Cor­tes de agua pla­ni­fi­ca­dos afec­tan a más abo­na­dos

85% de los cor­tes de agua du­ran­te el 2015 se pro­gra­ma­ron en­tre las 6 a. m. y las 12 m. d.

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Da­niel Salazar Mu­ri­llo da­niel.salazar@el­fi­nan­cie­rocr.com

“75.300 abo­na­dos de Ti­bás, Moravia y Goi­coe­chea no ten­drán agua hoy mar­tes en­tre las 7 a. m. y las 4 p. m. Se­gún Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­dos (AyA), la sus­pen­ción se de­be a la ins­ta­la­ción de vál­vu­las, la­bo­res de lim­pie­za y desafec­ta­ción de una plan­ta .... ”

¿Le re­sul­ta co­no­ci­da es­ta no­ti­cia? No es ra­ro. El año pa­sa­do el AyA reali­zó más de 7.500 cor­tes a los ser­vi­cios de agua en el país: 891 de ellos pla­ni­fi­ca­dos.

To­dos las sus­pen­sio­nes del ser­vi­cio afec­ta­ron a más de 2,8 mi­llo­nes de co­ne­xio­nes (in­clui­das aque­llas que se vie­ron per­ju­di­ca­das en más de una vez) en to­das las zo­nas ad­mi­nis­tra­das por el AyA

¿En qué ho­ra­rios sue­len ocu­rrir las sus­pen­cio­nes? ¿Cuán­to sue­len tar­dar? ¿En qué re­gión ocu­rren? EF ela­bo­ró un es­tu­dio ba­sa­do en los re­gis­tros es­ta­dí­ti­cos de la ins­ti­tu­ción acer­ca de cor­tes de agua eje­cu­ta­dos el año pa­sa­do. To­me no­ta.

Más afec­ta­cio­nes, más tiem­po

En ge­ne­ral, si un cor­te es pla­ni­fi­ca­do tien­de a afec­tar a más per­so­nas, por más tiem­po.

Du­ran­te el 2015, en to­do el país, ca­da cor­te pre­vis­to ten­día a afec­tar a una me­dia de 1.006 usua­rios, mien­tras que ca­da im­pre­vis­to afec­ta­ba a so­lo unos 298.

Es de­cir, se re­quie­ren de tres cor­tes im­pre­vis­tos pa­ra po­der al­can­zar la afec­ta­ción pro­me­dio de uno pla­ni­fi­ca­do.

En la Gran Área Me­tro­po­li­ta­na (GAM) una sus­pen­ción afec­ta al do­ble de usua­rios que ve­rían ra­cio­na­li­za­dos sus ser­vi­cios de agua con un cor­te im­pre­vis­to, pe­ro en re­gio­nes co­mo la Hue­tar Atlán­ti­ca, el Pa­cí­fi­co Cen­tral o la Cen­tral Oes­te (que in­clu­ye a Los Chi­les, Acos­ta y par­te de Ala­jue­la), la afec­ta­ción de un cor­te im­pre­vis­to es cua­tro ve­ces me­nor a la de uno pla­ni­fi­ca­do.

Con res­pec­to a la du­ra­ción de los cor­tes, las sus­pen­cio­nes del ser­vi­cio pla­ni­fi­ca­das tam­bién tien­den a tar­dar 30 mi­nu­tos más pa­ra ser re­suel­tas que los im­pre­vis­tas. En pro­me­dio, sue­len ex­ten­der­se por 3 ho­ras y me­dia.

Los da­tos arro­ja­dos por los re­gis­tros del AyA mues­tran que la for­ma de en­fren­tar un cor­te de agua pa­ra un usua­rio de la GAM es par­ti­cu­lar­men­te dis­tin­ta de la del res­to del país.

Por ejem­plo, hay bue­nas no­ti­cias si us­ted es usua­rio del ser­vi­cio del AyA en la re­gión me­tro­po­li­ta­na: allí es más pro­ba­ble que pue­da pre­pa­rar­se an­te los cor­tes, pues la mi­tad de ellos son pla­ni­fi­ca­dos.

Sin em­bar­go, en la GAM las sus­pen­sio­nes tam­bién tar­dan más tiem­po en re­sol­ver­se: ca­si cin­co ho­ras y me­dia, mien­tras que en el res­to del país se tar­da me­nos de tres ho­ras.

Es de­cir, en la GAM los cor­tes de agua se pla­ni­fi­can más, pe­ro tam­bién tar­dan más tiem­po en re­sol­ver­se. Se­gún en­car­ga­dos téc­ni­cos del AyA, el fe­nó­meno es­tá re­la­cio­na­do con la com­ple­ji­dad y el ta­ma­ño de los sis­te­mas, que son mu­cho más ro­bus­tos en el Gran Área Me­tro­po­li­ta­na.

Si us­ted es de una zo­na ex­ter­na a la GAM, los cor­tes de agua du­ra­rán me­nos tiem­po, pe­ro la gran ma­yo­ría de ellos (88%) se­rán im­pre­vis­tos.

Por ejem­plo, so­lo un 7% de los cor­tes de agua en la Re­gión Cen­tral Oes­te re­gis­tra­dos du­ran­te el 2015 fue­ron pla­fi­ni­ca­dos por la ins­ti­tu­ción.

Cor­tes ocu­rren en las ma­ña­nas

El ho­ra­rio ma­tu­tino es, por ex­ce­len­cia, el pre­fe­ri­do por los téc­ni­cos del AyA pa­ra rea­li­zar cor­tes de agua. De he­cho, in­clu­so la sus­pen­sión im­pre­vis­ta tien­de a con­cen­trar­se en ho­ras de la ma­ña­na.

