep­tó el im­pe­di­men­to ma­ni­fes­ta­do por Alejandro Char en su ca­li­dad de al­cal­de dis­tri­tal de Ba­rran­qui­lla.

Lo que ha pa­sa­do

Tras la re­nun­cia de Gus­ta­vo Gar­cía co­mo al­cal­de ad hoc de Ba­rran­qui­lla, en mar­zo de es­te año, asu­mió el car­go Raúl To­más Quiñones Her­nán­dez. El nue­vo man­da­ta­rio in­for­mó en abril que al­gu­nos de los pro­pie­ta­rios de apar­ta­men­tos del con­jun­to Al­tos del Cam­po, ubi­ca­do en la ca­lle 84B n.º 41D-115, no se ha­bían acer­ca­do a ra­di­car la do­cu­men­ta­ción pa­ra ini­ciar el trá­mi­te de pa­go, de la to­ta­li­dad que le co­rres­pon­de al Dis­tri­to a ca­da pro­pie­ta­rio.

“Se ha­ce un úl­ti­mo lla­ma­do con el ob­je­ti­vo de que los res­tan­tes due­ños alle­guen los do­cu­men­tos re­que­ri­dos, con el fin de que se pro­ce­da a rea­li­zar los pa­gos de di­chos in­mue­bles”, in­di­có la Ad­mi­nis­tra­ción.

La Al­cal­día es­tá a la es­pe­ra de dar cum­pli­mien­to a las ór­de­nes ju­di­cia­les con­te­ni­das en los au­tos de fe­cha 27 de abril y 12 de agos­to de 2015, pro­fe­ri­dos por el juz­ga­do 11 pe­nal mu­ni­ci­pal de Ba­rran­qui­lla, en el mar­co de la ac­ción de tu­te­la 2006-00525; así co­mo en la Sen­ten­cia T-473 de 2008, y el au­to de fe­cha 6 de ju­lio de 2015 de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal.

“Es de ad­ver­tir que por di­fe­ren­tes me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ta­les co­mo pren­sa es­cri­ta, ra­dial, pá­gi­na web de la Al­cal­día de Ba­rran­qui­lla, reunio­nes, lla­ma­das te­le­fó­ni­cas, et­cé­te­ra, des­de fe­bre­ro de 2016 se les ha so­li­ci­ta­do que en­tre­guen to­dos los do­cu­men­tos, lo cual ha ge­ne­ra­do un in­cum­pli­mien­to de los pro­pie­ta­rios y no de la Al­cal­día Dis­tri­tal”, re­sal­tó Quiñones.

El ne­go­cio de los im­pues­tos

El ex­se­na­dor David Char tam­bién ha si­do se­ña­la­do por la Fis­ca­lía de no pa­gar­le al Dis­tri­to la su­ma de $7000 mi­llo­nes por me­dio de su em­pre­sa re­cau­da­do­ra de im­pues­tos, In­ver­sio­nes Los Án­ge­les, en el año 2000, con la cual ha­bría ac­ce­di­do a re­cur­sos pú­bli­cos de for­ma irre­gu­lar y cu­ya con­ce­sión de­be­ría du­rar cin­co años por ley, pe­ro el Con­ce­jo de la épo­ca apro­bó por 20 años.

El al­cal­de Gui­ller­mo Hoe­nigs­berg (2004-2007), con­de­na­do por co­rrup­ción, en­tre­gó el re­cau­do de los im­pues­tos a la fir­ma Mé­to­dos y Sis­te­mas tam­bién por un lap­so de 20 años. En 2008 el al­cal­de Char ter­mi­nó el con­tra­to con es­ta em­pre­sa y el Dis­tri­to asu­mió el co­bro de los im­pues­tos dis­tri­ta­les.

El ca­so Tri­ple A

En abril de es­te año, el al­cal­de Char tam­bién fue vin­cu­la­do al es­cán­da­lo de la em­pre­sa Tri­ple A, al ha­ber par­ti­ci­pa­do su­pues­ta­men­te en una reunión con eje­cu­ti­vos de la em­pre­sa Ca­nal de Isa­bel II pro­ta­go­nis­tas de va­rios ca­sos de pre­sun­tos so­bor­nos.

Char ase­gu­ró que nun­ca se ha reuni­do con Idel­fon­so De Mi­guel, ex­di­rec­tor del Ca­nal de Isa­bel II, quien fue cap­tu­ra­do por las au­to­ri­da­des españolas tras ser se­ña­la­do de co­rrup­ción en el in­te­rior de la com­pa­ñía es­pa­ño­la.

El bur­go­maes­tre emi­tió un co­mu­ni­ca­do de pren­sa se­gún el cual, “an­te la de­cla­ra­ción del se­ñor Il­de­fon­so De Mi­guel, pu­bli­ca­da en el me­dio El Con­fi­den­cial, en don­de se ha­ce re­fe­ren­cia a una pre­sun­ta reunión sos­te­ni­da en Ba­rran­qui­lla en el año 2008, el al­cal­de Alejandro Char ma­ni­fies­ta que esas afir­ma­cio­nes son com­ple­ta­men­te fal­sas, que la ci­ta­da reunión nun­ca se reali­zó y que no co­no­ce al se­ñor Il­de­fon­so De Mi­guel”.

Fi­nal­men­te, los de­trac­to­res de la fa­mi­lia Char tam­bién re­sal­tan la de­fen­sa in­con­di­cio­nal al clan al par­ti­do Cam­bio Ra­di­cal y de asis­tir po­lí­ti­ca­men­te a fi­gu­ras in­ves­ti­ga­das por co­rrup­ción co­mo los ex­go­ber­na­do­res de La Gua­ji­ra Onei­da Pin­to y Ki­ko Gó­mez.

“Bus­ca­mos acla­rar to­dos los pun­tos. Se tra­ta de un fa­llo en abs­trac­to, es de­cir, plan­tea una res­pon­sa­bi­li­dad pe­ro no es­ta­ble­ce cuan­tía” Jorge Pa­di­lla Sund­heim, je­fe de la Ofi­ci­na Ju­rí­di­ca del Dis­tri­to

|CASSIANI - PUBLIMETRO

El clan de los Char es se­ña­la­do por sus de­trac­to­res por la de­fen­sa acé­rri­ma que ha­cen de fi­gu­ras po­lí­ti­cas in­ves­ti­ga­das por gra­ves ca­sos de co­rrup­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.