Gregory Por­ter se ins­pi­ra en el ge­nio para su ál­bum:

Se tra­ta de un disco que el can­tau­tor ha­ce co­mo tri­bu­to a su ído­lo, el mis­mo de to­da una ge­ne­ra­ción aman­te del jazz. La co­lec­ción in­clui­rá los clá­si­cos im­per­di­bles de Nat King Co­le y con­ta­rá con arre­glos or­ques­ta­les es­pe­cia­les, con los que Por­ter bus­ca re

Publimetro Barranquilla - - CULTURA - LAURA LÓ­PEZ

El ga­na­dor del Grammy Gregory Por­ter pre­sen­tó su disco más re­cien­te, ti­tu­la­do Nat King Co­le & Me. Es­te tra­ba­jo es un ho­me­na­je al le­gen­da­rio can­tan­te y pia­nis­ta, que con­ta­rá con los arre­glos del tam­bién ga­na­dor del gra­mó­fono Vin­ce Men­do­za y la mu­si­ca­li­za­ción de la Lon­don Stu­dio Or­ches­tra. El ál­bum re­vi­vi­rá clá­si­cos co­mo Mo­na Li­sa, L-O-V-E, Nature Boy, The Ch­rist­mas Song y Smi­le.

Para Por­ter, la in­fluen­cia de Co­le en su vi­da y su mú­si­ca es pro­fun­da, ca­si co­mo una lí­nea que lo co­nec­ta con sus me­mo­rias más arrai­ga­das de la in­fan­cia. “Él era úni­co en su cla­se. De­jó una mú­si­ca tan ma­ra­vi­llo­sa que es imposible no sen­tir­se in­fluen­cia­do por su ex­tra­or­di­na­rio tim­bre, estilo y ge­nia­li­dad”, se­ña­ló Por­ter. “Es ape­nas ob­vio que va­ya a las raí­ces de mi ins­pi­ra­ción y al lu­gar de don­de ven­go. Esa raíz se­ría mi ma­dre, la mú­si­ca gós­pel y Nat King Co­le”.

Por­ter re­cuer­da: “Mi ma­dre di­jo que yo ha­bía es­cri­to una can­ción cuan­do te­nía cin­co años, la gra­bé y se la mos­tré cuan­do vol­vió del tra­ba­jo”. Lue­go de es­cu­char­la, Ruth Por­ter ex­cla­mó: “Chi­co, sue­nas co­mo Nat King Co­le”, un co­men­ta­rio que hi­zo que Por­ter se ani­ma­ra a re­vi­sar de cer­ca la mú­si­ca de su ma­dre.

“Re­cuer­do lo ex­tra­ño que me re­sul­ta­ba su nom­bre al mi­rar en­tre sus ál­bu­mes, y re­cuer­do la pri­me­ra vez que vi su ima­gen: es­te hom­bre ele­gan­te, fuerte, buen mo­zo, que al es­tar sen­ta­do jun­to al fuego

me parecía co­mo al­guien que po­dría ser el pa­dre de al­gu­na per­so­na… lue­go pu­se el vi­ni­lo en el to­ca­dis­cos y de los par­lan­tes sa­lió una voz, un so­ni­do tran­qui­li­zan­te, y lle­nó un va­cío en mí. Mi pa­dre nun­ca hi­zo par­te de mi vi­da, nun­ca me crió, nun­ca mos­tró nin­gún in­te­rés en mí. Así que las pa­la­bras de Co­le: ‘le­ván­ta­te, sa­cú­de­te el pol­vo, co­mien­za de nue­vo’, to­das es­tas lec­cio­nes de vi­da y pa­la­bras de sa­bi­du­ría eran co­mo un con­se­jo pa­ter­nal para mí. Es­ta­ban sa­lien­do de los par­lan­tes co­mo si Co­le me ha­bla­ra solo a mí. Es­cu­cha­ba sus ál­bu­mes y me ima­gi­na­ba que él era mi pa­dre”, agre­gó.

Más tem­prano en su carrera, Por­ter dra­ma­ti­zó su apre­cia­ción por Co­le en un mu­si­cal se­mi­au­to­bio­grá­fi­co, que tam­bién se ti­tu­ló Nat King Co­le & Me y se pre­sen­tó en 2004. “Ese mu­si­cal fue la ma­ne­ra en que in­ten­té en­con­trar a mi pa­dre”, ex­pli­ca Por­ter. “La es­cri­bí lue­go de que mi pa­dre bio­ló­gi­co, Ru­fus Por­ter, mu­rie­ra. El mu­si­cal era de Nat King Co­le y la mi­tad de la mú­si­ca eran ori­gi­na­les míos. El pun­to es có­mo di con la mú­si­ca de Co­le en la au­sen­cia de mi pa­dre” re­la­tó.

Ese mu­si­cal fue el abre­bo­cas para es­te nue­vo ál­bum, su­ce­sor de Li­quid Spi­rit (2013), con el que Por­ter Miss Otis Re­grets: es inusual, aun­que tie­ne un men­sa­je trá­gi­co. Es in­tere­san­te, ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, co­mo mu­cha de la mú­si­ca de Co­le, que tie­ne his­to­rias con ini­cios, nu­dos y desen­la­ces na­rra­dos en solo tres mi­nu­tos.

Pick Your­self Up: me re­cuer­da una que hi­ce para mi pro­pio hi­jo. Ha­blo de aque­llos que han te­ni­do que caer para le­van­tar­se de nue­vo. Di­go lo mis­mo, pe­ro de otra ma­ne­ra para mi hi­jo cuan­do di­go que siem­pre hay que po­ner­se de pie una y otra vez.

When Lo­ve Was King: es don­de más se no­ta la in­fluen­cia de Co­le. Es un te­ma que te ha­ce pen­sar y te da un pe­que­ño men­sa­je de vi­da.

The Lo­nely One: es una can­ción con la que me iden­ti­fi­co y me co­nec­to emo­cio­nal­men­te. Tie­ne un po­co de mi per­so­na­li­dad.

Ba­lle­ri­na: es una his­to­ria de amor frus­tra­do por cuen­ta de una bai­la­ri­na que no tie­ne tiem­po de pen­sar en un hom­bre que mue­re por ella.

|GETTY IMAGES

Gregory Por­ter es hoy por hoy una de las vo­ces más po­de­ro­sas del jazz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.