Es­pe­cí­fi­ca­men­te, el ho­ra­rio en que más cor­tes de agua dan ini­cio co­rres­pon­de a las 7 a. m. (un 16% de las sus­pen­cio­nes ini­cian en esa ho­ra).

“Las cua­dri­llas nues­tras en­tran a la­bo­rar nor­mal­men­te a las seis de la ma­ña­na. Mien­tras aco­mo­dan los ma­te­ria­les... nor­mal­men­te ini­cian a las sie­te”, ex­pli­ca el in­ge­nie­ro Ser­gio Nú­ñez, sub­ge­ren­te de Sis­te­mas de la GAM del AyA.

Es una ten­den­cia nor­mal en to­dos los cor­tes del país. Un 85% de las sus­pen­cio­nes de agua re­gis­tra­das por el AyA en el 2015 co­men­za­ron en­tre las 6 a. m. y las 12 m. d. Se tra­ta de ho­ra­rios cla­ves pa­ra la pre­pa­ra­ción de per­so­nas que van a tra­ba­jar y es­tu­diar, o pa­ra el co­mer­cio.

Jor­ge Fi­gue­roa, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de Res­tau­ran­tes y Afi­nes con­si­de­ra que es­te ti­po de con­cen­tra­cio­nes ho­ra­rias les afec­tan eco­nó­mi­ca­men­te pa­ra brin­dar su ser­vi­cio.

“La afec­ta­ción es gran­de si su­ce­de”, ale­ga. “No­so­tros ma­ni­pu­la­mos ali­men­tos, y pa­sa­mos usan­do agua pa­ra la­var ali­men­tos o lim­piar uten­ci­lios. Con el tiem­po, mu­chos ne­go­cios he­mos apren­di­do a es­tar pre­pa­ra­dos, me­dian­te sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to,por­que sa­be­mos qué pue­de su­ce­der”, co­men­ta.

En el AyA hay va­rias ra­zo­nes pa­ra pro­gra­mar los cor­tes en es­tas ho­ras: la con­cen­tra­ción de llu­vias en ho­ra­rios ves­per­ti­nos, la dis­po­ni­bi­li­dad de luz na­tu­ral e –in­clu­so– la po­si­bi­li­dad de te­ner más tiem­po pa­ra ma­nio­brar an­te in­ci­den­tes es im­por­tan­te.

“Aún así, los tra­ba­jos gran­des de man­te­ni­mien­to siem­pre los anun­cia­mos con va­rios días de an­ti­ci­pa­ción”, agre­ga Nu­ñez, del AyA. “Pe­ro a mí tam­bién me pa- re­ce que cual­quier ne­go­cio que re­quie­ra del agua de­be te­ner un al­ma­ce­na­mien­to pro­pio, por cual­quier in­ci­den­te”.

Los ser­vi­cios usual­men­te re­tor­nan unas tres ho­ras des­pués del cor­te de agua: es­pe­cial­men­te en­tre las 12 m. d. y las 5 p. m.

¿Cuán­do?

Si se ana­li­zan los re­gis­tros de cor­tes de agua a ni­vel na­cio­nal, no exis­te una ten­den­cia úni­ca con res­pec­to a cuán­do sue­len ocu­rrir las sus­pen­cio­nes (sean pla­ni­fi­ca­das o no). Sin em­bar­go, si se des­agre­ga la in­for­ma­ción en­tre zo­nas geo­grá­fi­cas, pue­den ob­ser­var­se fuer­tes ten­den­cias.

En la Gran Área Me­tro­po­li­ta­na los cor­tes pre­vis­tos tien­den a con­cen­trar­se bi­mes­tral o tri­mes­tral­men­te: abril, ju­lio, se­tiem­bre y no­viem­bre fue­ron los me­ses con ma­yo­res cor­tes pro­gra­ma­dos (40% de to­dos los cor­tes se re­gis­tra­ron en es­tas fe­chas).

En la mis­ma re­gión, los cor­tes im­pre­vis­tos au­men­tan cuan­do se acer­ca el fi­nal de año: en es­pe­cial en­tre se­tiem­bre y no­viem­bre.

Por ejem­plo, en oc­tu­bre del 2015 se re­gis­tra­ron 38 cor­tes im­pre­vis­tos de agua. Es ne­ce­sa­rio su­mar los cor­tes im­pre­vis­tos de to­do el pri­mer tri­mes­tre pa­ra al­can­zar la mis­ma can­ti­dad.

Fue­ra de la GAM tam­po­co se ob­ser­van co­rre­la­cio­nes cla­ras, pe­ro so­bre­sa­len zo­nas co­mo la Re­gión Brun­ca, don­de el AyA sue­le pro­gra­mar sus cor­tes ha­cia fi­nal de año. En el 2015 un 29% de los cor­tes de es­ta zo­na se pro­gra­ma­ron en enero, de­bi­do a la cor­ta ven­ta­na de épo­ca se­ca que –se­gún el AyA– ofre­ce la re­gión.

En cuan­to a sus­pen­sio­nes im­pre­vis­tas, la Re­gión Cen­tral Oes­te du­pli­có el pro­me­dio de cor­tes re­gis­tra­dos por el res­to del país en­tre enero y ma­yo de 2015.

“Tu­vi­mos mu­chos pro­ble­mas con al­gu­nos po­zos en Ala­jue­la (por Ca­ci­que), y eso nos obli­gó a rea­li­zar mu­chas in­te­rrup­cio­nes. Tam­bién hu­bo mu­cho pro­ble­ma en el sis­te­ma de Pu­ris­cal por des­aco­ple de tu­be­rías, es­pe­cial­men­te”, ex­pli­có el in­ge­nie­ro y vo­ce­ro Ser­gio Nú­ñez, del AyA.■■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.