De­ci­sio­nes en me­dio del es­trés

El Financiero (Costa Rica) - - Gerencia - ge­ren­ciaef@el­fi­nan­cie­rocr.com Roy Cam­pos Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Em­pre­sa­ria­les (IEE)

“Ca­da eje­cu­ti­vo en­ten­der có­mo apa­gar sus in­cen­dios y en­fren­tar sus ba­ta­llas”.

A lo lar­go de los años 70 y prin­ci­pios de los 80, el Go­bierno de los EE. UU. ha­bía in­ver­ti­do mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra en­ten­der có­mo sus co­man­dan­tes to­ma­ban de­ci­sio­nes du­ran­te si­tua­cio­nes de ele­va­do es­trés tem­po­ral e in­cer­ti­dum­bre.

Sin em­bar­go,

los apo­yos que se die­ron a los co­man­dan­tes en el cam­po de ba­ta­lla usan­do esos pri­me­ros ha­llaz­gos fue de­cep­cio­nan­te. En 1984 el ejér­ci­to es­ta­dou­ni­den­se con­tra­tó al equi­po de Gary Klein pa­ra en­ten­der me­jor el pro­ce­so cog­ni­ti­vo.

En su li­bro Sour­ces of Po­wer: how peo­ple ma­ke de­ci­sions (1998), Klein ex­pli­ca que du­ran­te mu­chos años se con­si­de­ró la ex­pe­rien­cia co­mo un fac­tor que com­pli­ca­ba los es­tu­dios ex­pe­ri­men­ta­les, por­que ge­ne­ra­ba un ses­go en sus com­por­ta­mien­tos. Pa­ra Klein, es­to no fue un pro­ble­ma: es­tu­dió va­rios equi­pos de bom­be­ros en ac­ción, y eso le per­mi­tió com­pren­der có­mo se po­dría desem­pe­ñar un sol­da­do en com­ba­te.

Klein en­con­tró que, en cues­tión de se­gun­dos, los bom­be­ros to­man de­ci­sio­nes que in­vo­lu­cran la vi­da de mu­chas per­so­nas, in­clu­yen­do la de ellos mis­mos y sus equi­pos. Mu­chas las to­man de dos ma­ne­ras: por ana­lo­gía, es de­cir, to­man ex­pe­rien­cias pa­sa­das y las tra­tan de mo­di­fi­car se­gún los re­que­ri­mien­tos de si­tua­cio­nes ac­tua­les; o por ge­ne­ra­ción de pro­to­ti­pos, o sea, crean un pa­trón de com­por­ta­mien­to du­ran­te la mis­ma si­tua­ción que es­tán en­fren­tan­do.

En es­te pro­ce­so

de re­co­no­ci­mien­to de to­ma de de­ci­sio­nes, la ex­pe­rien­cia per­mi­te iden­ti­fi­car una reac­ción ra­zo­na­ble en el pri­mer mo­men­to en que en­cuen­tra una so­lu­ción apro­pia­da, de ma­ne­ra que no se di­va­ga bus­can­do más al­ter­na­ti­vas. No es al­go perverso, sino que es una des­tre­za.

Los es­tu­dios de Klein fue­ron apli­ca­dos a equi­pos en he­li­cóp­te­ros Black­hawk, tan­ques de gue­rra M-1, bu­ques, y lue­go die­ron so­por­te a al­tos man­dos mi­li­ta­res. Tam­bién han si­do de gran apor­te pa­ra la ac­ción directiva. Co­rres­pon­de a ca­da eje­cu­ti­vo en­ten­der có­mo apa­gar sus in­cen­dios y en­fren­tar sus ba­ta­llas em­pre­sa­ria­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.