Co­lom­bia­nos afec­ta­dos por Ir­ma quie­ren un nue­vo ini­cio

Es­tas son las vo­ces de quie­nes tie­nen que de­vol­ver­se y de quie­nes quie­ren ini­ciar de nue­vo tras la de­vas­ta­ción de Ir­ma

Publimetro Medellin - - Nación - NATALIA MAR­TÍ­NEZ natalia.mar­ti­nez@publimetro.co

Las no­ti­cias en los ca­na­les eran evi­den­tes. El hu­ra­cán Ir­ma iba a pa­sar por en­ci­ma de la is­la San Mar­tín, ubi­ca­da en el Ca­ri­be y muy cer­ca­na a Puer­to Ri­co. La que fue una pa­ra­di­sia­ca is­la, con mu­cha afluen­cia de tu­ris­tas y ri­ca cul­tu­ral­men­te, en par­te por tener una par­te ho­lan­de­sa y otra fran­ce­sa, hoy es un te­rreno de­vas­ta­do.

“No vi­vo en la is­la. Lle­gué ha­ce más de un mes a ha­cer unos trá­mi­tes que tie­nen que ver con la sa­lud de mi her­ma­na, unos do­cu­men­tos en su em­pre­sa y lle­gó el hu­ra­cán. No se ima­gi­nan lo que fue eso. To­da la is­la que­dó de­vas­ta­da, los hos­pi­ta­les que­da­ron da­ña­dos”, cuen­ta Hu­go Si­ma­na­ca, ba­rran­qui­lle­ro re­pa­tria­do por la Can­ci­lle­ría, en el gru­po de 51 co­lom­bia­nos que lle­gó el miér­co­les.

La reali­dad es du­ra por­que mu­chos co­lom­bia­nos en­con­tra­ron en es­tos te­rri­to­rios del ultramar eu­ro­peo una sa­li­da la­bo­ral tras el au­ge del tu­ris­mo.

Si­ma­na­ca cuen­ta que tie­ne dos her­ma­nas que vi­ven en la is­la des­de ha­ce más de 18 años. Una tie­ne un hi­jo ma­yor de edad, que no qui­so de­vol­ver­se de San Mar­tín por cui­dar las po­cas co­sas que les que­dan y que con tan­to tra­ba­jo con­si­guie­ron.

“Las ca­sas que­da­ron des­trui­das. Us­ted sa­be que ahí ha­bía ca­sas por­que ve el te­cho y una pa­red y las co­sas re­ga­das, pe­ro de lo bo­ni­to que eso era no que­dó na­da”, cuen­ta Si­ma­na­ca.

Los re­por­tes ofi­cia­les ha­blan de que por lo me­nos el 60% de la is­la que­dó des­trui­da. Los bos­ques, que le da­ban el to­que ver­de y na­tu­ral, pa­re­cie­ran ha­ber si­do que­ma­dos, se­gún quie­nes lo vi­vie­ron de pri­me­ra mano.

“El hu­ra­cán nos pa­só por en­ci­ma. ¡Los vien­tos! No sé có­mo ex­pli­car­los. Pa­re­cía que le­van­ta­ban la ca­sa com­ple­ta, que nos íba­mos con to­do e is­la a vo­lar”, afir­ma el ba­rran­qui­lle­ro.

Y es que los me­teo­ró­lo­gos cuen­tan que Ir­ma lle­gó con tal fuer­za, que al in­te­rior ha­bía pe­que­ños hu­ra­ca­nes, que ha­cían que los vien­tos fue­ran más pe­li­gro­sos que de cos­tum­bre. Es­to afec­tó la in­fra­es­truc­tu­ra de la is­la y, por su­pues­to, la vi­da se de­tu­vo.

“Fue una ex­pe­rien­cia te­rri­ble. Una co­sa que no qui­sie­ra vi­vir nun­ca más. Tu­vi­mos que sal­var a nues­tros hi­jos. El mar­tes en ra­dio es­cu­cha­mos al cón­sul di­cien­do que nos iban a ayu­dar a vol­ver a Co­lom­bia”, cuen­ta Mag­da, dam­ni­fi­ca­da en el país.

El di­rec­tor de Asun­tos Con­su­la­res de la Can­ci­lle­ría co­lom­bia­na, Javier Da­río Hi­gue­ra, ase­gu­ró que des­de el Go­bierno, con ayu­da de las Fuer­zas Mi­li­ta­res, in­ten­ta­ron co­la­bo­rar­les a los co­lom­bia­nos que so­li­ci­ta­ron ayu­da y que ne­ce­si­ta­ban ser au­xi­lia­dos o re­ubi­ca­dos en nues­tro país.

“Ha si­do un pro­ce­so muy com­ple­jo por la mag­ni­tud del desas­tre en la is­la: no hay co­mu­ni­ca­ción, en­ton­ces ate­rri­zar no fue tan fá­cil, pe­ro lo­gra­mos traer al país 103 per­so­nas que ne­ce­si­ta­ban ayu­da y que aho­ra se es­tán reaco­mo­dan­do en va­rias par­tes de Co­lom­bia y les es­ta­mos pres­tan­do ayu­da para eso”, afir­mó.

“Es­ta­mos muy agra­de­ci­dos to­dos por­que igual es una si­tua­ción muy di­fí­cil, hay mu­cha gen­te sin ca­sa, sin luz, sin agua y pues así sea de a po­qui­tos, lo que nos trai­gan es una gran ayu­da para no­so­tros”, con­tó Johan Va­re­la, dam­ni­fi­ca­do y quien tu­vo que traer a su fa­mi­lia y de­jar su ca­sa y su tra­ba­jo en la is­la. La de­vas­ta­ción en San Mar­tín es gran­de, pe­ro mu­chos se que­da­ron. “Los jóvenes se van para allá por­que ha­bía mucho tra­ba­jo en cons­truc­ción. En­ton­ces va­rios se que­da­ron a ayu­dar para la re­cons­truc­ción de la is­la. “Va a ser du­ro vol­ver a co­men­zar. Se per­dió mucho. Es­ta­mos agra­de­ci­dos por­que te­ne­mos la vi­da y eso es lo más im­por­tan­te, pe­ro mu­cha gen­te, mu­chos her­ma­nos co­lom­bia­nos lo per­die­ron to­do. Años de es­fuer­zo se fue­ron por un desas­tre na­tu­ral que uno no se ima­gi­na que va a su­ce­der”, cuen­ta Si­ma­na­ca.

“Las ca­sas que­da­ron des­trui­das. Us­ted sa­be que ahí ha­bía ca­sas por­que ve el te­cho y una pa­red”

103

|EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.