DE LA CA­LLE LE APUES­TA A COA­LI­CIÓN PRO­GRE­SIS­TA

El pre­can­di­da­to li­be­ral ha­bla so­bre la con­sul­ta del par­ti­do y su cos­to, su re­la­ción con la Uni­dad Na­cio­nal y el Go­bierno, los ata­ques de Ger­mán Var­gas Lle­ras, el pro­ce­so de paz con el Eln y qué si­gue des­pués de la paz con las Farc

Publimetro Cali - - PORTADA - NA­TA­LIA MAR­TÍ­NEZ na­ta­lia.mar­ti­nez@publimetro.co

En en­tre­vis­ta con PUBLIMETRO, el pre­can­di­da­to pre­si­den­cial no se guar­dó na­da. Nos ha­bló de la paz, la con­sul­ta li­be­ral, los ata­ques de Var­gas Lle­ras y una po­si­ble coa­li­ción, pe­ro eso sí, acla­ró que “no es el can­di­da­to” de San­tos.

¿Qué pa­sa con la con­sul­ta li­be­ral y los cos­tos que im­pli­ca­ría ha­cer­la?

He se­ña­la­do que es­toy abier­to a fór­mu­las, in­clui­da la po­si­bi­li­dad de aba­ra­tar la con­sul­ta. Pien­so que se pue­den unir va­rios pues­tos en un mis­mo si­tio, y con eso se dis­mi­nu­yen los cos­tos. Ade­más, hay co­mo seis o sie­te con­sul­tas re­pre­sa­das, por ejem­plo, la con­sul­ta tau­ri­na. En­ton­ces, uno po­dría ha­cer to­das esas con­sul­tas y que no sea so­lo el in­te­rés de los li­be­ra­les, sino el de mu­chos ciu­da­da­nos.

¿Y si no se lle­ga a ha­cer la con­sul­ta?

Tam­bién he di­cho que es­toy dis­pues­to a unir fór­mu­las en un pro­ce­so de con­sen­so. Soy cons­cien­te de que la re­gla de la con­sul­ta del 19 de no­viem­bre se de­ci­dió en el Con­gre­so Li­be­ral. Al­gu­nos pre­can­di­da­tos es­tán sos­te­nien­do que es­te es el me­jor ca­mino y que es­to no se po­día ha­cer de ma­ne­ra uni­la­te­ral, pe­ro es­toy abier­to a un pro­ce­so de re­fle­xión.

¿Esa coa­li­ción pro­gre­sis­ta de la que me cuen­ta es con Clau­dia Ló­pez, Ser­gio Fa­jar­do y Jorge Enrique Ro­ble­do?

Pues esa es una de las hi­pó­te­sis que se han nom­bra­do. No sé si eso sea po­si­ble, pe­ro lo que sí creo es que con esas per­so­nas que us­ted men­cio­na ten­go afi­ni­dad y con ellos coin­ci­di­mos en va­rias co­sas. Hay que ha­cer un es­fuer­zo de agru­par, pe­ro lo más im­por­tan­te es la coa­li­ción con la gen­te, con los ciu­da­da­nos, con los es­tu­dian­tes que sa­lie­ron a ma­ni­fes­tar­se des­pués del 2 de oc­tu­bre de 2016, con los sin­di­ca­tos y los mo­vi­mien­tos so­cia­les. Por eso re­pi­to que no so­lo es un es­fuer­zo de unir par­ti­dos, es­to no de­be ser un te­ma me­cá­ni­co, sino con­cep­tual, por­que la alian­za pro­gre­sis­ta es pa­ra de­fen­der la paz.

¿Có­mo le sen­ta­ron los ata­ques de Var­gas Lle­ras?

Es­to pin­ta muy du­ro, lleno de in­sul­tos y tam­bién de ase­ve­ra­cio­nes fal­sas. Cla­ra­men­te, eso de me­ter­me en el ca­nas­to de la iz­quier­da so­lo tie­ne un pro­pó­si­to elec­to­ral, pe­ro es al­go ex­tra­or­di­na­ria­men­te in­ve­ro­sí­mil. Me sien­to un li­be­ral igua­li­ta­rio, un li­be­ral pro­gre­sis­ta y no me voy a de­jar sa­car de ahí.

Tam­po­co voy a res­pon­der esos ata­ques, sien­to que eso no tie­ne mu­cho sen­ti­do. As­pi­ro a una cam­pa­ña re­fle­xi­va, en la que los co­lom­bia­nos ten­gan opor­tu­ni­dad de me­di­tar so­bre el fu­tu­ro de Co­lom­bia.

Apar­te de ser ne­go­cia­dor de la paz, ¿qué más le pue­de ofre­cer al país?

Sos­ten­go que el acuer­do tie­ne dis­cu­sio­nes, al­gu­nas que son le­gí­ti­mas, otras no tan­to, pe­ro di­jé­ra­mos que eso ha­ce par­te del ejer­ci­cio de­mo­crá­ti­co. Sin em­bar­go, eso ya exis­te y, al con­tra­rio, lo que aho­ra afron­ta­mos es una fa­se dis­tin­ta: lo­grar una paz fir­me que ape­nas co­mien­za. El te­ma de la paz va a com­pro­me­ter la ener­gía del país du­ran­te la pró­xi­ma dé­ca­da o dé­ca­da y me­dia, por eso me pa­re­ce tan pe­li­gro­so echar pa­ra atrás.

