Apa­ra­tos pi­ra­tas se cue­lan en la vi­tri­na del In­ter­net

Pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos fal­si­fi­ca­dos apro­ve­chan más el ‘e-com­mer­ce’

El Financiero (Costa Rica) - - Tecnología - Kri­sia Chacón Ji­mé­nez kris­sia.cha­con@el­fi­nan­cie­rocr.com

Cer­ca de uno de ca­da cin­co ce­lu­la­res que se co­mer­cia­li­zan in­ter­na­cio­nal­men­te son fal­si­fi­ca­dos, y el In­ter­net sir­ve co­mo una vi­tri­na pa­ra po­si­cio­nar­los.

Los da­tos se des­pren­den de un aná­li­sis pu­bli­ca­do en el 2017 por la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE).

Los apa­ra­tos tec­no­ló­gi­cos son muy ape­te­ci­dos por el co­mer­cio ile­gal, en don­de la pro­pie­dad in­te­lec­tual es vio­la­da, al tiem­po que re­pre­sen­ta un ries­go de se­gu­ri­dad pa­ra los usua­rios.

Los pre­cios ba­jos y la va­rie­dad de pro­duc­tos sir­ven co­mo gan­cho pa­ra quie­nes com­pran en lí­nea.

Se­gún el es­tu­dio Red 506 ela­bo­ra­do por Uni­mer en el 2016 pa­ra EF, in­di­ca que el 77% de los cos­ta­rri­cen­ses co­nec­ta­dos han uti­li­za­do el e-com­mer­ce.

La com­pra de gad­gets y ac­ce­so­rios elec­tró­ni­cos re­pre­sen­ta el 49% de las transac­cio­nes que se efec­túan por In­ter­net.

Ex­per­tos en co­mer­cio di­gi­tal re­co­men­da­ron vi­si­tar si­tios se­gu­ros, leer las va­lo­ra­cio­nes de otros usua­rios y no de­jar­se lle­var por las ofer­tas “de úl­ti­ma ho­ra”.

Fal­si­fi­ca­cio­nes na­dan en la web

El al­to pre­cio de los teléfonos in­te­li­gen­tes y de los ac­ce­so­rios tec­no­ló­gi­cos, así co­mo la in­sa­cia­ble de­man­da de los usua­rios, con­vier­te a es­ta in­dus­tria en un blan­co ape­te­ci­do pa­ra los fal­si­fi­ca­do­res.

En el in­for­me “Tra­de in Coun­ter­feit Goods”, de la OCDE, se re­por­ta que las ba­te­rías pa­ra smartp­ho­nes, car­ga­do­res, tar­je­tas de me­mo­ria y re­pro­duc­to­res de mú­si­ca son to­ma­dos por la pi­ra­te­ría. k Vea grá­fi­co “Pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos fal­si­fi­ca­dos”.

En pro­me­dio, el 6,5% del co­mer­cio glo­bal de pro­duc­tos de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción (TIC) co­rres­pon­de a pro­duc­tos fal­si­fi­ca­dos.

Es­ta si­tua­ción tam­bién ocu­rre con las con­so­las de vi­deo­jue­gos, de las cua­les una de ca­da cua­tro son de ori­gen pi­ra­ta.

“Los pro­duc­tos TIC fal­si­fi­ca­dos plan­tean ries­gos de sa­lud y se­gu­ri­dad, in­te­rrup­cio­nes de servicio y pér­di­da de in­gre­sos pa­ra las em­pre­sas y los go­bier­nos”, ex­pli­có la OCDE.

Los teléfonos fal­si­fi­ca­dos pue­den con­te­ner sus­tan­cias pe­li­gro­sas, al igual que los car­ga­do­res fal­sos que pue­den sig­ni­fi­car ries­gos de in­cen­dio y des­car­gas eléc­tri­cas.

Chi­na es la prin­ci­pal fuen­te de pro­duc­tos TIC fal­si­fi­ca­dos.

Ade­más, ca­si el 43% de los pro­duc­tos TIC fal­sos vio­lan los de­re­chos de pro­pie­dad in­te­lec­tual.

Aun­que el ries­go de ad­qui­rir un pro­duc­to pi­ra­ta tam­bién se co­rre en una tien­da fí­si­ca, los si­tios en In­ter­net fa­ci­li­tan una ven­ta­na a más com­pra­do­res, quie­nes no tie­nen de pri­me­ra mano el pro­duc­to.

Adria­na Pu­li­do, directora de e-com­mer­ce de la tien­da Ba­ru­lu, afir­mó que mu­chas per­so­nas pre­ten­den aho­rrar con las com­pras en lí­nea, sin em­bar­go, en mu­chas oca­sio­nes ter­mi­nan con un dis­po­si­ti­vo fal­so o sin ga­ran­tía.

A con­ti­nua­ción se in­di­can cin­co cla­ves pa­ra que pue­da cui­dar de sus com­pras en lí­nea.

