Ley in­vi­ta a di­sol­ver so­cie­da­des

Tran­si­to­rio es­ta­ble­ce con­di­cio­nes

El Financiero (Costa Rica) - - PORTADA - An­drea Rodríguez Val­ver­de an­drea.rodriguez@el­fi­nan­cie­rocr.com

Tran­si­to­rio otor­ga un año pa­ra tras­la­dar bie­nes sin pa­gar tri­bu­tos

El tran­si­to­rio III de la nue­va Ley del im­pues­to a so­cie­da­des N.° 9.428 ha­ce un lla­ma­do a quie­nes cuen­ten con una per­so­na ju­rí­di­ca ex­clu­si­va­men­te pa­ra la te­nen­cia de bie­nes y quie­ran pres­cin­dir de ella.

Has­ta ma­yo del 2018, los im­pues­tos de tras­pa­so, de tim­bres y de­re­chos re­gis­tra­les, de bie­nes mue­bles e in­mue­bles, es­ta­rán exo­ne­ra­dos pa­ra aque­llos que quie­ran tras­pa­sar­los de una per­so­na ju­rí­di­ca inac­ti­va a otra so­cie­dad o per­so­na fí­si­ca. k Vea re­cua­dro “Tran­si­to­rio pre­ci­so”.

Si bien el tex­to de la nor­ma no ex­pli­ca el ob­je­ti­vo que se per­si­gue con la con­si­de­ra­ción, Ran­dall Ma­driz, abo­ga­do es­pe­cia­lis­ta en de­re­cho tri­bu­ta­rio de la fir­ma Pacheco Co­to, es del cri­te­rio que se tra­ta de una opor­tu­ni­dad pa­ra que la Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria re­duz­ca el por­cen­ta­je de mo­ro­si­dad u eva­sión del im­pues­to.

“La Ad­mi­nis­tra­ción nos es­tá di­cien­do: si tie­ne bie­nes ins­cri­bi­bles a nom­bre de so­cie­da­des pe­ro no quie­re pa­gar el im­pues­to por­que lo con­si­de­ra una car­ga, sa­que los bie­nes de esa so­cie­dad y pro­ce­da a di­sol­ver­la”, de­ta­lla Ma­driz.

La in­vi­ta­ción del fis­co tam­bién es­tu­vo pre­sen­te en la pri­me­ra ver­sión de la Ley, que fue de­cla­ra in­cons­ti­tu­cio­nal en el 2015. Sin em­bar­go, no se pre­ci­san datos de cuán­ta acep­ta­ción tu­vo el tran­si­to­rio en ese mo­men­to.

Inac­ti­vas do­mi­nan

De acuer­do con los más re­cien­tes datos pu­bli­ca­dos por la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE), a mar­zo del 2015, apro­xi­ma­da­men­te el 73% de las so­cie­da­des cos­ta­rri­cen­ses res­pon­de a per­so­nas ju­rí­di­cas inac­ti­vas.

A cri­te­rio de Ger­man Mo­ra­les, socio de im­pues­tos de De­loit­te, ese ele­va­do nú­me­ro de so­cie­da­des inac­ti­vas res­pon­de al pa­re­cer po­pu­lar de crear una so­cie­dad pa­ra res­guar­dar los bie­nes más va­lio­sos de cual­quier ti­po de ame­na­za, sea es­ta un gra­va­men u em­bar­go, por ejem­plo.

“Aho­ra, de­cir que uno pro­te­ge ese bien al 100% por es­tar den­tro de una so­cie­dad no es del to­do co­rrec­to. Y eso tam­bién se de­be to­mar en con­si­de­ra­ción”, aña­dió Mo­ra­les.

Le­gal al fin

Aun­que el be­ne­fi­cio es­tá da­do, es- tá cla­ro que la te­nen­cia de una so­cie­dad pa­ra la pro­tec­ción del pa­tri­mo­nio es to­tal­men­te le­gal.

Por el con­tra­rio, pa­ra Ma­driz, la dis­cu­sión de­be­ría cen­trar­se en mi­grar ha­cia una mar­co ju­rí­di­co mo­derno, don­de se con­tem­ple la re­gu­la­ción de es­te ti­po de so­cie­da­des –las pa­tri­mo­nia­les– co­mo en ju­ris­dic­cio­nes más avan­za­das (co­mo el ca­so de Es­pa­ña).

Así, que­da­rá en­ton­ces a cri­te­rio de los due­ños de ca­da so­cie­dad si se ape­gan o no al tran­si­to­rio.

En­ton­ces, pre­gún­te­se: ¿Son tan va­lio­sos mis bie­nes co­mo pa­ra asu­mir el pa­go del tri­bu­to?

WILBERTH HER­NÁN­DEZ ARCHIVO

Una so­cie­dad pa­tri­mo­nial tie­ne la ma­yor par­te de su ac­ti­vo for­ma­do por va­lo­res o un 50% del ac­ti­vo no es­tá afec­ta­do por una ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.