¿Gin­ma­sia o mag­ne­sia?

El Financiero (Costa Rica) - - Economía Y Política - Rafael Gon­zá­lez le­ga­les@el­fi­nan­cie­rocr.com So­cio de im­pues­tos de De­loit­te

Las cien­cias na­tu­ra­les y so­cia­les se ba­san en re­glas y prin­ci­pios que se acep­tan co­mo vá­li­dos. Esa acep­ta­ción es re­le­van­te en las cien­cias so­cia­les, don­de la con­se­cu­ción de las “le­yes”, por método cien­tí­fi­co, es más di­fí­cil que en el mun­do na­tu­ral. La doc­tri­na pro­du­ci­da es fuen­te de prin­ci­pios.

Esos prin­ci­pios se in­te­gran al or­de­na­mien­to po­si­ti­vo, se yer­guen en pi­la­res pa­ra su apli­ca­ción e in­ter­pre­ta­ción, re­fle­jan el en­ten­di­mien­to de los con­cep­tos y per­mi­te la for­mu­la­ción de re­glas.

Ejem­plos: El im­pues­to so­bre la ren­ta es un im­pues­to di­rec­to; el im­pues­to so­bre las ventas es in­di­rec­to. Más prác­ti­cos: en el im­pues­to de ventas, el co­mer­cian­te es con­tri­bu­yen­te y no agen­te de re­ten­ción. Amor­ti­za­ción y de­pre­cia­ción no son lo mis­mo.

Siem­pre se ha ad­mi­ti­do que los con­cep­tos de exención y no su­je­ción no son lo mis­mo; esa di­fe­ren­cia tie­ne efec­tos prác­ti­cos. Con exención, el im­pues­to na­ce, pe­ro se per­do­na su pa­go. Una em­pre­sa en zo­na fran­ca ge­ne­ra ren­ta que es gra­va­da, pe­ro por ley, no pa­ga el im­pues­to. El asa­la­ria­do re­ci­be una su­ma gra­va­ble; pe­ro por ley, se le per­do­na el pa­go del tra­mo exen­to.

La no su­je­ción es un even­to que el le­gis­la­dor no qui­so gra­var. Por ejem­plo: la lo­te­ría, la he­ren­cia o una in­dem­ni­za­ción. Ese im­pues­to nun­ca na­ció.

En una re­cien­te sen­ten­cia del Tri­bu­nal Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo, esa di­fe­ren­cia no exis­te, cam­bia la in­ter­pre­ta­ción his­tó­ri­ca del ar­tícu­lo 16 de la Ley del Im­pues­to so­bre la Ren­ta. Las ga­nan­cias de ca­pi­tal y las ren­tas ex­tra­te­rri­to­ria­les, en cuan­to ren­tas no su­je­tas, tam­po­co es­ta­ban afec­tas a ese im­pues­to, que so­lo gra­va la ren­ta dis­po­ni­ble, más otras ren­tas gra­va­das o exen­tas.

Di­sen­ti­mos de esa te­sis, y po­ne­mos un ejem­plo del efec­to con­tra­rio de su apli­ca­ción. Los ser­vi­cios que no es­tán en el ar­tícu­lo pri­me­ro de la Ley de ventas son no su­je­tos. Pe­ro si la di­fe­ren­cia no exis­te, y con­si­de­ra­mos que los ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les son exen­tos… ¡en­ton­ces los pro­fe­sio­na­les te­ne­mos de­re­cho a cré­di­to fis­cal!

“Se ha ad­mi­ti­do que los con­cep­tos de exención y no su­je­ción no son lo mis­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.