Go­bierno ‘pa­tea’ su deu­da a más de 5 años

Ca­si la mi­tad de las emi­sio­nes de Ha­cien­da son de lar­go pla­zo y, aun­que eso le qui­ta pre­sión a las ta­sas de in­te­rés, ele­va el pe­so del en­deu­da­mien­to

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ser­gio Mo­ra­les Cha­va­rría smo­ra­les@el­fi­nan­cie­rocr.com

En los úl­ti­mos cin­co años y me­dio, el Go­bierno ha pre­fe­ri­do am­pliar el pla­zo de su deu­da y prác­ti­ca­men­te “pa­tear” ha­cia ade­lan­te sus obli­ga­cio­nes eco­nó­mi­cas.

En­tre el 2012 y el 2015, más de la mi­tad de los bo­nos emi­ti­dos por el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da tie­nen un ven­ci­mien­to su­pe­rior a los cin­co años. Vea grá­fi­co “Pla­zo de las emi­sio­nes”.

In­clu­so, los ven­ci­mien­tos a más de 20 años han em­pe­za­do a co­brar re­le­van­cia en la es­truc­tu­ra de emi­sión del Go­bierno, se­gún da­tos re­co­pi­la­dos por EF del mer­ca­do pri­ma­rio de deu­da in­ter­na (subas­tas, can­jes y subas­tas in­ver­sas), con la su­ma de deu­da ex­ter­na bo­ni­fi­ca­da.

Es­to se co­no­ce co­mo alar­gar el pla­zo pro­me­dio de la deu­da y tie­ne co­mo re­sul­ta­do in­me­dia­to una re­duc­ción en el pe­so de las obli­ga­cio­nes que ten­ga Ha­cien­da en el cor­to pla­zo y, de cier­ta ma­ne­ra, “com­pra” tiem­po pa­ra de­ter­mi­nar qué ha­rá cuan­do ten­ga que pa­gar ese vo­lu­men de bo­nos.

La es­tra­te­gia no es sor­pre­si­va.

En el plan de co­lo­ca­ción da­do a co­no­cer el pa­sa­do 2 de mar­zo, las au­to­ri­da­des ha­cen­da­rias in­sis­tie­ron en que es­ta­rán con­cen­tra­do en cap­tar re­cur­sos a más de tres años, mien­tras que en los pla­zos más cor­tos ope­ra­rá el Ban­co Cen­tral, que bus­ca re­cur­sos co­mo par­te de su po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria.

Al evi­tar los pa­gos o re­ne­go­cia­cio­nes en el cor­to pla­zo, se ge­ne­ra otro efec­to que es la me­nor pre­sión so­bre las ta­sas de in­te­rés en el mer­ca­do lo­cal.

El ape­ti­to de Ha­cien­da se orien­ta ha­cia re­cur­sos en los que no com­pi­ten otras en­ti­da­des del sis­te­ma fi­nan­cie­ro (co­mo los ban­cos) y, por lo tan­to, no ocu­rre el de­no­mi­na­do es­tru­ja­mien­to del mer­ca­do.

Por el mo­men­to, o al me­nos du­ran­te es­te año, la es­tra­te­gia ha da­do re­sul­ta­do, pues los in­tere­ses han te­ni­do una ten­den­cia a la ba­ja.

Así se ob­ser­va en la ten­den­cia de la Ta­sa Bá­si­ca Pa­si­va y la curva de ren­di­mien­to de Cos­ta Ri­ca cal­cu­la­da por el Ban­co Cen­tral de los úl­ti­mos me­ses, la cual se ha des­pla­za­do ha­cia aba­jo en to­dos los pla­zos, en­tre oc­tu­bre del 2015 y ma­yo del 2016.

Una par­te im­por­tan­te de ese au­men­to en el pla­zo ge­ne­ral lo apor­ta­ron las emi­sio­nes de eu­ro­bo­nos, que fue­ron lan­za­dos en­tre el 2012 y el 2015. El me­nor de los pla­zos de esa deu­da fue a 10 años y má­xi­mo fue de 30 años, al­go que Cos­ta Ri­ca nun­ca ha­bía in­ten­ta­do.

Pa­ra esos años, se su­ma­ron $1.000 mi­llo­nes a la deu­da pe­ro con ven­ci­mien­tos a par­tir del 2023, 2025, 2043, 2044 y 2045.

Por aho­ra, ese es el año de ca­du­ci­dad y el Go­bierno de ese mo­men­to ten­drá que de­ter­mi­nar pa­gar esos bo­nos.

Siem­pre hay un pre­cio

No obs­tan­te, ti­rar “la bo­la” ha­cia ade­lan­te tie­ne un pre­cio.

Pa­ra los ins­tru­men­tos de deu­da, cuan­to ma­yor sea el pla­zo, ma­yor de­be ser el in­te­rés que se ofrez­ca de­bi­do al au­men­to del ries­go; tam­bién se­rá ma­yor el tiem­po en que el emi­sor, en es­te ca­so el Go­bierno, pa­gue in­tere­ses.

De esa ma­ne­ra, las fi­nan­zas pú­bli­cas se ven im­pac­ta­das al te­ner que pa­gar ma­yo­res ren­di­mien­tos a lo lar­go de más años, en com­pa­ra­ción con ha­cer es­truc­tu­ra­cio­nes a me­nor pla­zo.

El efec­to es cla­ro en el ru­bro de pa­go de in­tere­ses en los úl­ti­mos años, pues ha ve­ni­do en au­men­to al pun­to que el in­cre­men­to en­tre el 2010 y el 2015 fue de un 98%.

Éd­gar Aya­les, ex­mi­nis­tro de

La mi­tad a más pla­zo

Pe­rio­dos de ven­ci­mien­tos de los bo­nos de deu­da emi­ti­dos en ca­da año. Pla­zo de las emi­sio­nes Fuen­te: EF con da­tos de la BNV y Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.