1

Lea. In­fór­me­se acer­ca de los co­men­ta­rios que exis­ten so­bre el ven­de­dor. “Es im­por­tan­te en­ten­der que los ven­de­do­res en Wish, AliEx­press y Mer­ca­do Li­bre son in­de­pen­dien­tes. Es­tas pla­ta­for­mas son in­ter­me­dia­rios y fa­ci­li­ta­do­ras de la transac­ción, por lo que hay que ase­gu­rar­se de que el ven­de­dor ten­ga bue­na repu­tación en la pla­ta­for­ma”, di­jo Pu­li­do.

Así con­cor­dó Cris­top­her Mus­ci, vo­ce­ro re­gio­nal de Cen­troa­mé­ri­ca de OLX, quien di­jo que pa­ra te­ner una ex­pe­rien­cia po­si­ti­va de com­pra es ne­ce­sa­rio sa­ber a quién se le es­tá com­pran­do y en qué con­di­cio­nes.

2

Ven­de­dor y la mar­ca. Ase­gú­re­se de que el ven­de­dor sea un ca­nal au­to­ri­za­do de la mar­ca. En el mer­ca­do de ce­lu­la­res su­ce­de que no se pa­gan los aran­ce­les re­que­ri­dos o in­clu­si­ve hay lo­tes de ce­lu­la­res que iban des­ti­na­dos a un mer­ca­do dis­tin­to de don­de se ven­den.

3

Re­cla­mo de ga­ran­tía. In­fór­me­se acer­ca de cuá­les son los pa­sos a se­guir en ca­so de un de­fec­to de fá­bri­ca.

Pu­li­do se­ña­ló que de na­da sir­ve aho­rrar­se unos dó­la­res al com­prar un ce­lu­lar des­de Chi­na si pa­ra tra­mi­tar la ga­ran­tía hay que en­viar­lo de re­gre­so a Asia. O aun peor, que la ga­ran­tía no exis­ta.

Lea to­das las con­di­cio­nes de la com­pra (cam­bios y tiem­pos de ga­ran­tía).

4

Cui­de su di­ne­ro. En ca­so de que us­ted es­té en busca de un pro­duc­to usa­do o de­ci­da com­prar­le a un ter­ce­ro, es im­por­tan­te que no pa­gue sin an­tes co­no­cer la exis­ten­cia del pro­duc­to y que con quien ha­bló sea efec­ti­va­men­te el due­ño.

“Pro­cu­re ha­cer el pa­go en efec­ti­vo y no en­víe di­ne­ro co­mo ga­ran­tía o abono”, agre­gó Mus­ci.

Los ex­per­tos tam­bién acon­se­jan que si la com­pra es na­cio­nal, en­ton­ces se efec­túe la com­pra con la mo­ne­da lo­cal.

5

Re­vi­se lo que quie­re com­prar. Si las fo­tos del avi­so son ge­né­ri­cas o de ca­tá­lo­go, lo re­co­men­da­ble es que le so­li­ci­te al ven­de­dor que le fa­ci­li­te las fo­tos rea­les del ar­tícu­lo en ven­ta.

Cuan­do le ha­cen en­tre­ga del ar­tícu­lo, re­ví­se­lo y verifique que cuen­te con to­das las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes que fue­ron anun­cia­das así co­mo que el dis­po­si­ti­vo fun­cio­ne co­rrec­ta­men­te.

Se­gún los da­tos de Red 506, la pá­gi­na pre­fe­ri­da por los cos­ta­rrin­cen­ses pa­ra rea­li­zar com­pras en lí­nea es Ama­zon (70% de las res­pues­tas), se­gui­do por Mer­ca­do Li­bre (31%), eBay (30%), Wish (28%), Fa­ce­book (26%), di­rec­ta­men­te de las tien­das de los fa­bri­can­tes (23%) y OLX (21%).

Los re­sul­ta­dos de EF evi­den­cia­ron que del 2015 al 2016 se pa­só de un com­pra­dor tí­mi­do y te­me­ro­so a la ho­ra de brin­dar sus da­tos per­so­na­les en una pla­ta­for­ma, a un usua­rio que por su­pues­to quie­re una pla­ta­for­ma se­gu­ra, pe­ro que ade­más se en­fo­ca en el res­pal­do que ofre­ce el co­mer­cio y la efi­cien­cia en las en­tre­gas.

Lo que el clien­te di­gi­tal exi­ge es in­for­ma­ción útil, res­pues­tas in­me­dia­tas a pre­gun­tas en re­des so­cia­les y si­tios web, así co­mo el cum­pli­mien­to de las ga­ran­tías por par­te del ven­de­dor.■■

ISTOCK PA­RA EF

Los ce­lu­la­res y las con­so­las de vi­deo­jue­gos son los dis­po­si­ti­vos más vul­ne­ra­bles pa­ra ser fal­si­fi­ca­dos y lue­go co­mer­cia­li­za­dos por In­ter­net. Com­pre en si­tios re­co­no­ci­dos y ase­gú­re­se de sa­ber quién es el ven­de­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.