¿Có­mo con­si­go eso? Pues nu­trien­do la paz con ele­men­tos que es­tán más li­ga­dos a la vi­da co­ti­dia­na, co­mo el te­ma de la se­gu­ri­dad. La opor­tu­ni­dad que brin­da no es­tar­se ‘echan­do ba­la’ con las Farc es ro­bus­te­cer los me­ca­nis­mos de se­gu­ri­dad en las re­gio­nes.

Por ejem­plo, el em­pleo en la na­tu­ra­le­za ha cre­ci­do mu­cho y esa es una fuen­te enor­me de tra­ba­jo. Me pa­re­ce que Co­lom­bia pue­de ser una po­ten­cia en tu­ris­mo na­tu­ral... Así es que voy tra­ba­jan­do con to­dos los te­mas y re­co­gien­do las pro­pues­tas que pre­sen­ta­ré en no­viem­bre.

¿Có­mo ve la ne­go­cia­ción con el Eln?

Esa es una ne­go­cia­ción muy di­fí­cil. Es un pro­ce­so en el que el ce­se al fue­go es muy exi­to­so, oja­lá se man­ten­ga. Hay una de­cla­ra­ción con­jun­ta del Eln y las Farc so­bre su com­pro­mi­so re­no­va­do con la paz, así que con­fia­ría en que lo­gre­mos re­don­dear esa fae­na y te­ner una paz com­ple­ta.

¿Qué se le res­pon­de a los que di­cen que es­tán mal im­ple­men­ta­dos los acuer­dos?

En efec­to, ha ha­bi­do pro­ble­mas. Nun­ca pen­sa­mos que es­to fue­ra una ta­rea sen­ci­lla y más, cuan­do hay un am­bien­te po­lí­ti­co tan ad­ver­so. Hay in­efi­ca­cia del Go­bierno y pro­ble­mas po­lí­ti­cos en el Con­gre­so, en don­de se ha de­bi­li­ta­do la ma­yo­ría que apo­ya los desa­rro­llos nor­ma­ti­vos. Creo que, en me­dio de tan­ta dis­cu­sión, va­mos só­li­da­men­te en el ca­mino co­rrec­to.

Lo que pien­so es que hay ries­gos, por­que exis­ten fuer­zas po­lí­ti­cas im­por­tan­tes que tie­nen pe­so en la opi­nión y pro­po­nen vol­ver tri­zas o dar un pa­so atrás.

¿Qué le res­pon­de a los que di­cen que hi­zo cam­pa­ña des­de la me­sa de ne­go­cia­ción con las Farc?

Nun­ca di­je que era can­di­da­to. Lo re­cha­cé con vehe­men­cia en el es­ce­na­rio de La Ha­ba­na. Es real­men­te in­ve­ro­sí­mil que es­tu­vie­ra or­ga­ni­zan­do una cam­pa­ña po­lí­ti­ca des­de un pro­ce­so de paz por el que na­die da­ba cin­co cen­ta­vos. ¡Es un chis­te! Lue­go de ter­mi­nar la mi­sión, no­ti­fi­qué que ha­bía cul­mi­na­do mi pro­ce­so y los co­lom­bia­nos me em­pe­za­ron a agra­de­cer. Ade­más, se me ha­ce una teo­ría es­tram­bó­ti­ca el he­cho de que el úni­co co­lom­biano que no pue­da con­ver­tir­se en pre­si­den­te sea yo.

¿Us­ted es el can­di­da­to de la Uni­dad Na­cio­nal y del Go­bierno pa­ra de­fen­der los acuer­dos de paz?

No soy el can­di­da­to del Go­bierno ni de San­tos, ni de la Uni­dad Na­cio­nal, ni ten­go ma­qui­na­ria. No hay un so­lo fun­cio­na­rio en la nó­mi­na gu­ber­na­men­tal que sea mío.

No ma­ne­jo cuo­tas ni ho­jas de vi­da, ni in­cu­rro en ac­tos de clien­te­lis­mo.

Si no es con­sul­ta, ¿le sue­na la en­cues­ta?

Me pa­re­ce que es­ta es una dis­cu­sión im­por­tan­te, pe­ro no tan im­por­tan­te co­mo lo esen­cial, que es ha­cia dón­de de­be mar­car el li­be­ra­lis­mo. As­pi­ro a ser el can­di­da­to del li­be­ra­lis­mo pa­ra, pri­me­ro, li­de­rar un pro­ce­so de re­no­va­ción del Par­ti­do Li­be­ral, no pa­ra que sea el mis­mo par­ti­do con los mis­mos vi­cios del pa­sa­do.

En se­gun­do lu­gar, pa­ra pre­ser­var una alian­za pro­gre­sis­ta por la paz. Veo la can­di­da­tu­ra del Par­ti­do Li­be­ral co­mo un es­ca­lón pa­ra con­for­mar una coa­li­ción mu­cho más gran­de.

“Veo la can­di­da­tu­ra del Par­ti­do Li­be­ral co­mo un es­ca­lón pa­ra con­for­mar una coa­li­ción mu­cho más gran­de”

|JUAN PA­BLO PINO - PUBLIMETRO

|JUAN PA­BLO PINO - PUBLIMETRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.