CHOC­QUIB­TOWN NOS PRE­SEN­TA SU LA­DO IN­VEN­CI­BLE

Los cho­coa­nos es­tán pro­mo­cio­nan­do el pri­mer lan­za­mien­to de su nue­vo dis­co, un tema que, se­gún Tos­tao, es el in­di­ca­do pa­ra pe­dir ma­tri­mo­nio

Publimetro Barranquilla - - PORTADA -

Choc­quib­town es­tá lis­to pa­ra lan­zar su nue­vo dis­co, pe­ro an­tes de su es­treno quie­re dar­les una pro­ba­di­ta a los co­lom­bia­nos con In­ven­ci­ble, un tema en el que la agru­pa­ción vuel­ve a apos­tar­le al amor. Ha­bla­mos con Tos­tao acer­ca de su nue­vo so­ni­do, y tam­bién de su tra­ba­jo so­cial, ese que mues­tra su agra­de­ci­mien­to a su ado­ra­do Pa­cí­fi­co.

Den­tro de la can­ción, ¿a qué ha­ce re­fe­ren­cia el tér­mino ‘in­ven­ci­ble’?

A esa re­la­ción que uno quie­re que sea lo su­fi­cien­te­men­te fuer­te pa­ra que pue­da su­pe­rar to­dos los obs­tácu­los.

Tam­bién es­tá acom­pa­ña­da de un vi­deo­clip

El vi­deo tie­ne di­ver­sas his­to­rias, una de ellas re­la­cio­na­da con una pa­re­ja de vie­ji­tos, y hay otra so­bre unos ni­ños.

Ade­más es­tá la his­to­ria de un ex­tran­je­ro que en un bar de sal­sa se en­cuen­tra con una mu­jer que le gus­ta, pe­ro que cuan­do quie­re bai­lar con ella se da cuen­ta de que es­tá en si­lla de rue­das.

La úl­ti­ma tie­ne que ver con una mu­jer que, al pa­re­cer, es­tá vien­do a un chi­co, pe­ro la ver­dad es que se es­tá fi­jan­do en otra mu­jer.

Las gra­ba­cio­nes se hi­cie­ron en el par­que Jai­me Duque y nues­tra in­ten­ción fue mos­trar to­do el co­lo­ri­do de es­te lu­gar, que es el mis­mo que tie­ne Choc­quib­town en su mú­si­ca.

¿Qué nos pue­de ade­lan­tar de su nue­vo dis­co?

Es un ál­bum que, co­mo ya es ca­rac­te­rís­ti­co de no­so­tros, se­rá di­ver­so en su so­ni­do. Y es que, co­mo siem­pre les di­go a los fa­ná­ti­cos, por una can­ción no se pue­de de­fi­nir to­do un ál­bum. Lo an­te­rior lo di­go por­que cuan­do sa­lió Di­ne­ro no hay, que es un trap, mu­chos pen­sa­ron que el dis­co so­lo se en­fo­ca­ría en es­te so­ni­do, y no es cier­to. Ten­dre­mos de to­do, can­cio­nes a mil re­vo­lu­cio­nes por minuto, y por su­pues­to, aque­llas que son ro­mán­ti­cas al es­ti­lo Choc­quib­town.

Tam­bién es­ta­rán aque­llas con cor­te so­cial

Cla­ro, co­mo agru­pa­ción siem­pre he­mos sen­ti­do la ne­ce­si­dad de de­cir en nues­tras can­cio­nes que es­ta­mos or­gu­llo­sos de nues­tra ra­za ne­gra y de ha­ber na­ci­do en el Pa­cí­fi­co.

Fue es­te ti­po de mú­si­ca con la que nos co­no­cie­ron, y, sin du­da, es una mé­du­la de nues­tro or­ga­nis­mo co­mo agru­pa­ción.

Ade­más, Slow es­ta­rá en la pro­duc­ción del dis­co

Slow siem­pre ha es­ta­do pen­dien­te de la pro­duc­ción de nues­tros ál­bu­mes, y es un ‘teso’ a la ho­ra de tra­ba­jar con so­ni­dos ur­ba­nos. Y co­mo esa es una de las vías que qui­si­mos to­mar pa­ra es­ta pro­duc­ción, de­ci­di­mos que es­tu­vie­ra a car­go del bar­co.

No po­de­mos ter­mi­nar sin ha­blar so­bre De don­de ven­go, pro­yec­to en el que tra­ba­jan y que re­ci­bió dos In­dia Ca­ta­li­na es­te año

Los ca­pí­tu­los se pue­den ver por Te­le­pa­cí­fi­co, son de me­dia ho­ra, y la gente pen­sa­rá que ha­cer­lo es co­mo so­plar bo­te­llas, pe­ro la ver­dad es que lle­va­mos un tiem­po lar­go tra­ba­jan­do en es­te pro­yec­to.

Nues­tra idea era vi­si­bi­li­zar el Pa­cí­fi­co des­de una ma­ne­ra más po­si­ti­va, por­que pa­ra na­die es un se­cre­to que cuan­do se ha­bla de nues­tra re­gión, to­do se en­fo­ca en los he­chos ne­ga­ti­vos, y le que­dan de­bien­do a uno, por­que allá han pa­sa­do co­sas be­llas y han sa­li­do gran­des fi­gu­ras que le han da­do triun­fos a Co­lom­bia.

En es­te país se ne­ce­si­tan es­te ti­po de na­rra­ti­vas, y no so­lo so­bre el Pa­cí­fi­co, tam­bién so­bre to­das las re­gio­nes del país.

“No es una can­ción co­mo esas que es­cu­cha­mos aho­ra en la ra­dio, de re­la­cio­nes cor­tas y por ra­ti­cos, de si me lla­mas es­tá bien, y si no, no hay lío. Es­to es ca­si de ma­tri­mo­nio” Tos­tao

|COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.