La con­ser­va­ción

Semana Sostenible - - IMPACTO -

pre­mon­tano y las cua­tro res­tan­tes sir­ven pa­ra pro­duc­ción agrí­co­la sos­te­ni­ble, alo­ja­mien­to y sen­de­ros pa­ra turistas. “Pa­ra po­der man­te­ner eco­nó­mi­ca­men­te la re­ser­va yo tra­ba­ja­ba en Me­de­llín y re­gre­sa­ba a La Za­fra so­lo los fi­nes de se­ma­na por­que que­da a cin­co ho­ras de la ciudad; mien­tras tan­to mi es­po­so se que­da­ba tra­ba­jan­do aquí. El di­ne­ro que re­ci­bi­mos por con­ser­var nos per­mi­te te­ner un in­gre­so ex­tra pa­ra po­der man­te­ner­nos y con­ser­var la re­ser­va”, co­men­ta Lo­re­na.

En Co­lom­bia el con­cep­to de los PSA no es nue­vo. Des­de ha­ce 20 años el Es­ta­do ha crea­do in­cen­ti­vos pa­ra pro­mo­ver la con­ser­va­ción co­mo el Cer­ti­fi­ca­do de In­cen­ti­vo Fo­res­tal a la Con­ser­va­ción (CIF), en el cual se re­co­no­ce el costo en el que in­cu­rre un pro­pie­ta­rio por con­ser­var en su pre­dio eco­sis­te­mas bos­co­sos o in­ver­tir en nue­vas plan­ta­cio­nes fo­res­ta­les. Por su par­te, el pro­gra­ma Fa­mi­lias Guar­da­bos­ques ofre­ce in­gre­sos eco­nó­mi­cos y apo­yo téc­ni­co pa­ra pro­yec­tos pro­duc­ti­vos a fa­mi­lias en ries­go de sem­brar cul­ti­vos ilí­ci­tos. Ac­tual­men­te, los re­cur­sos de los es­que­mas PSA vie­nen no so­lo del Es­ta­do sino de la em­pre­sa pri­va­da y de las per­so­nas na­tu­ra­les.

Moi­sés Mar­tí­nez Tin­ja­cá fue el pri­mer cam­pe­sino vin­cu­la­do a un es­que­ma PSA en San­tan­der. Se­gún él, en su fin­ca de 31 hec­tá­reas no hay ex­plo­ta­ción de nin­gún re­cur­so. “Ten­go seis ca­be­zas de ga­na­do pe­ro no más. Con el di­ne­ro he po­di­do me­jo­rar mi ca­sa, aho­ra te­ne­mos co­ci­na a gas y me pue­do de­di­car a otras co­sas. Yo soy agri­cul­tor y tam­bién sé al­go de construcción, pe­ro tra­ba­jo en otras fin­cas por­que la mía la de­jo quie­ta pa­ra que crez­ca el bos­que. Es­te ti­po de pro­gra­mas de­be­rían ex­ten­der­se por­que ha­cen que los cam­pe­si­nos nos que­ra­mos que­dar, en vez de ir­nos a la ciudad”.

Sin em­bar­go, po­cos co­no­cen es­tas ini­cia­ti­vas. De acuer­do con Jai­me An­drés Gar­cía, di­rec­tor de Mas­bos­ques, so­lo 400 per­so­nas na­tu­ra­les han apor­ta­do du­ran­te los tres años de exis­ten­cia del es­que­ma BANCO2. De ahí que sea ne­ce­sa­rio di­se­ñar es­tra­te­gias pa­ra dar a co­no­cer es­tos pro­gra­mas y con­cien­ti­zar a la población so­bre el de­ber de en­men­dar el da­ño oca­sio­na­do por la con­ta­mi­na­ción.

“La sos­te­ni­bi­li­dad de los PSA es­tá ga­ran­ti­za­da si los cam­pe­si­nos re­ci­ben apo­yo su­fi­cien­te pa­ra se­guir con pro­yec­tos pro­duc­ti­vos por su cuen­ta cuan­do ya no ha­gan par­te de los es­que­mas. Tam­bién se tra­ta de cam­biar el chip y pen­sar que la con­ser­va­ción es un pro­yec­to pro­duc­ti­vo de lar­go alien­to”, di­ce Car­los Ma­rio Zu­lua­ga, di­rec­tor de Cor­na­re y aña­de que “cui­dar el medioambiente es el me­jor negocio; ne­ce­si­ta­mos el agua y el oxí­geno pa­ra to­do y en esa me­di­da la con­ser­va­ción no es una la­bor de dos o tres años sino de to­da la vi­da”.

Jus­to ese es uno de los gran­des re­tos de los pro­gra­mas de pa­go por ser­vi­cios am­bien­ta­les: ase­gu­rar que des­pués de fi­na­li­za­da la in­ter­ven­ción, los cam­pe­si­nos si­gan con un pro­yec­to sos­te­ni­ble a lar­go pla­zo. Ade­más, la sos­te­ni­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de los es­que­mas PSA pro­vie­ne en gran me­di­da del com­pro­mi­so de las em­pre­sas que com­pen­san pues de­trás de es­ta la­bor tam­bién hay be­ne­fi­cios co­mo exen­ción de im­pues­tos y ge­ne­ra­ción de va­lor agre­ga­do por el re­co­no­ci­mien­to a su res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, am­bien­tal y em­pre­sa­rial.

La sos­te­ni­bi­li­dad es­tá ga­ran­ti­za­da si los cam­pe­si­nos con­ti­núan con los pro­yec­tos

Izquierda: Moi­sés Mar­tí­nez y su fa­mi­lia de­di­ca­ron gran par­te de sus tie­rras a la con­ser­va­ción. Arri­ba: Edi­son Ar­bo­le­da y Lo­re­na Du­que ade­más de con­ser­var 26 de las 30 hec­tá­reas de su pre­dio, im­pul­san el tu­ris­mo sos­te­ni­ble en su re­ser­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.